Martes, 23 de Enero de 2018
16:16 CET.
Represión

La UNPACU denuncia un fuerte operativo contra disidentes que celebraban una 'cena fraterna'

Archivado en

El régimen empleó este domingo fuerzas especiales para acabar con una "cena fraterna" que realizaban Damas de Blanco y activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, informaron testigos y opositores en varios audios publicados en Youtube.

Según José Daniel Ferrer, uno de los líderes de la UNPACU, más de 30 disidentes y Damas de Blanco fueron detenidos y golpeados en un suceso que provocó protestas de los residentes en la zona.

Ferrer dijo que los activistas habían comprado un cerdo y lo habían asado. La cena, en la casa de Yasmani Magaña y Mileidy Maceo, se realizaba para agradecer a vecinos y amigos que habían mostrado su solidaridad en los últimos días al matrimonio, bajo "intensa represión por su destacado activismo pacífico".

El líder de la UNPACU afirmó que la vivienda fue "asaltada" por la Policía y "boinas negras" (fuerzas especiales).

"Derribaron la puerta y, a golpes, sacaron a los que estaban dentro. Derribaron todo lo que encontraron (…) rompieron cuanto pudieron, tiraron al piso refrigerador, televisor, radioreceptores (…) Más tarde continuaron deteniendo a los activistas que iban acercándose al lugar con la intención de protestar por la violencia contra los primeros en ser detenidos", dijo Ferrer.

Según su versión y la de otros opositores, las fuerzas especiales llevaron armas largas al lugar de las detenciones.

"Acabaron, dieron golpes a matar", dijo Keila Ramos, una de las arrestadas.

"Esto ha sido horroroso (…) Asaltaron la casa, han roto las paredes, han roto el armario, todo lo que había ahí está tirado en el suelo, se llevaron a todos los que estaban allí (…) les han dado golpes para matarlos, los han arrastrado, le han dado por la cara a las mujeres, por donde quiera", detalló una testigo que no fue identificada.

La adolescente Martha Beatriz Ferrer Cantillo, de 15 años, que también fue detenida y golpeada, relató una protesta de vecinos de Palmarito de Cauto cuando las fuerzas especiales intentaron detener a un joven que se solidarizó con los disidentes.

"Hubo una confrontación muy grande de personas del pueblo con la policía política porque había un muchacho simpatizante de los opositores pacíficos que se estaba solidarizando, preguntando por qué ese abuso, por qué hacían eso. La policía política lo detuvo y ahí fue cuando el pueblo salió en su defensa, diciendo que él no era opositor, que lo que estaban haciendo era un abuso", aseguró la joven, hija de José Daniel Ferrer.

El líder opositor afirmó que las fuerzas del régimen optaron por retirarse ante las protestas de los vecinos.

Al menos dos activistas continuaban detenidos en la madrugada de este lunes y la policía política amenaza con procesarlos, dijo Ferrer a través de su cuenta en Twitter. El resto había sido liberado.

Lo ocurrido el domingo es "una demostración más de la prepotencia, de la arbitrariedad, de la violencia, de la brutalidad a que es capaz de llegar la tiranía cuando ve amenazado su poder", opinó Ferrer.

En su último informe sobre la represión en la Isla, correspondiente al mes de agosto, la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) expresó preocupación por el incremento de las agresiones físicas contra disidentes y contabilizó 288, además de 172 "actos de repudio", y 58 "actos vandálicos".

Por su parte, el Proyecto Violencia Cero, de la plataforma independiente Nuevo País alertó sobre el incremento de los "delitos de odio que se alimentan y son alimentados por las políticas del Estado".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Caballeros,no sean tontos,esto lo sabe el mundo entero,ya no queda rincon en el mundo que no sepa que es la dictadura sangrienta comunista de los hermanos Castros y pandilla,lo unico que ya hace falta es que el pueblo se ponga los pantalones de Liborio,y se arranque la dictadura de encima,ya hoy dia los comunistas son menos,y la oposicion en la isla es de 96 contra 4 reptiles,actuen,si no tienen armas arranquensela a quienes la tienen y que VIVA CUBA LIBRE. Alfonzo.

Imagen de Anónimo

Peligro, Alarma, Alerta, miembros de la UNPACU cocinando un puerco y repartiendolo en la comunidad, creando unidad en la poblacion.  Creando unidad en la poblacion, eso si le duele mucho, porque la dictadura militar que sobrevive entre el miedo, la violencia y la division.  UNPACU no es una organizacion violenta, no tienen miedo y son unidos.

Imagen de Anónimo

Sería bueno enviarle estas informaciones a los unicos que se interesarían, que son los contrarios de Putín (o putico el ruso) y así demostrle a los rusos lo que se le avecina  (créo que ya lo saben) 

Imagen de Anónimo

Armas largas con los cubanos indefensos, armas largas contra la comunidad, armas largas en el barrio.  Abajo la dictadura militar de la familia Castro

Imagen de Anónimo

Anónimo:    Está claro que es un atentado contra la libertad de reunión, así como trato cruel y degradante, además de una violación de la libertad de expresión, todo ello viola varios artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bien, los cubanos de dentro y fuera no queremos derramamientos de sangre y hay varias soluciones para ello. Votaremos mediante una plataforma los de dentro y fuera para decidir lo qué queremos y retomaremos la vía que la sociedad cubana decida. 

Imagen de Anónimo

Donde esta la ONU donde esta la solidaridad de los paises democraticos tanto de Europa como de America Latina. En momentos como estos es cuando el mundo debe alzar su voz y condenar con mano dura actos brutales e inhumanos como estos. Basta ya de callar y ser complices de esa tirania brutal en cuba. Es hora de que el mundo exija justicia para ese pueblo sufrido y oprimido por medio siglo.