Domingo, 17 de Diciembre de 2017
19:27 CET.
Represión

Luis E. Lozada: 'En la cárcel quedaron presos plantados en protesta por las palizas que les dan'

Archivado en

El opositor Luis Enrique Lozada Igarza, liberado sin cargos el martes en Santiago de Cuba tras una huelga de hambre de casi un mes, denunció golpizas, humillaciones y otros maltratos en prisión.

Fue un "encarcelamiento arbitrario e injusto", dijo Lozada Igarza en declaraciones difundidas por la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Según la organización, las autoridades buscaron acusar a Lozada Igarza de un delito de "amenazas", pese a que el opositor ha sufrido el allanamiento de su vivienda por parte de turbas enviadas por el régimen, golpizas e incluso robos.

El activista de la UNPACU calificó de "vandalismo" los actos contra su casa y su familia, "incluso comprometiendo la vida de todos".

Relató que tras su detención pasó seis días en una unidad policial y luego fue trasladado a la prisión de Boniato, "envuelto en cadenas como un criminal", e internado en celda de castigo.

"Me quitaron la ropa a la fuerza y me tiraron en una celda desnudo. Tuve que dormir esa noche en el suelo, hasta el otro día que me sacaron de la celda y me vistieron a la fuerza. En el forcejeo se rompió una camisa y por eso me dieron una golpiza", dijo.

"No acepté el uniforme, porque no había razón para que yo estuviese preso sin estar sancionado y sin haber cometido delito", añadió. Por ello, "rompí el uniforme (…) y me dieron otra paliza con un bastón. Todavía tengo los hematomas en el cuerpo", afirmó.

Lozada Igarza dijo que de Boniato fue trasladado a la cárcel de Aguadores, donde lo cambiaban diariamente de celda.

"Me daban un colchón totalmente hediondo a las seis de la tarde y a las seis de la mañana me lo quitaban. El resto del tiempo tenía que permanecer sentado en el suelo o acostado en el suelo engurruñado, porque dentro de la celda hay una litera que no permite estirarse", agregó. "Todo el tiempo fue castigo para que yo desistiera".

Debilitado por la huelga de hambre, Lozada Igarza fue trasladado el día tres de mayo al Hospital Provincial Saturnino Lora. El pasado domingo fue internado en la sala de terapia intensiva.

La protesta del disidente fue secundada durante más de 20 días por decenas de activistas de la UNPACU; entre ellos Enrique Lozada, el hijo de 17 años de Lozada Igarza. Varios opositores necesitaron hospitalización.

De su paso por las prisiones de Boniato y Aguadores, Lozada Igarsa denunció además casos de intento de suicidio y muertes no aclaradas.

"El Gobierno silencia estas cosas. Esto no lo sabe nadie, solo el familiar que lo sufre", dijo.

"Las golpizas son constantes, los atropellos, las amenazas", afirmó.

Alertó que en esas cárceles "en estos momentos todavía quedan presos que están plantados por palizas que les han dado (…) pidiendo que se abra un proceso judicial" contra los carceleros.

"Algunos están distróficos, que yo lo vi", dijo

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Ernesto Gutiérrez Tamargo

Mi máxima solidaridad con UNPACU y con todos los presos políticos y de conciencia cubanos. Siempre, siempre, les defenderemos y apoyaremos en todos los foros internacionales donde tengamos voz y acción para que el mundo se aparte de la pseudo-solidaridad del victimismo castrista socialista (se venden como deficitarios de la solidaridad ante el "bloqueo" norteamericano que les agobia, para ocultar las violaciones de los derechos humanos y el totalitarismo) y se enfoque en la única y verdadera víctima de Cuba: su pueblo. Si los votantes de Obama decían en 2008 "Yes We Can" (sí, podemos) aludiendo que "Eight Years is Too Much" (ocho años son demasiados), para echar a Bush, ¿qué no diríamos los cubanos 54 años después de la implantación del terror revolucionario en Cuba? It is more than too much (es más que demasiado). Y ningún demócrata del mundo nos ha podido cuestionar porque es básicamente elemental y más que obvio. El mundo es un pañuelo, todo se sabe, máxime hoy donde no sólo  nos asiste la razón, sino que todos los medios de comunicaciones internacionales informan a golpe de un "click". Y Cuba no es ajena: el régimen hace muchos años perdió la capacidad de demostrar su inocencia y nobleza a un publico aturdido de antiamericanismo, hoy son simplemente culpables y vomitivos.

Imagen de Anónimo

dificilmente imaginable, que despues del trabajo que costaron las negociaciones para poder alcanzar un acuerdo que permitiera a estas familias,salir de cuba abandonando a sus seres queridos por acompañar, a sus compañeros de infortunio. Ahora el gobierno que supuestamente debia protegerles, y con el cual me identifico,los abandone a su suerte. Sr,Rajoy por favor comprenda la situacion  de estas familias, que no tienen nadie a quien acudir .Confiando en su buen criterio, un saludo para todo el PP

Imagen de Anónimo

ESBIRROS! ESBIRROS! ESBIRROS!