Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
Derechos Humanos

Amnistía Internacional: Diez años después de la Primavera Negra, la represión continúa

Archivado en

Diez años después de la oleada represiva que envió a prisión a 75 disidentes, los cubanos siguen careciendo de derechos fundamentales, denunció Amnistía Internacional (AI).

En un comunicado para recordar la fecha, la organización indicó que no se han producido cambios en la política del régimen en cuanto a derechos humanos.

"Las autoridades siguen determinadas a contener a sus críticos con nuevas tácticas que incluyen intimidación, acoso, frecuentes detenciones de corta duración y restricciones de movimiento para impedir sus actividades o como represalia", dijo AI.

En marzo de 2003, en una de las mayores oleadas represivas en décadas, el Gobierno cubano arrestó a 75 disidentes de toda la Isla y los sometió a juicios sumarios en los que fueron condenados a penas de hasta 28 años de cárcel.

El régimen les acusó de intentar subvertir la revolución y de estar al servicio de Estados Unidos. Muchos de los condenados eran periodistas independientes.

Tras conversaciones con la Iglesia Católica, el Gobierno liberó a partir de 2010 a los miembros del Grupo de los 75 que continuaban en prisión, pero la mayoría tuvo que partir al exilio en España.

Los que decidieron quedarse en la Isla fueron excarcelados bajo licencia extrapenal, lo cual implica que sus penas de cárcel siguen vigentes y que pueden ser devueltos a prisión.

"El Gobierno cubano continúa manteniendo leyes destinadas a evitar que disidentes y defensores de derechos humanos puedan ejercer la libertad de expresión, asociación y reunión", dijo AI, que ha monitoreado la situación en la Isla durante décadas.

Este domingo, unas 60 Damas de Blanco acudieron al santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba, para recordar el décimo aniversario de la Primavera Negra. Otras 50 mujeres asistieron a misa en la iglesia habanera de Santa Rita y luego marcharon por la Quinta Avenida, como cada domingo, informó el exprisionero político del Grupo de los 75 Iván Hernández Carrillo, a través de su cuenta en Twitter.

Las Damas de Blanco —madres, esposas y otras familiares de presos políticos— surgieron tras la represión de 2003. Desde entonces denuncian en las calles la situación de los disidentes presos y de los derechos humanos en Cuba. En 2005 recibieron el Premio Sajarov que otorga el Parlamento Europeo.

Hernández Carrillo y otros condenados en 2003 que se negaron a aceptar el destierro, continúan sus actividades opositoras y recientemente han unido fuerzas en la organización más activa de la disidencia interna, la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Entre ellos están también Félix Navarro Rodríguez y José Daniel Ferrer García, líderes UNPACU, Ángel Moya Acosta, Pedro Argüelles Morán, Diosdado González Marrero y Eduardo Díaz Fleitas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

 todo este mundo horrible sigue igual en Cuba porque la gente no entiende que es el derecho humano de los castros a reprimir, encarcelar y asesinar , a no permitir libertad de expresión , de asociación, de movimiento y a seguir sovietizando la vida de los cubanos en la isla.