Jueves, 29 de Septiembre de 2016
17:13 CEST.
Política

Activistas ante la CIDH: 'No hay avances en cuanto a libertad de expresión'

Archivado en

Expresos políticos denunciaron el lunes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la "desidia, la negligencia y el sadismo" al que se somete a los prisioneros de conciencia en Cuba, mientras periodistas exiliados aseguraron que el régimen mantiene intacto su "control político" de los medios, pese a promocionar una apertura.

Las denuncias se trataron en dos audiencias ante la CIDH, a las que no asistió ningún representante del Gobierno cubano, que no reconoce la competencia de la comisión, reporta EFE.

En una de las audiencias, tres directores de medios opositores al régimen de Raúl Castro concluyeron que la tímida llegada de las nuevas tecnologías a la Isla no ha impedido "que el Gobierno culmine su estrategia de cercenar la libertad de expresión", en palabras de Pablo Díaz Espí, director de DIARIO DE CUBA.

Según Espí, las condenas de la Primavera Negra supusieron "un golpe para la imagen exterior del castrismo, por lo que han cambiado las tácticas" y ahora censuran a periodistas y blogueros mediante "secuestros, golpizas, amenazas y detenciones breves o extensas sin juicio".

"Debido a la crisis que enfrenta el país, ha habido cierta ampliación de algunos derechos que nunca debieron conculcarse. Sin embargo, en lo tocante a la libertad de expresión, los controles siguen vigentes", explicó el director de DDC.

No obstante, resaltó que gracias a las nuevas tecnologías "han surgido medios independientes, como los que dirigimos quienes estamos hoy presentes aquí, además de blogs, páginas de grupos de activistas, de campañas y denuncias sociales".

Díaz Espí pidió a la CIDH que inste al Gobierno cubano a modificar las leyes que limitan la libertad de expresión de los ciudadanos y a dejar de criminalizar a los que buscan expresarse, informarse y organizarse de forma pacífica.

También que La Habana garantice las condiciones para el libre ejercicio del periodismo y permita la existencia de medios de prensa no gubernamentales, así como a facilitar la conexión de los ciudadanos a internet sin restricciones.

Roberto de Jesús Guerra, director de la agencia de noticias Hablemos Press, aseguró en un mensaje de vídeo grabado que sus sucesivas detenciones le han provocado seis enfermedades, "entre ellas un enfisema pulmonar por permanecer retenido en un centro donde se aplican torturas".

"Me han secuestrado, golpeado hasta dejarme inconsciente, torturado y retenido en mas de un centenar de ocasiones por realizar mis labores como reportero", aseveró Guerra.

En la audiencia también intervino el director de Cubanet, Hugo Landa, informó EFE.

El infierno de las prisiones

En otras sesión de la CIDH, dos de los 75 opositores condenados en la Primavera Negra de 2003 pidieron al organismo que considere elaborar un informe sobre la situación de los presos y visitar la Isla para evaluar las denuncias, pese a que la comisión no ha logrado permiso para viajar allí "desde hace décadas", como recordó el comisionado Felipe González.

"Todos los reclusos cubanos están sometidos a la desidia, la negligencia y el sadismo de tratos crueles y degradantes; sometidos a la diaria práctica de la tortura, que está a la orden del día de los funcionarios y directivos penitenciarios de Cuba", dijo el expreso Normando Hernández.

Hernández, que aseguró haber pasado 101 días "en un calabozo de castigo húmedo y lleno de roedores", indicó que esa situación "provoca uno de los problemas mas graves que ocurren en las prisiones de Cuba: las autoagresiones".

"Los reclusos, desesperados, se inyectan excrementos con orina en cualquier parte de su cuerpo, se tragan alambres, se cercenan los dedos y tendones, se hacen heridas con cuchillas y se castran", afirmó.

Pidió a la CIDH que emita "una enérgica condena al Gobierno de Cuba por irrespetar la dignidad humana de las personas privadas de libertad", y "por el crimen de lesa humanidad que dentro de las cárceles comete con las personas recluidas".

Por su parte, Luis Enrique Ferrer García, otro expreso de la Primavera Negra, que se exilió a España en 2010, subrayó el problema del hacinamiento en las prisiones y coincidió en que las autoagresiones son "la única forma para los presos de llamar la atención sobre sus casos".

El relator especial para las personas privadas de libertad de la CIDH, Rodrigo Escobar, consideró que esa información es una "muestra de la situación de extrema gravedad que se vive en los centros penitenciarios de Cuba", y mostró su interés de elaborar un informe con "recomendaciones que permitan aliviar esta situación".

Pablo Díaz Espí en audiencia en la CIDH: libertad de expresión en Cuba

Archivado en

Junto al Director de DDC, Hugo Landa, del portal Cubanet; y Roberto de Jesús Guerra, de Hablemos Press.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

En efecto, la dictadura ha aprendido a ser mas sutil, aunque con la misma perversidad y similar desprecio a los derechos humanos.

Imagen de Anónimo

Cuba esta pensando seriamente en visitar la carcel de la base naval americana de guantanamo para aprender como tratar "dignamente" a un recluso. Es de extrañar que la CIDH no le recomiende esto a cuba ya que es la referencia mas cercana de lo que debe ser una carcel. Todas las comisiones que estan muy preocupadas por las carceles cubanas (digase europeas, americanas, africanas, asiaticas, de la antartida, etc) de seguro que ya pasaron por alli y pudieron constatar que es el ejemplo a seguir.    

Imagen de Anónimo

Activistas de la sociedad civil cubana necesitan hacer mas uso del sistema inter-americano. Aprendan mas sobre la Comision Inter-Americana de Derechos Humanos en su pagina web: http://www.oas.org/es/cidh/