Lunes, 26 de Septiembre de 2016
06:09 CEST.
Sociedad

«Pajaritos al nido, hombres al Piano Bar»

Archivado en

Navid Fernández Cabrera renunció en noviembre pasado a su puesto en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), tras recibir amenazas de muerte y presiones laborales de tintes homófobos.

Fue organizador en La Habana de fiestas gays en moneda nacional, y ahora dice sentirse discriminado política y laboralmente. DIARIO DE CUBA conversa con él sobre las fiestas gays en la Isla, donde se bloquea la entrada de heterosexuales. También aborda las interioridades de la UCI y su limitadísima conexión a internet.

Exactamente, ¿por qué renunció a la UCI?

Mis funciones en la universidad no eran de profesor, aunque sí impartía, de forma voluntaria y sin recibir remuneración, la asignatura de Auditoría Informática. En la universidad me desempeñaba como especialista superior de control interno.

Mi renuncia está dada, como se expresa en la carta publicada en el blog Paquito el de Cuba, por una serie de desavenencias desde el punto de vista profesional con mi jefa inmediata superior, además de una fuerte campaña homofóbica en mi contra, en la cual participaban directivos de la universidad, entre ellos mi antigua jefa, Mailin Ochoa Calzadilla, directora de supervisión y control, y la comunidad heterosexual de la universidad.

Esta campaña afectó seriamente la fiesta que organizaba en la capital para la comunidad gay, que fue boicoteada en varias ocasiones y cerrada en más de tres ocasiones.

A pesar de todas las campañas oficiales, ¿hay homofobia institucional en la UCI?

Las campañas oficiales están plagadas de un trasfondo político. Se trata de que las personas se sientan con los mismos derechos, y que no sean excluidos. Sin embargo, la realidad es la cara opuesta de la moneda, es decir, cada día la comunidad gay tiene menos derechos democráticos por la simple razón de tener una orientación sexual diferente.

Por citar un ejemplo: los gay en la Universidad de las Ciencias Informáticas son una comunidad independiente, estudian solos entre ellos, van al comedor y comen generalmente juntos, sin relacionarse con los heterosexuales. En los albergues están ubicados de forma mixta al inicio del curso, pero ya a estas alturas la mayoría, por los maltratos que reciben de sus propios compañeros de estudios, tiene que reagruparse en habitaciones solo para gays. Eso da la idea de la efectividad de las campañas oficiales que se llevan a cabo en el país.

La prensa internacional ha reparado en los locales de fiestas gays en la capital. ¿Cómo ha funcionado esto? ¿Qué opina la gente común de este tipo de encuentros?

La prensa internacional estuvo muy al tanto de lo que pasó cuando creé la primera discoteca gay estatal en moneda nacional, solamente por lo que representaba en aquel momento que una persona sin cargo político lograra abrir un sitio así para los gays de la capital. La Fiesta de los TUIX marcó un hito.

Realmente es una pena que la prensa internacional no siguiera bien de cerca la vida bohemia de los gays. Hoy en día existen alrededor de diez fiestas gays. Es una fuente de ingreso estable para los trabajadores de los locales, con la adulteración de los precios de los productos. En ocasiones, con el visto bueno de los inspectores, que también aprovechan y logran resolver sus problemas económicos.

Cada vez estas fiestas son más excluyentes. No permiten la entrada de los heterosexuales. Desde que llegan, de una forma muy homofóbica y despectiva, los porteros les dicen "esto es para maricones y tortilleras", y no les dejan entrar.

En otros sitios, como el Balneario Universitario, desde que llegas te dicen "los pajaritos para arriba, para su nido, y los hombres para el Piano Bar". Esta es una forma más de discriminación. Estas fiestas deberían ser incluyentes, donde los homosexuales y los heterosexuales siempre puedan compartir juntos, como se ha hecho siempre en la Fiesta de los TUIX.

El gobierno está dispuesto a defender la orientación sexual de las personas, siempre y cuando sean incondicionales políticamente. ¿Qué opinas del trabajo de Mariela Castro en este sentido?

Esta pregunta está casi respondida, creo. Al gobierno le interesa hacer política. El Cenesex es una idea genial para hacer política, ya no nacional, sino internacional. Hemos tenido la oportunidad de ver las salidas internacionales de nuestra defensora de los derechos gays, la hija del general presidente Raúl Castro.

Mariela Castro está haciendo su trabajo, para eso fue puesta en ese cargo. Es, sin duda, una política estatal. Pero los resultados aún están por verse, pues cada día los gays cubanos tienen menos derechos democráticos.

El dictador de Irán, que ordena ahorcar homosexuales y lapidar mujeres, acaba de visitar la Isla, sin que se oyera ningún comentario por parte del Cenesex ni por ninguno de los activistas oficialistas. ¿Cómo se entiende esto?

Muy fácil. El Cenesex representa al gobierno. Fue una visita oficial o más bien un recorrido por los países del ALBA. El Cenesex no podía opinar, pues entonces ella estaría opinando en contra de su familia.

Hablemos de la UCI. ¿Cómo definiría su objeto de trabajo? ¿Qué parte de lo que se hace allí se mantiene oculta para la mayoría de las personas?

En la Universidad de las Ciencias Informáticas todo es despilfarro, para los dirigentes, por supuesto. La dirección donde yo trabajaba deja que todo el mundo coja y no pase nada.

Es una fuente de ingreso inagotable para el Estado, pues el software siempre tendrá mercado, y en la universidad se realizan a diario grandes paquetes de actualizaciones o nuevos utilitarios en los centros de producción, donde se mezcla el principio del estudio-trabajo: "te enseño y después programas para mí".

Es decir, en estos centros se vinculan los estudiantes con la producción desde el primer año, junto a graduados de la misma universidad. Es un ciclo de producción continua inagotable, con fuerza laboral garantizada: si no cumples, suspendes.

¿Cómo funciona allí la conexión a internet y el acceso a páginas consideradas problemáticas por el régimen?

La internet en la Universidad es restringida. De hecho, existe un proyecto que busca información constantemente: lo que no interesa a la universidad que se lea, es bloqueado urgentemente.

Los estudiantes, trabajadores y directivos tienen un ancho de banda muy estrecho, que hace que las conexiones sean algo lentas. En uno de los nodos mas grandes del país, solamente puedes gastar un número restringido de megas al mes. Eso hace que te limites a entrar solo en páginas del trabajo o los estudios.

En la universidad se puso muy de moda Facebook, como en todo el mundo. Como era tan visitada, se disminuyó un poco más la banda de conexión, con lo que se eliminó un poco la conexión a este sitio. Todo lo que estorba se elimina, o se crean opciones administrativas de red que hacen que las personas decidan no entrar a ese sitio.

Todos recordamos el famoso vídeo de Eliécer Ávila con Ricardo Alarcón. ¿Qué repercusión dejó en la UCI? ¿Hay otros Eliécer en esa institución?

Yo diría que en la UCI hay muchos Eliécer Ávila. No tuve la oportunidad de conocerlo, es algo que siempre he querido. Eliécer es un paradigma del estudiantado de la UCI, aún se habla de él.

Ese momento trascendental con Alarcón hizo que muchos perdieran el miedo a expresarse, logró que muchas personas dormidas estallaran y siguieran su camino. Yo conozco a varios Eliécer, algunos tan osados como él. Un ejemplo claro está en lo acontecido en el Instituto Superior de Arte o en la Universidad de Oriente. Vemos cómo la juventud ha ido ganando en criterios y en críticas hacia lo que consideran está mal.

¿Qué hace actualmente? ¿A qué se dedica?

Te puedes imaginar que mi vida en este país se ha vuelto un desastre. Estoy considerado una persona no confiable, así que en los temas de supervisión y control jamás podré volver a trabajar. Las instituciones estatales de primer nivel, que es donde he trabajado en los últimos diez años, para mí se han cerrado.

Me queda la opción de convertirme en un cuentapropista para salir del hueco en el que estamos metidos todos.

La Fiesta de los Tuix, que realmente me dejaba algunos dividendos, te debes imaginar que está cerrada. En fin, estoy sin trabajo, sin entrada económica alguna, viviendo de algunos ahorros hasta decidir qué haré en el futuro con el tema laboral, en el que tengo muy pocas opciones. Mientras tanto, cada vez que pueda denunciar lo mal hecho, vigilar a los dirigentes corruptos y descaracterizarlos, lo haré. Ya bastantes problemas tenemos con subsistir en una sociedad excluyente y sin derechos ciudadanos.