Jueves, 14 de Diciembre de 2017
11:37 CET.
Represión

Libertad de religión después del VI Congreso

En su discurso de clausura del VI Congreso del Partido Comunista, Raúl Castro afirmó que ya habían pasado los tiempos de desconfianza entre la Iglesia y el Estado cubano, y que se hacía necesario desterrar cualquier resentimiento o prejuicio  contra aquellos que profesen cualquier tipo de creencia religiosa.

Han transcurrido algunos meses y el propio delfín nos sorprende ahora con que aún persisten esos rezagos del "pasado".  Durante el período de sesiones de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular se hizo público un incidente motivado por errores de algunos funcionarios, que provocaron la destitución de una trabajadora por motivos religiosos.

Sin embargo, obviaron comentar allí tres sucesos de magnitud. El primero ocurrió el pasado 17 de julio, cuando un grupo de las Damas de Blanco, al término de la misa en la Iglesia del Cobre fueron golpeadas por turbas organizadas que les tiraban piedras y robaban sus pertenencias. Y, aunque los oficiales del policía llevaron a las mujeres hasta el Hospital Ambrosio Grillo para ser examinadas, orientaron a los facultativos no  entregar a las víctimas los certificados médicos correspondientes.

Una semana después, se reportaron más de 20 detenidos en los municipios de Mella, Palma Soriano y Santiago de Cuba. Esta vez el objetivo perseguido era impedir la asistencia de las Damas de Blanco y otros opositores a la misa que oficiaría el Padre José Conrado en la Iglesia Santa Teresita de Jesús.

El tercer hecho ocurrió en el propio municipio de Santiago de Cuba, el pasado 7 de agosto, cuando una veintena de mujeres fueron golpeadas al concluir la misa en la Iglesia Catedral. A esta situación se suma la decisión de trasladar al Padre José Conrado, por motivos aún no explicados.

La libertad religiosa es un derecho fundamental referido a la opción que tiene cada persona a elegir libremente su religión y poder ejercer dicha creencia sin ser víctima de opresión. Es reconocida en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En el más reciente Informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre el estado de la libertad religiosa en el mundo, aparece un listado de países que han intervenido  o tolerado violaciones graves de la libertad religiosa, entre los cuales aparece Cuba.

En nuestro país la Iglesia no tiene una verdadera autonomía, no se les permite abrir centros de oración, el programa de la iglesia no puede abarcar todos los campos que quisiera porque debe dar cuenta al Gobierno de todo lo que se hace, y por otro lado se reprime a opositores que deciden asistir a las misas, algo que viene ocurriendo sistemáticamente en Santiago de Cuba. Como consecuencia de ello han resultado lesionadas físicamente mujeres de extraordinario valor que persisten en no abandonar su fe cristiana, tal es el caso de Eunices Madaula Fernández y Tania Montoya Vázquez, para quienes la libertad religiosa sólo existe en el discurso del tirano.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.