Sábado, 16 de Diciembre de 2017
14:14 CET.
Internacional

La Internacional Demócrata de Centro pide a la ONU presionar al régimen

Archivado en

La Internacional Demócrata de Centro emplazó a La Habana en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a que dé pasos concretos para el respeto a las libertades fundamentales en la Isla y cumpla de una vez los compromisos adquiridos ante los miembros de la Asamblea General.

La representante de la IDC, Anna María Stame Cervone, solicitó formalmente en la XIII sesión del CDH en Ginebra, la liberación de todos los prisioneros de conciencia en la Isla, sobre todo de 26 de ellos, con situaciones graves de salud, como el caso del opositor pacífico Ariel Ziegler Amaya.

Cervone puso de ejemplo la "reciente y evitable muerte del preso político cubano Orlando Zapata Tamayo, como consecuencia de la huelga de hambre en protesta por la degradante situación inhumana que padecen los prisiones políticos en Cuba".

"La Internacional Demócrata de Centro considera que es hora ya de que los compromisos públicos adquiridos por el gobierno cubano ante los miembros de la Asamblea General de las naciones unidas se haga real y se consoliden con pasos concretos", dijo.

Asimismo, emplazó formalmente al Consejo a presionar a las autoridades cubanas para que cumplan con los compromisos contraídos ante ese órgano en 2009.

Cervone expuso seis pasos urgentes necesarios que el régimen de La Habana debe dar para respetar los derechos humanos: Entre ellos, la liberación de todos los prisioneros políticos y de conciencia, en especial los que se encuentran en delicado estado de salud.

Además, la concreción del viaje a la Isla del relator especial de la ONU contra la Tortura, y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes, para que visite los centros de detención y pueda comprobar directamente las innumerables denuncias de lo que padecen los presos políticos, en particular, y la población en general.

También, que el gobierno de La Habana extienda invitaciones para este año al grupo de trabajo sobre detenciones arbitrarias y al relator especial sobre libertad de expresión, del Consejo de Derechos Humanos, y permita que la Cruz Roja Internacional visite las cárceles cubanas y verifique el cumplimiento de los principios básicos para el tratamiento de los reclusos, adoptados y proclamados por la Asamblea General de la ONU y el Consejo Económico y Social.

La Internacional Demócrata de Centro solicitó, por otra parte, que la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba ratifique los pactos de derechos humanos que La Habana firmo en febrero de 2008 y la incorporación de los mismos a las leyes nacionales.

FECU: La muerte de Zapata ha despertado las conciencias

La presidenta de la Federación Española de Asociaciones Cubanas (FECU), Elena Larrinaga, afirmó que, a pesar del dolor que le causó la muerte del prisionero político Orlando Zapata Tamayo, está convencida de que "su sacrificio no ha sido inútil, porque ha permitido que todo el mundo esté ahora consciente de lo que realmente pasa en Cuba".

Larrinaga, quien asistió por primera vez al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, junto a la organización no gubernamental Freedom House, denunció una vez más el incremento de la represión del régimen de La Habana contra disidentes, opositores pacíficos, blogueros y Damas de Blanco.

En vísperas del séptimo aniversario de la ola represiva conocida por Primavera Negra, Larrinaga valoró altamente la decisión de las Damas de Blanco de mantener sus protestas pacíficas hasta la liberación de todos los prisioneros de conciencia, a pesar de las amenazas y los actos de repudio a que son sometidas.

La presidenta de FECU dijo que había podido intercambiar con numerosas delegaciones, muchas de ellas de países latinoamericanos que también han sufrido regímenes dictatoriales.

En síntesis, expresó haber encontrado un ambiente bastante más favorable de lo que pensaba, aún cuando es evidente que existe una conciencia subterránea y otra abierta.

En los intercambios con representantes de gobiernos que mantienen relaciones con el régimen castrista, les pidió que, "por lo menos, abran sus embajadas a los disidentes", que les faciliten espacios de acceso a "internet, de lectura, de información"…

"Lo que les hemos trasladado —apuntó— es nuestra gran preocupación por el aislamiento informativo que hay en el interior de la Isla, que todo es manipulado por el Estado, la prensa es del Estado, y si la gente no puede tener acceso a internet y a los periódicos extranjeros, no se entera de lo que pasa".

En Ginebra, Larrinaga se reunió con el relator de la ONU contra la Tortura, Manfred Nowak, a quien el gobierno de La Habana da constantemente largas para concretar su visita a la Isla. "Le van atrasando y atrasando el viaje, y ya sabemos que ellos (las autoridades) cuando no quieren, no contestan", dijo la presidenta de FECU.

"El relator para la tortura es un hombre consciente del problema, sabe la realidad, es un hombre a quien no creo que nadie vaya a dar gato por liebre", comentó Larrinaga a DIARIO DE CUBA.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.