Miércoles, 24 de Julio de 2019
Última actualización: 01:51 CEST
BÉISBOL

Cuba se despide con cuatro juegos perdidos del amistoso ante EEUU

Raúl González tras desaparecer la pelota. (CUBADEBATE/P.SELIG)

El equipo Cuba de béisbol sucumbió 2-10 ante la selección nacional universitaria de EEUU en el cierre de la serie amistosa bilateral de 2019 en Carolina del Norte para un total desfavorable de 1-4, recogió la oficial Prensa Latina.

Desde la reanudación de estos eventos en 2012 y con el último resultado adverso, la Isla cedió en seis topes y dominó dos, y su acumulado de victorias y derrotas es de 16 y 23.

Los colegiales vencieron también este año en el primer, segundo y tercer desafío con marcadores de 5-1, 4-2 y 8-0, la única lechada, y cayeron en el cuarto 5-6.

Este sábado, en el Durham Bulls Athletic Park, que igualmente acogió el duelo de dos días atrás, los triunfadores definieron a su favor en el segundo inning gracias a cuatro carreras.

Tres de esas anotaciones fueron a la cuenta del pitcher abridor y derrotado, Misael Villa, y la restante al primero de los cinco relevistas utilizados por los cubanos, Pablo Luis Guillén, quien no pudo sacar ningún out.

Frank Luis Medina y Rafael Sánchez soportaron también tres rayas cada uno en el quinto y el séptimo capítulo frente a una tanda ofensiva que acumuló 18 imparables.

Todos los bateadores anfitriones, incluidos dos sustitutos, consiguieron al menos un hit, excepto Colton Cowser, seleccionado el jugador más valioso del certamen.

Cuba, que sumó ochos incogibles, pisó el home en el tercer y el quinto acto gracias a Yoelkis Guibert y Yuniesky Larduet, ambos empujados por Raúl González, con roletazo a la antesala y hit al jardín izquierdo.

Además de Guibert y González, otro cubano que logró dos sencillos fue Yordanis Samón, dueño de un average ofensivo final de 474 y considerado el mejor bateador de la justa.

El desafío amistoso se da tras la participación del mismo equipo Cuba en la Liga Can-Am en escenarios de Canadá y EEUU. Tres figuras de la selección nacional han abandonado la concentración en EEUU en los últimos días. El Gobierno cubano ha culpado de estas fugas a la Administración de Donald Trump por frustrar el acuerdo anunciado entre las Grandes Ligas y la Federación Cubana de Béisbol.