Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 02:00 CEST
AJEDREZ

Leinier Domínguez se reestrena en San Luis hasta ahora con tablas

Leinier Domínguez. (CHESSLEINIER)

El Gran Maestro Leinier Domínguez hizo tablas este jueves ante el vigente campeón de los EEUU, Samuel Shankland, en la segunda ronda del campeonato de ajedrez de EEUU 2019, que comenzó esta semana en San Luis.

El ídolo de Güines, quien ahora representa a la federación estadounidense, ha regresado a la competencia después de más de dos años sin disputar partidas en torneos oficiales.

Después de entablar el miércoles con piezas negras ante Varuzhan Akobian, el jueves repitió tablas, esta vez con las blancas. La partida está disponible en la página del trebejista cubano y los comentarios de la misma en sus redes sociales.

El miércoles, Domínguez había forzado la división del punto tras 33 lances de una Defensa Nimzoindia.

El resto de los cotejos de la primera ronda también finalizaron con empates, excepto la victoria de Jeffrey Xiong sobre Timur Gareyev.

En la cita con sede en el Club de Ajedrez de San Luis, Leinier tendrá adversarios de primerísimo nivel como Fabiano Caruana, Hikaru Nakamura y Wesley So.

La Federación Internacional de Ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) registró en diciembre del año pasado al Gran Maestro cubano como miembro de la Federación de Estados Unidos, donde reside desde 2017. 

El ajedrecista de 35 años debió cumplir un período de inactividad de dos años en torneos FIDE (Grand Prix, Olimpiada y Copa Mundial), mínimo que exige el organismo rector de la disciplina para que un jugador pueda optar por el cambio de bandera.

Después de que se conociera oficialmente la entrada del güinero al equipo de EEUU, las autoridades ajedrecísticas cubanas emitieron un comunicado en el que "no aceptaron" que el Gran Maestro cambiara de federación, ni jugara por otro país, un asunto que presentó como "una cuestión de principios".

La transferencia de Leinier blindó la nómina de EEUU, que ahora cuenta con Caruana, So, Nakamura y Shankland, todos con ELO superior a 2.700.

También supuso un duro golpe para la Federación Cubana de Ajedrez, que ha visto partir al mejor jugador de su historia reciente y se ha quedado sin figuras representativas, pues también salieron de la selección nacional los Grandes Maestros Lázaro Bruzón y Yuniesky Quesada.