Domingo, 21 de Julio de 2019
Última actualización: 16:36 CEST
Televisión

La TV Cubana deja de transmitir en vivo la Liga de Campeones de Europa por usar una señal pirata

Presnel Kimpembe celebra uno de los dos goles del PSG en Old Trafford. (REUTERS)

Los numerosos aficionados al fútbol en el país se quedaron esta semana con las ganas de poder ver en vivo alguno de los partidos de la Liga de Campeones de Europa por la Televisión Cubana, en su fase de octavos de final.

Como es habitual en estos casos ningún periodista ni comentarista deportivo dio explicación alguna de tan repentino cambio, máxime cuando varios partidos de la fase de grupos de este prestigioso torneo de clubes ocupaba en los últimos años un creciente espacio en la programación deportiva en vivo de los canales estatales.

La explicación la proporciona una fuente del ICRT muy cercana a la Redacción Deportiva quien comentó bajo condición de anonimato a DIARIO DE CUBA que "las cadenas televisivas dueñas de los derechos de transmisión sobre este torneo se percataron que la señal que Cuba transmitía era pirata, o sea no paga los derechos de transmisión y decidieron cortar la señal, de los cinco satélites que se utilizan para poner ese y otros torneos deportivos solo ahora se está usando uno", explica.

Este martes en el horario en que jugaban el Manchester United inglés contra el PSG francés el canal Tele Rebelde puso un partido diferido de la Serie A italiana.

"Yo vi una cinta informativa en uno de los partidos de Champions que transmitía la TV cubana en diciembre pasado que decía algo así como: 'Esta señal es robada, por favor denúncielo'. Eso me llamó mucho la atención, curiosamente después de eso no pude ver más ningún partido de la Champions", comenta Eliécer González un fanático del Real Madrid.

"Ahora tengo que ver esos partidos a través de la antena [clandestina] que tiene un amigo en su casa, porque ya en mi casa no podré. Tremendo embarque, aquí siempre se jode todo", se queja Leysis Moreno, seguidor del Barcelona español.

Ante el creciente gusto de las nuevas generaciones por el fútbol en detrimento del béisbol, la parrilla televisiva deportiva dedicada a este deporte, en especial por las ligas europeas, se ha ampliado considerablemente y los partidos de Champions empezaron a transmitirse en vivo, sobre todo las fases finales de este seguido torneo.

En estos momentos una de las pocas ligas que transmite en vivo la TV es la española, en especial los partidos de los dos clubes emblemáticos de ese torneo: el Real Madrid y el Barcelona.

Pero hasta que el ICRT no pague por los derechos de transmisión la luna de miel entre los fanáticos cubanos al fútbol y la TV cubana —en lo que a la Champions respecta— ha llegado a su fin.