Viernes, 23 de Agosto de 2019
Última actualización: 13:32 CEST
Béisbol: Serie del Caribe

Cuba cae ante Panamá en la final de la Serie del Caribe

El cubano Yuniesky Larduet en un lance del partido. (12UP)

Los panameños Toros de Herrera se coronaron campeones de la Serie del Caribe 2019 al doblegar 3 por 1 en la final a los cubanos Leñadores de Las Tunas. 

La escuadra de la Isla navegó abajo todo el encuentro. El astro Freddy Asiel Álvarez permitió a los del itsmo anotar dos en la misma primera entrada, y aunque luego se recuperó y lanzó una buena pelota, los bates cubanos resultaron enfriados por los serpentineros panameños.

Los cubanos descontaron una, pero los panameños marcaron la puntilla y sentenciaron el marcador, exhibiendo una excelente defensa en la línea central, la mejor ofensiva del torneo y, en el juego decisivo, un excelente pitcheo.

Es la primera vez que los panameños ganan la Serie del Caribe desde 1950, la segunda en total.

Los cubanos, por su lado, batallaron, pero el equipo dirigido por Pablo Civil mostró agujeros defensivos y poco bateo. A la ofensiva destacaron Alfredo Despaigne y Yuniesky Larduet.

Panamá y Cuba, sin premio

Por otra parte, como reportó EFE, ni Panamá ni Cuba recibirán premio en dinero por el campeonato y el subcampeonato del torneo.

Erick Almonte, presidente de la Federación de Peloteros Profesionales del Caribe, le tiró un balde de agua fría a la celebración de ambos elencos al decir que "no van a poder depender del premio", en total 215.000 dólares, por no ser miembros de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe.

Almonte dejó claro que a los invitados, por reglamento y acuerdos "entre las ligas y la confederación del Caribe, no se les permite participar en los premios, tanto como equipo o individual".

El ganador del primer puesto, es decir el conjunto panameño, debería embolsarse el 60% de 215.000 dólares, mientras que los cubanos, como segundos, se llevarían el 40% del total. Pero por acuerdos prestablecidos, los que se robaron el show no verán un centavo.

Ese premio se repartirá entre los equipos que terminaron en el tercer y cuarto puesto, México y República Dominicana.

"Lamentablemente así lo dicen los acuerdos, yo lo siento mucho, por todo el esfuerzo, sobre todo por el equipo panameño, que ha jugado un gran béisbol, para mí el MVP de la serie es Javier Guerra, pero por la misma situación no puede participar de los premios especiales", comentó el dirigente de los peloteros profesionales del Caribe.

El presidente del béisbol profesional panameño, David Salayandia, dijo este domingo en conferencia de prensa que Guerra es el más valioso de la serie, y que espera reciba su premio en metálico.

Salayandia, quien se quejó que la Confederación no cumplió con algunos ofrecimientos verbales de cubrir gastos de Panamá y solo dos días antes de la final le comunicaron las limitaciones, adelantó que a Guerra le deben tocar 7.000 dólares en premios, pero hay que ver a qué acuerdo se llega con la Federación de Peloteros, para que cobre.

"Se está negociando con la Federación de peloteros, pero lo más seguro es que sí los cobre, porque Guerra es Grandes Ligas, está afiliado a la Federación y la Asociación de Peloteros de MLB pesa más que la del Caribe", señaló.

El dirigente sí admitió, sin detallar cifras, que sí les dieron alguna suma de dinero para viáticos de los jugadores, que la Confederación gastó unos 100.000 dólares en mejoras al estadio Rod Carew, pero eso está "muy lejos" de la deuda que Panamá tiene con el equipo.

Los acuerdos al parecer fueron firmados previo a que Panamá le salvara el torneo a la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC), comandada por el dominicano Juan Francisco Puello Herrera, luego de que la misma no se pudo realizar en Barquisimeto, Venezuela, debido a la crisis política que vive ese país.

Es que Puello, el más buscado en los siete días de torneo, y la CBPC, no esperaban que los invitados —Cuba y Panamá— tumbaran a los fijos: Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y México.

Esta noche, antes de que Cuba y Panamá disputaran su romántica final, y a pesar de haber sido los mejores del torneo, Salayandia ironizó al decir: "ojalá si ganamos al menos nos entreguen el trofeo, porque de dinero, nada".