Viernes, 19 de Abril de 2019
Última actualización: 22:59 CEST
Béisbol: Serie Nacional

Las Tunas arrasa con Villa Clara en el primer juego de la final

Jorge Jhonson en uno de sus batazos. (TIEMPO 21)

Las Tunas arrolló sin piedad 13-6 a Villa Clara en el partido de apertura de la final del campeonato cubano de béisbol, en el que aspira a conquistar el primer título nacional de su historia.

Sin cetros de Cuba en sus vitrinas, la escuadra de los Leñadores tuneros tiene ante sí una nueva oportunidad de consumar su primera coronación, tras la desaprovechada en la campaña pasada ante Granma. Y este sábado hizo una declaración de intenciones.

Los dirigidos por Pablo Civil, verdugos de Ciego de Ávila en semifinales, demolieron al picheo villaclareño con una ofensiva descomunal, informó la agencia estatal Prensa Latina.

Las Tunas salió impetuoso ante su público en el estadio Julio Antonio Mella —con un aforo de 16.000 personas— y marcó dos carreras en el mismo primer inning contra el abridor anaranjado Alaín Sánchez, quien empezó totalmente desconcertado y sin potencia en sus envíos.

El mal pudo ser mayor en esa entrada para los villaclareños, pero el jardinero izquierdo Norel González realizó un gran fildeo, lanzándose de manos, sobre una línea tendida de Jorge Alomá, con bases llenas y un out, que sirvió para dobleplay.

La facturación de los Leñadores continuó en el tercer episodio, cuando el veterano de 42 años Danel Castro, tercer bate en el lineup, y Alomá dispararon sendos cuadrangulares por encima de las bardas del jardín izquierdo, ambos con un compañero en base, para poner el score 6-0.

Ese ramillete de cuatro flores desequilibró el desafío y provocó la explosión de Sánchez, quien, con la franela de Granma, había superado dos veces a Las Tunas en la gran final de la temporada anterior y había subido al trono de Cuba.

Mientras, el derecho Erlys Casanova, abridor de los tuneros, mantenía en un puño a sus adversarios con sus lanzamientos rompientes. En los tres primeros capítulos estuvo hermético, sin admitir libertades a la artillería anaranjada.

Un inning más tarde, en el final del cuarto, los dueños de casa siguieron moliendo en grande y marcaron otro rally de cuatro anotaciones, coronado por doblete de Castro —propulsor de dos compañeros—, entre los jardines izquierdo y central.

El 10-0 parecía una sentencia irrevocable, pero aun había tela por donde cortar, sobre todo porque Casanova perdió totalmente la concentración y sus envíos dejaron de ser efectivos.

Villa Clara, uno de los cuatro grandes históricos del béisbol cubano, con cinco cetros en sus vitrinas (1983, 1993, 1994, 1995 y 2013), hizo gala de amor propio y marcó cinco carreras en el principio del quinto rollo, tres de ellas impulsadas por Norel González, quien le desapareció la pelota a Casanova a lo profundo del jardín derecho, con dos compañeros en bases.

Casanova no pudo soportar la presión y explotó en ese mismo episodio. Su reemplazo, el derecho Yadián Martínez, logró disolver la rebelión anaranjada, al dominar fácilmente al slugger William Saavedra, con hombres en primera y tercera bases, en rodado el box, para cerrar la acción.

Aunque Villa Clara redujo a la mitad la diferencia, la sangre no llegó al río. Los tuneros volvieron a la carga en el final de ese quinto inning y, aprovechando un error en fildeo del jardinero derecho Stayler Hernández, pusieron hombres en segunda y tercera bases; acto seguido, Jorge Johnson sacudió doblete contra la pared del izquierdo, para dibujar el 12-5 en la pizarra del Mella.

Los anaranjados descontaron una en el séptimo, por sencillo remolcador de Stayler, pero se quedaron cortos porque el zurdo Yudier Rodríguez —que entró a relevar con dos corredores en bases— obligó a batear para dobleplay a Yurién Vizcaíno.

Para no dejar lugar a dudas, los tuneros incrementaron la diferencia en la parte baja del octavo, al fabricar una carrera, impulsada por Alomá, y fijar su gran total de la tarde-noche en 13.

El crédito de la victoria correspondió al relevista Yudier Rodríguez, mientras el diestro Alaín Sánchez cargó con el revés.

Por los ganadores brillaron con el madero Castro (doble y jonrón, con cuatro impulsadas), Jhonson (tres sencillos y un biangular, con tres remolcadas e igual cantidad de anotadas), y Alomá (hit, cuadrangular y cuatro empujadas), en tanto por los derrotados sobresalió Norel González (sencillo —por interferencia—, jonrón y tres impulsadas).

La final continúa este domingo en el mismo escenario, con un presunto duelo de lanzadores entre los zurdos Dariel Góngora, por los anfitriones, y Misael Villa, por los visitantes.

El equipo que resulte campeón en este playoff final del campeonato representará a Cuba en la Serie del Caribe de béisbol, prevista del 2 al 8 de febrero en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, Venezuela.