Lunes, 19 de Agosto de 2019
Última actualización: 19:22 CEST
Béisbol:Serie Nacional

¿Conspiración para matar a los Leones?

Un jugador de Industriales. (CUBADEBATE)

La fase clasificatoria de la Serie Nacional de béisbol cubano ha llegado a su fin. Con las victorias dominicales de los Gallos de Sancti Spíritus y los Tigres de Ciego de Ávila se acabaron las ecuaciones matemáticas, los vaticinios y las profecías. Ambas escuadras se unirán a las huestes de Villa Clara y Las Tunas para la postemporada, que comenzará en enero.

Aunque aún resta un partido por celebrar (Leones vs Gallos), este solo podrá cambiar el orden de los clasificados, ya que por el sistema de desempate, los Leones, aun llevándose la victoria y provocando un cuádruple empate en la tabla de posiciones, quedarían eliminados por los resultados particulares entre los implicados.

El final no pudo ser más electrizante. Los de la capital, heridos de muerte desde hacía semanas, se levantaron de sus cenizas y comenzaron a desarrollar un juego dinámico y combativo que arrastró multitudes a su cuartel general, generando una oleada de motivaciones en la fanaticada y un alimento para el hambre de victorias de un conjunto que, a pesar de ser el máximo ganador de trofeos en nuestros campeonatos, no alcanza uno desde hace nueve temporadas.

13 éxitos en los últimos 16 choques, cinco de ellos consecutivos durante el cierre del calendario regular, no fueron suficientes para lograr el ansiado boleto. Misteriosas coincidencias, decisiones arbitrales controvertidas, ausencia de transmisiones televisivas, presuntas conspiraciones de directores rivales y ataques psicológicos, se unieron para dar la estocada final a los Leones, ante el asombro de miles de sus fieles seguidores.

Una victoria de los Leñadores tuneros (ya clasificados) en la serie final contra los Gallos espirituanos, hubiera podido darle la clasificación a la tropa de Rey Vicente Anglada. Sin embargo, su cuerpo de dirección, comandado por Pablo Civil, optó por darle descanso a la mayoría de sus regulares, en un acto sin precedentes, de falta de ética profesional. Acabaron cayendo en todos los partidos.

Muchas especulaciones también se desataron en la porfía entre Azucareros y Tigres, estos últimos obligados a triunfar en la serie particular, cuando el director naranja Eduardo Paret, realizó estrategias controvertidas que facilitaron el triunfo de sus rivales, y por tanto, la eliminación del equipo capitalino.

Si a esto se le suma la parcialidad de los árbitros, escudados ante la misteriosa ausencia de transmisiones televisivas, la garra que mostraron los Cachorros holguineros en los últimos pleitos contra los Azules a pesar de ya estar eliminados, y la orden de comenzar en la última jornada los otros partidos una hora antes, con el ánimo de provocar un impacto psicológico en la tropa azul, sin dudas tenemos que pensar que estamos en presencia de un complot o una conspiración para matar a los Leones. 

La idea de cruzarse a los Industriales en una serie de play-off no es agradable para nadie. Un equipo que cuenta con la experiencia necesaria jugando este tipo de partidos tensos, dueño de un estadio que se convierte en un coliseo romano con más de 50.000 almas frenéticas, con una historia y una estirpe bien ganada, es sin dudas un peligro potencial para cualquiera.

Ahora, una vez reorganizados los clasificados después del partido pendiente, la próxima semana se pedirán otros tres refuerzos por equipos para enfrentar los esperados play-off.

Algunos comentan ahora que, sin los Leones de la capital, la final será deslucida. Pero parece difícil. Los cuatro clasificados han mostrado un juego más que parejo durante toda la temporada, de manera que habrá batalla.

 

TABLA DE POSICIONES

EQUIPOS

JG

JP

DIF

RACHA

Las Tunas (Leñadores)

34

26

-

   P5

Sancti Spíritus (Gallos)

31

28

2,5

   G3

Villa Clara (Azucareros)

31

29

3

   P2

Ciego de Ávila (Tigres)          

31

29

3

   G2

Industriales (Leones)

30

29

3,5

   G5

Holguín (Cachorros)

22

38

12

   P3