Viernes, 14 de Diciembre de 2018
Última actualización: 23:26 CET
Béisbol: Serie Nacional

Rebelión azul en la pelota cubana

Oscar Valdés, receptor de Industriales. (CUBADEBATE)

Muy interesante se ha puesto la Serie Nacional de Béisbol cuando solo resta un tercio para la llegada de los esperados play off. Los conjuntos más azules del campeonato (Leones y Cachorros) han resurgido de sus cenizas y, apoyados por una afición delirante, han barrido en tres encuentros a sus rivales, desatando confusión y sacudiendo los vaticinios de analistas y entendidos.

Los Industriales de Rey Vicente Anglada, después archivar seis derrotas consecutivas y al borde de la eliminación, con su cuerpo de lanzadores maltrecho, los guantes erráticos y la ofensiva dormida, sacaron esa estirpe innata de los equipos capitalinos y, ayudados por quién sabe qué fuerzas extrañas que habitan en el Estadio Latinoamericano, vapulearon a los Leñadores tuneros —líderes de la lid—, propinándoles la primera barrida que reciben en ésta etapa de definiciones.

Un total de 46 imparables salieron de las muñecas azules en estas tres últimas jornadas, válidos para anotar 32 carreras a uno de los mejores staff de picheo de la justa.

Por su parte, los dos refuerzos pinareños Frank Luis Medina y Erlis Casanova cumplieron su misión en el box, sobre todo el último, regalando una joya monticular a los miles de aficionados presentes en el "Coloso del Cerro" y dejando en solo tres indiscutibles a la potente tanda de los visitantes en sus siete episodios de trabajo.

Stayler Hernández, despachó su vuelacercas número 17 de la campaña (líder) y extendió a 13 su cadena de juegos consecutivos bateando de hit, llevando el peso del ataque felino.

Del otro lado de la Isla, los Cachorros holguineros de Noelvis González hicieron lo mismo contra los Azucareros de Villa Clara, ante el frenesí y el asombro de más de 30.000 almas que desbordaron el estadio Calixto García en estos días.

La reacción del conjunto no es algo nuevo. En la primera etapa, después de un resultado adverso en las subseries iniciales, y cuando todos lo habían borrado de las listas de favoritos, tuvieron una remontada épica y terminaron como el equipo más ganador (igualados con Ciego de Ávila) de la fase clasificatoria.

Ahora, perjudicados por la absurda estructura de solo arrastrar los resultados con los equipos clasificados, y mandados al sótano de la noche a la mañana de un simple plumazo, esta aguerrida tropa ha logrado vencer sus demonios psicológicos y ha regresado del mundo de los muertos como hambrientos zombis que lo devoran todo.

Energizada con el retorno de su estelar Maikel Cáceres, quien declinó un contrato profesional en Nicaragua por "motivos de fuerza mayor", según la Comisión Nacional de la disciplina, y por la incorporación del "fenómeno" santiaguero Oscar Luis Colás, contratado en Japón y llamado "El Otani cubano" por su capacidad para batear y lanzar, no hay dudas que esta escuadra exhibe ahora mismo otra cara y hace temblar a sus adversarios en el terreno de juego.

Solo restan 15 partidos, la distancia que separa a estas dos escuadras de la zona de clasificación es de cuatro juegos (Industriales) y cinco (Holguín), y a todas luces la tarea parece una utopía.

Sus parciales no piensan lo mismo y en las calles de ambas provincias reina el optimismo. ¿Podrán hacer la hombrada? Esta semana quizás tendremos la respuesta. El béisbol es un deporte impredecible… y mágico.

TABLA DE POSICIONES

EQUIPOS

JG

JP

DIF

RACHA

Las Tunas (leñadores)

27

18

-

   P4

Sancti Spíritus (gallos)

25

20

2

   G1

Villa Clara (azucareros)

24

21

3

   P3

Ciego de Ávila (tigres)

22

23

5

   P1

Industriales (leones)

19

26

8

   G3

Holguín (cachorros)

18

27

9

   G3

 

Más información