Lunes, 27 de Mayo de 2019
Última actualización: 00:10 CEST
Béisbol: Serie Nacional

Marejadas peligrosas en la segunda fase del campeonato cubano

Frederich Cepeda. (GRANMA)

Finalizada la primera subserie particular de la segunda fase del campeonato nacional de béisbol cubano en su edición número 58, los Leñadores de Las Tunas han defendido con el madero el lugar de honor que por obra y gracia del nuevo sistema de competencia (donde solo se arrastran los resultados entre los clasificados) les ha concedido la Comisión Nacional de Béisbol.

Un total de 46 imparables ligaron los subcampeones nacionales en patio ajeno frente al excelente cuerpo de lanzadores de los Tigres de Ciego de Ávila, válidos para llevarse dos victorias de tres posibles y mantener una rayita de diferencia con su más cercano perseguidor, los Azucareros de Villa Clara, que al igual que los Gallos espirituanos salieron victoriosos (2-1) en sus respectivas batallas, contra los Leones de Industriales y los Cachorros de Holguín.

Los bates cantaron en los tres parques que abrieron sus puertas este fin de semana. No importó la presencia de los lanzadores de cabecera de cada uno de los conjuntos. Un promedio colectivo de 333 AVE, con todos los equipos bateando por encima de 300, así lo demuestra.

Frederich Cepeda (SSP) y Jorge E. Aloma (LTU) dispararon par de vuelacercas cada uno, y este último, además, ya compila más indiscutibles que nadie, abrazado con el gallo Orlando Acebey (7).

Desde el montículo, los serpentineros arrojan números preocupantes, mucho más ahora que las calidades están concentradas después de reforzarse todas las nóminas.

Un total de 62 bases por bolas y 97 carreras limpias permitidas en 156 entradas lanzadas (5.60 PCL) con un altísimo whip de 1.77, habla por sí solo.

Lázaro Blanco (CAV), Wilson Paredes, Yamichel Pérez (SSP), y Alain Sánchez (VCL) fueron los pocos privilegiados que salvaron su honra abriendo partidos.

La defensa es otro departamento del juego que arrancó por malos caminos.

25 marfiladas en 714 lances (965 AVE) son demasiados para este nivel de la pelota cubana, siendo Industriales otra vez el más errático con cinco pifias en 115 lances (957AVE).

El objetivo en esta segunda fase es clasificar para las series semifinales de play off (los cuatro primeros), por lo que las derrotas de leones y sabuesos, a la zaga en la tabla de posiciones, en los puestos cinco y seis, comienza a inquietar a sus seguidores, teniendo en cuenta los 42 partidos que restan y la increíble paridad mostrada por los elencos desde el primer día de competencia en esta temporada.

Esperemos que estos desniveles exagerados entre lanzadores y bateadores no sea la tónica en esta segunda fase y que los bajos promedios defensivos se eleven cuanto antes por el bien del espectáculo y el buen desarrollo de nuestro deporte nacional. Nos vemos en el estadio.

 

TABLA DE POSICIONES

EQUIPO                      G                    P                      DIF

Las Tunas                 12                   6                       --

Villa Clara                  11                   7                      1

Ciego de Ávila           9                    9                       3

Sancti Spíritus           9                    9                       3

Industriales                8                    10                     4

Holguín                       5                    13                     7