Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 01:52 CET
Béisbol: Serie Nacional

Sin favoritos a la vista

Carlos Benítez, de Granma, en el 'club de los 400'. (ACN)
Tabla de posiciones. (B. L. CABRERA)

La edición número 58 del campeonato cubano de béisbol ha llegado al segundo tercio de la fase clasificatoria y aún no se vislumbran favoritos para pasar a la segunda fase.

Los Tigres de Ciego de Ávila han logrado mantenerse en la cima hilvanando una cadena de cuatro éxitos, pero tras ellos un grupo de cinco conjuntos ha estrujado la tabla de posiciones y cualquier cosa podría pasar en las próximas jornadas.

Las notas más interesantes de la semana las han dado los Cachorros de Holguín y las Avispas santiagueras, victoriosos en ocho y siete de sus últimos diez partidos, respectivamente, dando alcance al pelotón de vanguardia.

Desde el punto de vista colectivo, de nada le ha servido a los Cazadores de Artemisa batear más que nadie (333 AVE). Su cuerpo de lanzadores anda permitiendo más de cinco carreras limpias por cada nueve entradas y ha caído en los últimos cuatro encuentros.

Los mejores números desde el montículo siguen siendo para los serpentineros de Villa Clara (2.50 PCL y Whip de 1.26), a pesar de haber sido castigados días atrás por la tropa azul de los Industriales en el Latinoamericano.

Mientras que las mejores manos a la defensa están entre los de Mayabeque, quienes solo han cometido 19 errores en 1.088 lances para un magnifico 983 de promedio, muy por encima de la media del campeonato (971)

En el plano individual, la pelea por el liderato de bateo está al rojo vivo. Cuatro hombres se mantienen en el club de los 400, Carlos Benítez (GRA), 400 AVE; Jorge Alomá (ART), 427 AVE; Yosvany Alarcón (LTU), 442 AVE, y Stayler Hernández (IND), 447.

Los más efectivos en el box y únicos por debajo de dos limpias permitidas cada nueve capítulos son Vladimir García (CAV), 1.98 PCL; Alberto Pablo Civil (LTU), 1.91 PCL; Alberto Bicet (SCU), 1.89 PCL; Yaifredo Domínguez (PRI), 1.86 PCL, y Frank Luis Medina (PRI), 1.47 PCL.

En otros lideraros ofensivos Yosvany Alarcón (LTU) y el prospecto Pedro León (MAY) han sacado la esférica del parque en nueve ocasiones; Stayler Hernández (IND) es el que más carreras impulsa para el plato (36); Dayron Blanco (ART) es el que más anota (33), y Maikel Cáceres, uno de los que ha regresado al país después de un fallido intento de jugar en otras ligas, es el líder en hits conectados, con 48.

En el picheo, Alberto Bicet (SCU) ha ganado seis juegos, Alyanser Álvarez (MAY) ha salvado siete, y Yoanni Yera ha ponchado a 48.

La casi eliminación de conjuntos donde juega la mayoría de los integrantes de los últimos equipos nacionales, como Granma, Matanzas, Pinar del Río y Camagüey, promete una dura y definitoria selección de refuerzos, por lo que ha aumentado aún más la rivalidad en el terreno de juego.

A pesar de las bajas calidades, de la pobre defensa colectiva, la ausencia de grandes jonroneros y el pobre espectáculo en los estadios, los aficionados, sedientos de béisbol y añorando tiempos pasados, están promediando más de 30.000 asistencias diarias a los partidos y nuestro deporte nacional, al menos por el momento, sigue respirando. Nos vemos en el estadio.