Martes, 11 de Diciembre de 2018
Última actualización: 07:08 CET
béisbol

Tras ser declarados agentes libres, los hijos de Víctor Mesa podrán jugar en Grandes Ligas

Víctor Víctor y Víctor Mesa Junior. (TWITTER)

Los hermanos Víctor Víctor Mesa, de 22 años, y su hermano Víctor Mesa, de 17, ambos jugadores de béisbol cubanos, han sido declarados agentes libres y pueden firmar con cualquier equipo de las Grandes Ligas, reportó EFE.

Aún se desconoce con cuál equipo firmarán, pero ya existen rumores sobre conjuntos interesados en que puedan llegar a las Grandes Ligas. Debido a su edad y a su experiencia en el béisbol, ambos están sujetos a las reglas de las firmas internacionales.

Los Orioles de Baltimore cuentan con 6,5 millones disponible para gastar en prospectos internacionales, la mayor suma entre las organizaciones del béisbol profesional estadounidense.

Le siguen los Marlins de Miami, que tienen disponibles 4,3 millones de dólares; los Rays poseen 3,6 millones y los Dodgers de Los Ángeles llegan a los 2,78 millones de dólares.

Se espera que ambos peloteros realicen demostraciones ante escuchas de cada uno de los 30 equipos de la Gran Carpa, posiblemente este mes o el próximo.

Ahora que Víctor Víctor Mesa puede firmar, sube al primer lugar de la lista de las 30 mejores promesas internacionales de MLB.com, reportó esa publicación. 

Por su parte, Víctor hijo, el hermano menor, podría integrar dicha lista después de ser evaluado.

Víctor Víctor Mesa es considerado un defensor sobresaliente en los jardines, con un brazo fuerte. Corre con una velocidad por encima del promedio y los observadores de talento ven con buenos ojos su habilidad atlética y su pedigrí.

Hizo su debut por Matanzas en la Serie Nacional de Cuba a los 16 años. En el Clásico Mundial del 2017 se fue de 7-3 con dos dobles.

Víctor Mesa fue un estelar en la selección sub18 de Cuba. Es un bateador ambidextro.

Los hermanos abandonaron la Isla en mayo, dejando aún más devaluado el béisbol en un país donde este se considera el pasatiempo nacional.

El padre de los hermanos, Víctor Mesa, brilló en la Serie Nacional y la selección nacional de Cuba desde finales de la década de los 70. Como manejador, el exolímpico dirigió en Cuba, México y a la selección cubana en la Clásico del año pasado.