Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Última actualización: 02:28 CET
Juegos Centroamericanos

Cuba supera el centenar de títulos, pero no cumple los planes del INDER

Lázaro Borges, oro en salto con pértiga. (ACN)

La delegación cubana cerró este viernes con 102 medallas de oro su actuación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, lejos de la cifra de 115 solicitada por el INDER y 21 por debajo de los 123 títulos alcanzados hace cuatro años en Veracruz.

México, en cambio, superó en 17 la cantidad de oros del evento precedente.

Además de los 102 oros, Cuba acumuló 72 platas y 68 bronces, para un total de 242 medallas.

México terminó reinando (132-118-91) y Colombia (79-93-97) fue tercero. Detrás, se ubicaron Venezuela, República Dominicana, Guatemala, Puerto Rico, Jamaica, Trinidad y Tobago y Bahamas, en ese orden.

Desde los juegos de Panamá 1970, Cuba no bajaba del primer lugar en la tabla general por medallas.

En 1993, dos años después de la caída de la URSS, la Isla logró 227 oros (364 totales), para llevarse el primer lugar del medallero. Hace cuatro años, en Veracruz 2014, solamente consiguió 123 oros (254 totales).

El vacío cubano en la zona centroamericana lo ha ocupado México. La delegación de ese país superó las preseas doradas cosechadas hace cuatro años (115) y las de 1990, cuando fue sede (114).

Los títulos del jueves

En el boxeo, José Ángel Larduet se tituló en los 91 kilogramos; Julio César la Cruz en los 81; Lázaro Álvarez en la división de los 60 kilogramos, y Roniel Iglesias en los 69.

En las finales de la lucha, los cubanos también ganaron cuatro títulos: Franklin Maren en los 74 kilogramos; Yurieski Torreblanca en los 86; Reineris Salas en los 97 y Yudenny Alpajón, en los 125.

En el atletismo, Cristian Nápoles ganó el triple salto, con marca de 17.34, que resultó su mejor marca personal.

El equipo femenino de velocidad ganó los 4×400 metros planos e impuso un nuevo récord de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, al terminar la prueba en tres minutos, 28 segundos y 48 centésimas. El cuarteto isleño, que estuvo conformado por Zurian Hechavarría, Gilda Casanova, Roxana Gómez y Rose Mary Almanza, quebró la marca de 3:29.65 que había impuesto su país hace 20 años en los Juegos de Maracaibo.

En el salto con pértiga, sucedió algo inédito: el colombiano Walter Viafara y el cubano Lázaro Borges compartieron el oro, tras quedar empatados en la final. Ambos llegaron hasta los 5.30 metros del altura, exactamente con la misma secuencia de saltos.

El equipo cubano de judo femenino derrotó a Venezuela por 3-0 en la final del torneo y se colgó el oro. Lo integraron Anailys Dorvigny, Maylin del Toro, Ónix Cortés e Idalys Ortiz (Ortiz no se presentó debido a la ausencia de rival en su peso).

La tercera presea en el canotaje de estos juegos (dos de oro y un bronce) para Yurieni Guerra llegó en horas de la mañana, luego de que se impusiese en la final del K1 a 200 metros, con crono de 39.043 segundos. Con tiempo de 36.399, el santiaguero Fidel Vargas se impuso a su vez en la misma prueba.

En deportes colectivos, el softbol masculino se coronó después de dos décadas sin lograrlo y en el doble femenino del bádminton la pareja de Taymara Oropesa y Yeili Ortíz superó a las mexicanas Haramara Gaitán y Sabrina Solís.