Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Última actualización: 22:39 CET
Béisbol de Grandes Ligas

Estos son los cubanos con más viajes al 'All-Star Game' de las Grandes Ligas

Tony Oliva. (ESPN DEPORTES)

Para los 203 peloteros cubanos que han jugado en Grandes Ligas aún es insuperable la actuación de Tony Pérez en el All-Star Game de 1967, cuando bateó un jonrón en el Anaheim Stadium que decidió por 2-1 el desafío a favor de la Liga Nacional en la decimoquinta entrada.

Sin embargo, antes de ese momento, Minnie Miñoso ya había hecho historia, integrando el roster del ASG en nueve ocasiones desde su debut en 1951. Miñoso bateó .300/.364/.400, formando parte de un listado de apenas 27 jugadores que han participado en al menos nueve juegos de las estrellas.

Otras actuaciones interesantes resultan las de Tony Oliva —bateó .263, aunque tres de sus cinco hits fueron dobles—, Mike Cuellar —no permitió carreras en cuatro entradas frente a 14 bateadores en sus apariciones de entre 1967 y 1974— y Aroldis Chapman —en cuatro apariciones y tres innings aún no ha permitido carreras, con la mitad de sus 10 rivales eliminados por la vía de los strikes.

Por ahora, estos son los únicos cubanos con al menos cinco viajes al All-Star Game en la historia de las Mayores:

Minnie Miñoso

Temporadas en MLB: 17

Tiempo en activo: de 1949 a 1980

Visitas al All-Star Game: nueve

El debut de Miñoso en el All-Star Game de 1951 fue apenas una pequeña parte de su gran carrera, en la que exhibió poder, velocidad y destreza. Esa temporada, a los 25 años, Miñoso bateó .326, con un sluggingde .500, y lideró la Liga Americana en robos (31) y triples (14). Fue todo un show con las Medias Blancas, hasta convertirse en un ícono entre los jugadores de color, los latinos y sus compatriotas cubanos.

Tony Oliva

Temporadas en MLB: 15

Tiempo en activo: de 1962 a 1976

Visitas al All-Star Game: ocho

La aparición de Oliva no pudo ser mejor: integró la realeza de la época gracias a su especial temporada de 84 extra bases, 32 jonrones y 217 hits con los Mellizos de Minnesota en 1964. Sí, parte de esos numeritos constituyen aún el récord de la franquicia.

Tony Pérez (único cubano elegido al Salón de la Fama de Cooperstown)

Temporadas en MLB: 23

Tiempo en activo: de 1964 a 1986

Visitas al All-Star Game: siete

Pérez fue parte de una gran época con la maquinaria Roja de Cincinnati en los años 70 y, mediante su único hit en un All-Star Game, completó una obra en la que siempre destacó por saber producir a la hora buena, bajo situaciones comprometedoras. Así fue el jonrón que dejó tendida a la Liga Americana en 1967.

Camilo Pascual

Temporadas en MLB: 18

Tiempo en activo: de 1954 a 1971

Visitas al All-Star Game: siete

Pascual lanzó para 3.38 ERA en 8IP entre 1959 y 1964, pero no corrió con suerte y salió como perdedor en su única decisión en un ASG.

José Canseco

Temporadas en MLB: 17

Tiempo en activo: de 1985 a 2001

Visitas al All-Star Game: seis

En sus participaciones entre 1986 y 1999, Canseco tuvo pésimos números en su reunión formando parte de la élite, pues bateó de 8-0 con dos ponches.

Bert Campaneris

Temporadas en MLB: 19

Tiempo en activo: de 1964 a 1983

Visitas al All-Star Game: seis

Aunque Campaneris bateó apenas de 11-2 en sus intervenciones como all-star, aún sus historias permanecen vivas, gracias a su habilidad para robar bases y su disciplina en el home. Así, robó 62 almohadillas y tomó 50 bases por bolas en 1968, con un récord personal de 177 hits.

Cookie Rojas

Temporadas en MLB: 16

Tiempo en activo: de 1962 a 1983

Visitas al All-Star Game: cinco

Jamás pudo Cookie Rojas iniciar un All-Star en la alineación titular. Sin embargo, bateó de 3-1 con un jonrón. Rojas se caracterizó en su carrera por ser un bateador de fondo, y sus mejores números están atados a los Filis, cuando bateó .303 en 1965, con capacidad suficiente para obtener más boletos que ponches (42 por 33).

Leo Cárdenas

Temporadas en MLB: 16

Tiempo en activo: de 1960 a 1975

Visitas al All-Star Game: cinco

Toda la experiencia de Cárdenas se resume a tres turnos sin hit, con un ponche. Aunque generó fuerza de slugger, su agresividad lo convirtió en un bateador que vivía atado a los ponches: en nueve temporadas con la cantidad suficiente de turnos al bate, terminó en seis de ellas con más de 40 ponches sobre su cifra final de boletos.

2 comentarios

Imagen de Anónimo

suuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuufre Inder de mieeeeeeeeeeeeeeerda!!!!

Imagen de Anónimo

Pero según Randy son ex-cubanos 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.