Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 01:38 CET
MUNDIAL DE FÚTBOL: RUSIA 2018

Bélgica escoge el camino difícil en el Mundial de Rusia al vencer a Inglaterra 1-0

Jugadores de Bélgica celebran el gol. (EFE)

La selección de Bélgica escogió el camino teóricamente más difícil hacia la final del Mundial de Rusia 2018 al derrotar a Inglaterra por 0-1 con un golazo de Adnan Januzaj y terminar como primera de grupo, lo que le lleva a unos posibles cuartos de final contra Brasil si supera a Japón en octavos, reportó EFE.

Un zurdazo del delantero de la Real Sociedad en el amanecer del segundo tiempo sentenció un partido que prometía mucho y que ofreció menos: mucha velocidad, pero pocas ocasiones claras. Y la mayoría, de los 'Diablos Rojos', a excepción de un mano a mano del inglés Marcus Rashford que desvió el meta belga Thibaout Courtois.

Con los dos equipos clasificados para octavos de final, el partido solo iba a servir, además de para medir las posibilidades de ambos ante un rival de primer nivel, para decidir el orden del grupo y el lugar del cuadro.

Y Bélgica, con su triunfo, escogió el camino de las dificultades, en el que tras Japón en los octavos se medirá en cuartos a Brasil si la 'Canarinha' supera a México, y luego podría enfrentar a Francia, Argentina, Uruguay o Portugal; mientras que para Inglaterra el primer cruce será Colombia, en cuartos el ganador del Suecia-Suiza y en 'semis' podría medirse a Croacia o España.

Ya decía en la conferencia de prensa el seleccionador de Bélgica, el español Roberto Martínez, que la prioridad no era ganar, pero su conjunto atesora tanta calidad que puede aparecer por cualquier lado. Para su contrincante, Gareth Southgate, que quería ganar para mantener la progresión de sus 'Tres Leones', quedaron dudas sobre la capacidad de crear peligro real de los suyos.

Ninguno de los dos goleadores comparecieron en el Kaliningrad Stadium. Ni el máximo artillero mundialista Harry Kane, autor de cinco goles en dos partidos, sustituido por Jaime Vardy, ni su perseguidor belga Romelu Lukaku, que lleva cuatro tantos, está tocado en el tobillo izquierdo y fue una de las nueve permutas del once belga.

La intención en la primera parte fue claramente inglesa, con la presión alta de los 'Tres Leones', encabezada por Vardy y con un incisivo Trent Alexander-Arnold por la derecha.

Pero las ocasiones fueron belgas: un disparo desde fuera del área de Youri Tielemans que el portero inglés Jordan Pickford desvió fuera, y dos balones aéreos, el primero bajado por Marouanne Fellaini que el delantero Michy Batshuayi no llegó a rematar, y el segundo capturado por Fellaini para un disparo en el que se interpuso Alexander-Arnold para evitar el gol.

La posesión hasta el descanso fue inglesa, pero sin excesiva profundidad ni peligro para la meta de Courtois, mientras su homólogo en la portería inglesa ya había visto dos disparos entre los tres palos antes del intermedio.

El tercero, en los primeros cinco minutos de la reanudación, fue el del golazo de Januzaj, que recibió un balón en la esquina derecha del área, quebró dos veces y enganchó un zurdazo sensacional con rosca hacia adentro que hizo inútil la estirada de Pickford

Buscó Inglaterra el empate y estuvo a punto de encontrarlo en una jugada en la que conectaron Danny Rose y Eric Dier para la carrera de Rasfhord, pero en la definición del delantero del Manchester United ante Courtois, el meta belga alcanzó a rozar el balón lo suficiente como para desviarlo fuera

'Bob' Martínez aprovechó para seguir dando minutos a sus hombres, como al central Vincent Kompany, lesionado durante la preparación y que tuvo sus primeros minutos en Rusia 2018 sustituyendo a Thomas Vermaelen, que había sangrado aparatosamente minutos antes tras un codazo en un salto de Jamie Vardy.

Por su parte, Southgate aportó más madera con Danny Welbeck, pero su equipo no tuvo la claridad suficiente para inquietar en exceso a Courtois. Es más, fue Dries Mertens, incorporado al partido en los últimos cinco minutos, el que hizo lucirse a Pickford y Fellaini el que estrelló un balón en el lateral de la red. Bélgica tiene pólvora y tendrá que mantenerla seca para el camino que le espera.

En el otro juego…

El delantero Wahbi Khazri amargó la ilusión de Panamá, que pretendía cerrar su estreno mundialista con una victoria en Rusia 2018, que no llegó y que dejó al plantel canalero sin punto alguno en el torneo.

El atacante del Rennes francés, de largo el mejor del partido, maquilló el papel de su selección que, cuarenta años después volvió a ganar un partido en una Copa del Mundo. Fue en Argentina 1978, ante México, en la primera victoria de un equipo africano en esta competición.

Muy lejos de la puja por los primeros puestos, de la trascendencia de los puntos, Panamá y Túnez cumplimentaron el trámite con un interés exclusivo. El cuadro canalero de forma especial. En una aventura en la que todo es nuevo, el triunfo es un hito en su biografía. Túnez, por su parte, buscaba el reencuentro con el éxito después de cuatro fases finales de sequía.

Fue el equipo de Nabil Maaloul el que más decidido saltó al campo. Túnez no ha parado de tener contratiempos en esta competición. Tuvo otro más antes de iniciar el partido. Sin portero suplente después de que la FIFA rechazara la inscripción prematura de Moez Ben Cherifia. Una petición expresa de la delegación norteafricana ante la desgracia en la portería.

Sus dos primeros porteros, Ben Mustapha y Mouez Hassen, cayeron lesionados y afrontó el final del torneo con el tercero, Aymenathlouthi. El defensa Syam Ben Youssef fue inscrito como meta reserva.

Panamá se empezó a soltar alrededor del ecuador de la primera parte, que atravesó sin daños. Y a la media hora encontró el gol que llevó una euforia desatada a una grada entregada hacia el anfitrión. La delegación canalera lleva casi un mes instalada en Saransk. Algo queda.

El gol llegó en una acción de ataque que terminó con un pase de Román Torres, en la media luna, a Jose Luis Rodríguez, unos metros más atrás. Disparó el 'Puma'. El balón fue desviado por Yassine Meriah que confundió a Aymen Mathlouthi y alcanzó la red. Pudo empatar antes del descanso el conjunto africano.

Primero con un cabezazo de Fakhreddine Ben Youssef que Jaime Penedo acompañó con la mirada. Y después con dos ocasiones de Wahbi Khazri, el más peligroso de Túnez. La segunda la salvó Román Torres bajo palos.

Con un cambio defensivo inició Panamá el segundo tiempo. Hernán Darío Gómez dejó al atacante Gabriel Torres en el vestuario para dar entrada a un central, Harold Cuming. No tuvo efecto. A los cinco minutos Túnez encontró el empate en una acción elaborada.

Naim Sliti abrió el juego a la banda derecha de Wahbi Khazri que envió la pelota al centro del área por donde entró Fakhereddine Ben Youssef, que batió a Penedo.

Khazri fue una pesadilla. Panamá no supo cómo frenarle. El delantero del Rennes francés fue, de hecho, el que culminó la remontada al aprovechar una acción de ataque que dejó en evidencia a la zaga rival, tras una incursión de Oussama Haddadi, que le dio el pase.

Buscó el empate con tesón Panamá, pero desordenado y sin fuerzas en el tramo final, empeñado en evitar que su puesta en marcha en un Mundial culminara sin puntos.

1 comentario

Imagen de Anónimo

En este mundial no se sabe cual es el camino mas facil. Sino preguntenle a Alemania y a la misma Argentina que casi queda eliminada.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.