Jueves, 19 de Julio de 2018
Última actualización: 08:40 CEST
VOLEIBOL

El equipo Cuba de voleibol masculino se tiene que conformar con el bronce del XII Panamericano

Equipo de Voleibol masculino. (PL)

La selección cubana de voleibol se tuvo que conformar con el bronce en el XII Panamericano de la especialidad. El elenco masculino de mayores derrotó a Canadá 3-1 (25-18, 25-21, 22-25 y 25-23) sobre el tabloncillo de la Arena Robert Guertin de la ciudad de Gatineau, pero antes sufrió una derrota en la semifinal del sábado ante Puerto Rico (1-3).

El equipo más joven de la justa había llegado invicto a la fase incluso derrotando al poderoso conjunto de EEUU en la etapa preliminar en el Grupo A.

El sexteto cubano, que llegó a Gatineau como el campeón defensor no pudo así revalidar su corona que pasó a manos de Argentina, recogió la oficial Prensa Latina.

Los sudamericanos, la escuadra más consistente del torneo, derrotaron 3-1 (25-23, 25-18, 23-25, 25-20) a un entusiasta elenco puertorriqueño que también eliminó en cuartos de final al equipo norteamericano.

Los cubanos enfrentaron por primera vez en la competencia a los canadienses que integraron el Grupo B en la ronda eliminatoria. Para los de la Isla fue una victoria meritoria después que el equipo de casa conquistara una medalla de bronce histórica en la Liga Mundial de la FIVB.

Miguel Ángel López lideró la ofensiva cubana con 21 puntos mientras Miguel David Gutiérrez aportó 16, incluidos tres Ases con su potente servicio. El capitán Liván Osorio y Javier Jiménez contribuyeron diez tantos cada uno para el triunfo bronceado.

"El equipo se desempeñó bien. Nos recuperamos psicológicamente de la derrota ante Puerto Rico, y nos metimos en este partido con mente positiva", dijo López tras concluir el juego, de dos horas de duración.

El atacante señaló en sus declaraciones a la prensa que muchos de los que viajaron a Gatineau intervendrán en el Campeonato Mundial Sub-23 en dos semanas.

Nicolás Vives, el director técnico del conjunto cubano, manifestó por su parte que sus muchachos "se recuperaron mentalmente después de un revés y eso es importante para cualquier equipo, especialmente para estos jugadores jóvenes".

"Ahora tenemos que prepararnos para el torneo del orbe Sub-23 y el clasificatorio para el Mundial de mayores", concluyó Vives.

Según la plantilla que dio a conocer la prensa oficial antes de que comenzara el Panamericano, el evento habría supuesto la vuelta de Dariel Albo Miranda a las lides internacionales después del caso de los voleibolistas condenados por violación a una mujer en Finlandia. Sin embargo, de su posible desempeño no se habló.

Albo Miranda, de 24 años y 2,04 metros de altura, regresó a la Isla y se incorporó a los entrenamientos con el equipo nacional en octubre de 2016, una vez fuera exonerado de cargos por un juzgado de Tampere.

A finales de junio, otro tribunal finlandés de apelación redujo las penas a las que fueron sentenciados el año pasado los cinco compañeros de Albo, juzgados por violación en la ciudad de Turku.

El capitán del equipo, Rolando Cepeda Abreu, así como Abrahan Alfonso Gavilán, Ricardo Calvo Manzano y Osmany Uriarte Mestre fueron condenados inicialmente a cinco años de prisión, mientras que Luis Sosa Sierra fue sentenciado a tres años y medio.

Una corte de apelaciones de Turku redujo la pena de Cepeda Abreu a dos años y medio, la de Calvo Manzano a tres y la de Uriarte Mestre a cuatro años.

La pena de Gavilán quedó rebajada a un año y tres meses mientras que Sosa Sierra fue absuelto y puesto en libertad.

Los atletas fueron arrestados un día después de los hechos por los que fueron procesados en un hotel en Tampere, en julio pasado, cuando el equipo Cuba participaba en la Liga Mundial de Voleibol.

La condena impidió a todos los voleibolistas participar en los Juegos Olímpicos de Río y desató un escándalo en la Isla, cuyas autoridades deportivas destituyeron a los entrenadores de la selección poco antes de la cita olímpica.