Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 02:34 CEST
Béisbol de Grandes Ligas

Cubanos en junio, lo mejor y lo peor

José Abreu. (MLB)

En junio, los numeritos ofensivos de los nacidos en la Isla fueron fascinantes: .292 (256-878), con 86 extra bases, 29 jonrones, 100 remolcadas y 58 boletos. He aquí las mejores hazañas y algunos momentos difíciles:

Mejor bateador del mes: Los inicialistas José Abreu (Medias Blancas de Chicago) y Yulieski Gurriel (Astros de Houston) se disputaron la excelencia del mes.

Abreu: .309 / .355 / .527, 4HRs, 15 XBH, 22 RBIs, 16 CA, 121 PAs.

Gurriel: .309 / .309 /.532, 4HRs, 13 XBH, 14 RBIs, 13 CA, 97 PAs.

Mejor juego al bate: José Abreu protagonizó una noche interesante el 27 de junio, cuando dio sencillo frente al derecho Dellin Betances que trajo el triunfo 4-3 de los Medias Blancas contra los Yankees de Nueva York en el noveno capítulo con dos outs. Con el imparable, Abreu es el último bateador de los Medias Blancas que repite la hazaña, pues el 25 de abril de 2014 bateó un grand slam que dejó en el diamante a los Rays de Tampa Bay.

Los Medias Blancas no habían obtenido aún un éxito en juegos que fueran perdiendo después de la octava entrada desde el 4 de septiembre de la temporada pasada, en Minnesota. De 2013 hasta el 30 de junio pasado, Abreu fue el tercer bateador de las Grandes Ligas en remolcadas con corredores en posición de anotar, sumando 243, detrás de Albert Pujols (250) y Nolan Arenado (260).

Mejor lanzador del mes: No cabe duda de que Raisel Iglesias tiene los mayores méritos como lanzador cubano del mes. El derecho de Isla de Pinos salvó cinco juegos y recetó 16 ponches (tasa K9 de 12) para unos Rojos de Cincinnati que jugaron para marca de (10-17) en junio. Esas pocas victorias, sin dudas, han sido impulsadas por Iglesias, quien ya tiene 15 salvados en sus 34 relevos.

Mejor apertura del mes: Ariel Miranda efectuó la apertura más sólida de su carrera, precisamente el último día del mes contra los Angelinos de los Ángeles. El zurdo de Mayabeque permitió solo dos hits de 24 bateadores, con cuatro ponches en siete excelentes capítulos.

Jonrón del mes: Posiblemente el jonrón de Kendrys Morales el pasado 10 de junio contra Jake Odorizzi de los Rayos de Tampa Bay, sea recordado en buen tiempo. El elevado recorrió 465 pies por el jardín derecho, y ha sido el palo más largo medido en Roger Centre, desde que StatsCast registra las longitudes de los batazos.

Pero el que bateó Yasiel Puig contra los Mets el 23 de junio resultó el más polémico, después de que el jardinero de los Dodgers paseó el cuadro a un trote de 32.12 segundos, cuando la media de MLB es de 19.15. Al terminar la entrada, Céspedes le llamó la atención a Puig por esa acción, que enfureció bastante a los jugadores de los Mets.

Slump del mes: Del 2 al 19 de junio, José Iglesias bateó .392 (20-51) con los Tigres de Detroit, pero de ahí en adelante, un slump le hizo caer en su rendimiento. "Candelita" cerró bateando .103 (3-29), con una racha de 19-0 en ese intervalo de tiempo.

Lo extraño del mes: José Abreu —¡al fin!— dejó atrás la racha de turnos sin conseguir jonrones en casa, cuando llegaron sus cuadrangulares 14 y 15. Los primeros 13 batazos de vuelta entera del cienfueguero fueron en la carretera, la racha más larga de cualquier jugador del equipo desde 2014, según el buró de Elías Sports.

Fuera de lo normal: Yonder Alonso tuvo un día de siete hits el sábado 10 de junio, algo realmente increíble. Alonso le bateó de 5-3 y 5-4 a los lanzadores de los Rays de Tampa Bay en un doble juego, siendo el primer jugador en 2017 con un total de siete hits en un día. Dos bateadores también hicieron esto, pero en 2016: Josh Reddick contra los Orioles, y Brandon Crawford en un desafío de 14 entradas contra los Marlins.

El regreso del mes: Yunel Escobar (Angels) tuvo un excelente regreso al bate, con 10 partidos de multihits en 25 desafíos de junio. Escobar bateó .326 y alcanzó un OPS de .833, interesante para el reto que tuvo como cuarto bate.

La noticia sorpresa: el cambio de Adeiny Hechavarría de Miami a Tampa Bay, donde el santiaguero se está sintiendo a gusto.