Lunes, 16 de Julio de 2018
Última actualización: 02:47 CEST
Fútbol

Pasiones y precios de una final de la Liga de Campeones en Cuba

Fanáticos del Real Madrid celebran en las calles. (M. GUERRA PÉREZ)
Fanáticos del Real Madrid celebran tras el triunfo en la Liga de Campeones. (O. CARMONA)

La final de la Liga de Campeones, con la victoria del club español Real Madrid 4-1 sobre la Juventus de Turín, fue un gustazo para los cada vez más seguidores del fútbol en la Isla, y también un negocio redondo.

Hoteles que destinaron espacios a la transmisión del partido cobraron entre cinco y 15 CUC (equivalente al dólar). Casas particulares cobraron un CUC por persona y algunos fanáticos obtuvieron dividendos en las apuestas ilegales.

La televisión estatal anunció que trasmitiría en vivo la final de la Champions League, pero de todas formas muchos prefirieron ver el encuentro en lugares que se abarrotaron de público, como el restaurante-bar Polinesio, el Hotel Colina, el Centro Vasco, la Plaza Carlos III, el Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre, el Hotel Meliá Cohíba, el Comodoro y el bar-restaurante El Conejito, entre otros.

Unos pocos lugares, como el bar-restaurante Polinesio y la Plaza Carlos III, no cobraron la entrada a los apasionados del fútbol.

En el Salón de los Embajadores del Habana Libre la entrada costo cinco CUC por persona y se llenaron las 500 sillas disponibles. De hecho, la seguridad del hotel tuvo que sacar a varias personas por que no cabían dentro del recinto.

Con lleno total también estuvo el Hotel Meliá Cohíba, que cobró 15 CUC e incluía un termo de cerveza por mesa en la entrada.

En el bar-restaurante El Conejito la entrada fue de dos CUC, uno más de lo que cobra el establecimiento habitualmente en los partidos de champions. Ese recinto fue cerrado por capacidad una hora antes de comenzado el choque.

"Cobramos la entrada porque son eventos que organiza la administración", comentó un empleado en el Salón de los Embajadores del Habana Libre.

"No entiendo por qué nos cobran la entrada, yo veo el partido mientras consumo, aquí todo el mundo se aprovecha de cualquier cosa", se quejó Kevin Alonso, de 24 años, quien no obstante pagó los dos CUC del Conejito para ver el partido.

Tras el encuentro, el tráfico en la céntrica avenida 23 del Vedado fue paralizado por seguidores y fanáticos con banderas del equipo merengue, que bajo una lluvia pertinaz coreaban "Madrid, Madrid, Madrid".

"Es mejor que estas imágenes no salgan por la televisión, nunca había visto tanto alboroto cuando el equipo Cuba ha ganado en el béisbol", comentó un señor que miraba desconcertado la multitud y tomaba imágenes.

"Siempre veo los partidos de Champions en el Hotel Colina y hoy tuve que pagar un CUC al dependiente y también consumir para poder sentarme en una mesa", comentó Vicente, de 25 años, seguidor de la Juventus.

"No quise arriesgarme a escuchar el partido con los narradores cubanos. Algunos amigos vamos a una casa, pagamos un CUC y lo vemos por la antena (clandestina)", declaró otro aficionado.

Apostadores tuvieron pérdidas y ganancias según al equipo que eligieron.

"Estoy muy contento, sobrepasé los 500 CUC de ganancias, me volví loco y di un gol a favor de la Juventus y la gente vino a comerme. Aquí siempre hay apuestas lo mismo en el futbol que en el béisbol de Grandes Ligas", comentó bajo anonimato un corredor de apuestas en la barriada de Mantilla.

"El fútbol se ha vuelto pasión. En las calles ya no ves a chicos jugando béisbol, todos juegan fútbol y tienen mucho conocimiento de los clubes y sus plantillas, aunque llama la atención que desconocen totalmente el fútbol nacional", comentó Julio Antonio Hernández, el entrenador del proyecto de fútbol Víbora Park, quien es hermano del Comisionado Nacional del Fútbol de Cuba, Luis Hernández.

Archivado en

2 comentarios

Imagen de Anónimo

Genial el amor x el futbol, en gran parte alimentada x la censura del gobierno con el mejor beisbol del mundo. Lo mismo paso con el regueton, estimulado x la censura al caracter social del hip hop. Elocuentes ejemplos del modo en q el oscurantismo politico destruye nuestra cultura.

Imagen de Anónimo

Ese es el resultado del Picadillo de Soya y la Masa Carnica.Pero no sólo los cubanos,en América Latina es igual.Recuerdo a la Argentina en medio de la dictadura militar disfrutando de su Mundial.Pobres Pueblos.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.