Sábado, 21 de Julio de 2018
Última actualización: 02:34 CEST
Fútbol

Barriohabana, un proyecto deportivo para niños de familias con pocos recursos

Niños juegan al fútbol en un área deportiva de La Habana Vieja. 9 de mayo de 2017. (EFE)

Barriohabana, una iniciativa promovida en La Habana Vieja por un matrimonio cubano, aprovecha la pasión por el fútbol entre niños y jóvenes para implicarlos en la comunidad, publica EFE.

La agencia toma nota de la cantidad de niños de familias humildes, sin recursos para actividades extraescolares, que corren y juegan por las calles del Casco Histórico Habanero, cada vez más llenas de turistas.

"Barriohabana surge con la idea de demostrar a esos niños y adolescentes que hay opciones mejores que pasar la tarde en las esquinas y que perder el tiempo no se debe hacer cuando se tiene tanta energía y posibilidades para una mejor vida", explicó a Pavel García, promotor junto a su esposa Sandra de la iniciativa, que ya cumple tres años y es financiada instituciones y pequeñas contribuciones de particulares.

Pavel y Sandra son nacidos en La Habana Vieja y tienen dos hijos de seis y cuatro años de edad. Cuentan que cuando proponían a los niños del barrio participar en actividades culturales o visitar museos, la respuesta era siempre negativa.

Se percataron de que, sin embargo, el fútbol era una fuerte motivación para los niños y les propusieron organizar un torneo en el que participaran todas las escuelas del barrio. La reacción fue que unos 100 niños se implicaron en limpiar el terreno, pintar áreas y pegar carteles.

"Descubrimos que el fútbol era una forma de diálogo para esos niños, que no veían otras opciones de ir a otros lugares (...) Una vez vimos que funcionaba esa dinámica, en la que les dábamos lo que ellos querían y luego aceptaban otro tipo de propuestas; les llevamos a Casas de Abuelos", relató Pavel García a EFE.

En estas casas, los niños empezaron a jugar al ajedrez de manera espontánea con los abuelos, lo que abrió Barriohabana a otros deportes y actividades.

"Me gusta jugar al ajedrez porque es un juego divertido y al mismo tiempo sirve para aprender", dijo Fabio, un niño de seis años que se aficionó a ese deporte gracias a Barriohabana y ya ha participado en torneos nacionales.

Adrián, de 10 años, descubrió esta iniciativa comunitaria a través del fútbol, pero ahora prefiere el ajedrez porque le permite "jugar con todo el mundo, grandes o chiquitos, sin importar la edad".

Otra iniciativa de Barriohabana son los Juegos de la Amistad, una especie de olimpiadas entre escuelas de La Habana Vieja que compiten en fútbol, ajedrez, baloncesto, voleibol, gimnasia y maratón.

Pupo, niño de 11 años, seguidor del Barça y de Messi, jugará en el partido final de fútbol junto a muchachos de la categoría 13 y 14 años. "Mis compañeros más grandes me han pedido que juegue con ellos porque tengo talento", declaró este niño que sueña con integrar el equipo nacional de fútbol, un deporte en el que Cuba no ha obtenido resultados por décadas.

Para Erti, otro amante del fútbol, de 13 años, lo lindo de los Juegos de la Amistad es que "une a todas las escuelas de La Habana Vieja para jugar y divertirse un rato”.

"Es una oportunidad que tenemos todas las escuelas de compartir y de hacer amigos", afirma Natalia, de 15 años, quien participa con la escuela José Martí en la final de gimnasia.

4 comentarios

Imagen de Anónimo

Mira que comen mierda los comunistas, lo primero es donde está el vasito de leche para los niños??????

Imagen de Anónimo

En donde juegan? Como contactar a los organizadores?

Imagen de Juan

Wow? Que sorpresa? Y no le tuvieron que pedir permiso a los dueños del Batey. Ahorita lo acusan de contrarrevolucionarios  y le quitan las bolas a los niños.

Imagen de Anónimo

Felicidades por esa iniciativa. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.