Lunes, 20 de Noviembre de 2017
10:34 CET.
Béisbol de Grandes Ligas: La tanda cubana

42

Todos usaron el 42. Todos homenajearon a Jackie Robinson, el jugador afroamericano que rompió la barrera racial en los terrenos de EEUU al debutar con los Brooklyn Dodgers hace 70 años, el 15 de abril de 1947.

Tras las ceremonias, al norte de la frontera, el duelo de los pajaritos iba empatado a uno. Pero un jonrón de Kendrys Morales al final del noveno dejó a los Orioles tendidos en el campo y a los Azulejos piando de alegría.

El de Fomento (de 3-1, RBI, BB) cazó una curvita boba al inicio del inning y la depositó en el graderío del right-center antes de que nadie en el público tuviera tiempo siquiera de decir aquello de Sindo Garay —a quien DDC le dedica hoy un programa de radio— de "yo no sé lo que me pasa, pero tengo un sentimiento".

Fue el segundo jonrón del ambidextro y, como el primero, le dio la victoria a los de Toronto, que llevaban siete reveses seguidos.

Lejos de allí, en Los Ángeles, los Dodgers develaron una estatua de Jackie Robinson robándose el home. Y Puig se lució. Tomó día tan señalado para irse de 3-3, con 4 impulsadas y un boleto. Al final del octavo, con dos en base, mandó un cambio de velocidad más allá de la cerca del left y puso el marcador como finalmente quedaría: Dodgers 8, Serpientes 4.

A otros que les vino bien el 42 en la espalda fue al Adonis de Atlanta, que la botó y terminó la noche de 4-2 con una impulsada en la victoria de los suyos sobre los Padres; y a Nolan Arenado (de 5-3, RBI), que cogió una a mano limpia y botó otra por el left en el gane de sus Rockies sobre los Gigantes, 5 a 0.

Menos bien lucieron Céspedes, de 4-0 y dos croquetas del Versailles en la derrota de los Mets frente a los Peces (5 a 4); Yunel Escobar, de 5-0 en el revés 3 por 2 de sus Angelinos frente a los Reales de Eric Hosmer (de 3-1, RBI); "Pito" Abreu, de tres nada en la blanqueada que los suyos sufrieron a manos de los Mellizos, 6 por 0; y Aledmys Díaz, de 4-0 (aunque le dio bien) mientras los suyos caían ante los Mulos minus Chapman, 3 por 2.

A todos ellos, de cara a mañana, les vendría bien dormirse con otro verso del bardo santiaguero: "Tan solo me sostiene la esperanza, porque ella vive eternamente en mí."

Mientras, en Seattle, Leonys Martin dio un jilito en tres turnos después de tomarse un día de descanso, y sus Marineros le dieron lechada a los Rangers, 5 a 0. Jilitos también dieron José Iglesias (de 4-1) y Yandy "Mr. 200" Díaz (de 3-1) en el partido en que los Indios apalearon a los Tigres 13 a 6; y Yonder Alonso (de 3-1, doble y ribie) en el juego que sus Atléticos le ganaron 10 por 6 a los Astros de Yulieski Gurriel (de 2-0).

Desde el montículo le fue bien a Raisel Iglesias, que aunque permitió una en dos, repartió dos croquetas y se llevó la victoria de sus Rojos frente a los Cerveceros, 7 por 5.

Recogiendo el bate y las pelotas

En resumen: Las palmas de la jornada para Puig y Morales, que ya hicieron dupla destacada en esta sección el pasado 7 de abril.

En total: Los cubanos tenemos una deuda cada vez mayor con nuestra memoria histórica. En el día de Jackie Robinson, deberíamos abrir un huequito a peloteros como Roberto Estalella, oriundo de Cárdenas, que debutó en el 35 con los Senadores de Washington, y Tomás de la Cruz, de Marianao, que lo hizo con los Rojos de Cincinnati en el 44. Dos cubanos "too chocolate", como decían los racistas de entonces, y que sin embargo contribuyeron a abrir la vía que más tarde consolidaría el 42 de los Dodgers.

Nos vimos ayer, nos veremos mañana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Ese Negocio es como todo lo que sale de Cuba: decadente... Dios nos agarre confesados....

Imagen de Anónimo

Roberto Estalella fue introducido al Salón de la Fama del béisbol cubano a principio de los 60, aunque claro, esa inclusión museística está muy lejos de ser un recuerdo vivo, con presencia social, que aporte conocimiento y guía a futuras generaciones de cubanos. Bien por Neno al recordar a estos cubanos en esta fecha.

Imagen de Anónimo

Otra buena del Neno