Domingo, 19 de Noviembre de 2017
11:33 CET.
Béisbol de Grandes Ligas: La tanda cubana

Los Mulos y el abismo

Chapman y los Mulos coquetearon con el abismo, pero finalmente mantuvieron el paso y le ganaron a los Cardenales por la mínima.

El taponero del Bronx retiró a dos y luego se complicó. Regaló un boleto y permitió una cabilla al left. Con el empate a 90 pies del home y el susto en las gradas, liquidó al último cardenal con rolata a segunda y se llevó a casa su tercer salvamento del año.

Nadie lo habría cantado mejor que el poeta José Lezama Lima: "paso es el paso del mulo en el abismo".

En ese mismo juego, para los Cardenales, Aledmys Díaz (de 4-2) llegó a territorio conocido al subir su promedio a .300, lo mismo que batea de por vida. Con mucha menos fanfarria que otros paracortos, ya toda la liga sabe que el amigo de la infancia del gran José Fernández es un peligro con el bejuco al hombro.

Del otro lado, en Chávez Ravine, los Dodgers de Yasiel Puig (de 2-1, BB, RBI) y Yasmani Grandal (de 3-2, BB, K) se impusieron a las Serpientes (7 a 1) de la otra Y, Tomás, que se fue en blanco en cuatro turnos y se merendó par de croquetas de la mano del as del montículo, Clayton Kershaw.

En la capital del exilio, los Peces tomaron venganza de los Mets (3 por 2) aprovechándose de la gripe de Yoenis Céspedes, el artillero que casi descuajeringa el Versailles la noche anterior.

Volviendo al oeste, en la ensenada de McCovey quien se lució fue el cubanoamericano Chris Marrero (de 3-2, 2 ribies) en el desquite de sus Gigantes frente a los Rockies (8 a 2) de Nolan Arenado, que se fue en blanco en cuatro turnos.

Más al norte, en Seattle, los Marineros le ganaron a los Rangers en jueguito apretado (2 por 1). Sentaron a Leonys Martin e hicieron debutar como mascarón de proa al matancero Guillermo Heredia, que dio un jilito en cuatro.

Y otra vez al sur, en Oakland, ni los Atléticos ni los Astros, que ganaron 7 a 2, alinearon de entrada a sus primeras bases cubiches, Yulieski Gurriel y Yonder Alonso.

En Kansas sí jugó Yunel Escobar (de 4-1), pero sus Angelinos cayeron ante los Reales de Eric Hosmer (de 4-1, RBI) 7 a 1.

Y para seguir con los inicialistas, en Minnesota "Pito" Abreu se fue en blanco en cuatro veces (2K), pero trajo una en la victoria de sus Medias Blancas sobre los Mellizos (2 a 1).

Mientras, en la inauguración del SunTrust Park en Atlanta, Adonis García (de 4-0, K) siguió más frío que uno de esos cadáveres de los que hablaba María Teresa Vera en sus canciones, con Lorenzo Hierrezuelo haciéndole la segunda.

Caliente como su apodo sí siguió José Iglesias (de 4-3, 1 ribie) en la casa de los Indios, donde sus Tigres vencieron 7 a 6. Allí también se lució Alex Ávila (de 3-2, 2RBI, BB). El máscara de Hialeah la desapareció en el sexto con uno en base. Por los de Cleveland, Yandy "Mr. 200" Díaz también empujó una en cuatro turnos, en los que además se comió dos croqueticas y caminó libre a primera una vez. Dan Otero, por su parte, solo permitió un jilito en el inning que lanzó.

Cerca de allí, en Chicago, Albert Almora Jr., el guardián de la hiedra, salió de emergente, pero falló y sus Cachorros cayeron 4 a 2 frente a los Piratas. Y cruzando la frontera, en duelo de pajaritos, los Azulejos de Kendrys Morales (de 4-1, 2K) cayeron en casa frente a los Orioles, 6 por 4.

Recogiendo el bate y las pelotas

En resumen: Las palmas de la jornada para el paracorto y el máscara de los Tigres, y para el gigante Chris Marrero. Entre los tres rompieron varias costuras, al irse de 10-7, con 5 impulsadas.

En total: Hay una pléyade de inicialistas cubanos en las actuales novenas, pero ayer no jugaron dos (Alonso, Gurriel), y los tres que calzaron spikes (Hosmer, Morales, Abreu) batearon para un discreto de 12-2, con 2 ribies.

Nos vimos ayer, nos veremos mañana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

Una gran crónica beisbolera. Como en los mejores tiempos de nuestra prensa deportiva, ya desaparecida

Imagen de Anónimo

Los ribies no ligan con las croquetas ni con la descuajeringación del Versailles. Por eso no cabe duda de que este Neno le sabe algo a los que dirigen DdC y por eso le publican las excrecencias mentales que el mismo escribe. Mientras tanto seguiremos leyendo las crónicas deportivas en El Nuevo Herald. Bye bye baby.

Imagen de Anónimo

Lo del Neno es una frescura que no tiene nombre. Canditoooooooooooo!!!

Imagen de Anónimo

El Neno cará...

Imagen de Anónimo

muy bien escrito, el próximo topos Lezamiano, puede ser, "una oscura pradera me convida" pero con potrero en vez de pradera