Sábado, 18 de Noviembre de 2017
17:44 CET.
Béisbol de Grandes Ligas: La tanda cubana

Reyes de Nueva York

Las rectas de Aroldis Chapman son vertiginosas. Se parecen a las líneas de Carmen Herrera, la pintora que —junto al zurdo holguinero y Yoenis Céspedes—, mantiene viva esa interminable saga de cubanos coronados en Nueva York.

Anoche, en el Bronx, los Yankees se asustaron en el juego contra Tampa (8 a 4) y le abrieron la puerta del bullpen a Chapman, que no tardó en liquidar a los dos que enfrentó. El primero le dio un elevadito de foul a primera, y el segundo se quedó con la carabina al hombro mientras tres misiles de más de 100 millas por hora lo dejaban bizco. Strike one, strike two, y… chirrín chirrán.

Por su parte, de visita en Filadelfia y retomándolo donde mismo lo dejó, "La Potencia" Céspedes (de 2-1, 2RBI, BB) disparó doble en el primer turno para empujar la primera de sus Mets, que acabarían ganando 5 a 4 a los Filies.

De ese modo, a base de líneas y rectas trazadas con cartabón, Herrera, Chapman y Céspedes se han ganado el puesto de legítimos herederos de antecesores más barrocos, príncipes de la floritura, como Chano Pozo, Arsenio Rodríguez, el Duque Hernández o Rey Ordoñez.

Lejos de allí, en Seattle, Yulieski Gurriel (de 5-2) siguió recuperando el paso. Impulsó una en la victoria de sus Astros frente a los Marineros (10 por 5), para los que Leonys Martin (de 4-0) se mantiene perdido en el llano. Mientras el inicialista de Sancti Spíritus ha mejorado su promedio a 242, el jardinero de Villa Clara sigue hundido.

Pero Martin no fue el único en irse en blanco anoche. Le pasó a mucha gente.

Adonis García no la vio pasar en cuatro turnos mientras se comía dos croquetas en la victoria de sus Bravos sobre los Peces (5 a 4) a la vera de la 836.

Yunel Escobar lo imitó (sin las croquetas) en el juego en que sus Angelinos perdieron en casa contra los Rangers (8 a 3), y lo mismo hizo Kendrys Morales en el frío Toronto, mientras los Cerveceros le daban espuma a sus Azulejos (2 por 0).

Ninguno de los dos Josés, por su parte, hizo nada: "Candelita" Iglesias se fue de 2-0 mientras sus Tigres arañaban a los Mellizos (5 a 3), y "Pito" Abreu de cuatro nada y dos croquetas mientras sus Medias Blancas liquidaban 2 por 1 a unos Indios para los que Yandy "Mr. 200" Díaz, goloso, se comía una más que el de Cienfuegos. Menos mal que, en ese mismo juego, Dan Otero, el muchacho que empezó a lanzar en Coconut Grove, tiró uno y un tercio y salió limpio de polvo y paja.

Mientras tanto, en su casa junto a la ensenada de McCovey, los Gigantes pisotearon a las Serpientes (6 por 2), para las que Yasmany Tomás se ganó dos boletos en cuatro turnos.

Otro que se ganó par de pases por cuatro malas fue el hijo del guantanamero Fernando, Nolan Arenado (de 2-0), pero sus Rockies recibieron unos brochazos de pintura blanca de parte de los Padres (6 a 0).

Sí impulsaron, una por cabeza, tanto Yonder Alonso (de 5-1) como Eric Hosmer (de 4-1), en el duelo Atléticos-Reales (8 a 3).

Y para acabar, el choque de trenes de la Liga Nacional pasó sin penas ni glorias para los cubiches. Los Dodgers le ganaron 2 por 0 a los Cachorros, pero Grandal (de 3-0) se comió dos croquetas y Puig tan solo dio un jilito en cuatro turnos. El cátcher, eso sí, lució su cañón y atrapó a Kris Bryant cuando el antesalista de Chicago trató de birlar la intermedia.

Recogiendo el bate y las pelotas

En resumen: Las palmas de la jornada para los reyes de Nueva York, Aroldis Chapman y Yoenis Céspedes, featuring Carmen Herrera.

En total: Mientras Chapman y Céspedes debutaron en Nueva York en el momento oportuno, Carmen Herrera vendió su primera obra a los 89 años, así que nunca es tarde si la dicha es buena.

Nos vimos ayer, nos veremos mañana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Candito chico, no vuelvas por aquí que te va a dar una cosa. Con no hacer click tienes. Yo creo que el Neno te tumbó una jeva allá en Pinar del Río...

Imagen de Anónimo

Este tarado sigue escribiendo en forma de musarañas que nadie lo entiendecandito

Imagen de Anónimo

Una maravilla leer al Neno. Menos mal que entre tanta mala noticia relacionada a la pelota cubana, todavía surgen cosas así. Nos vimos ayer, nos veremos mañana...

Imagen de Anónimo

Magistral

Imagen de Anónimo

Maybe, my wrong...Sin embargo, algunos investigadores de refranes no están de acuerdo en objetar la forma “Nunca es tarde si la dicha es buena”.Ellos arguyen que “dicha” equivalía a “palabras dichas” por divinidades antiguas (griegas o romanas, y también de otras religiones) cuando nacía un niño. Eran palabras que auguraban un destino favorable o desfavorable al recién nacido.En ese caso, las “palabras dichas” podrían ser buenas o malas, de modo que también podía haber una “dicha mala”. La palabra “dicha” deriva del latín “dicta”, plural de “dictum” (“dicho” en castellano). Originalmente, lo dicho no era necesariamente favorable o desfavorable.Este refrán es un ejemplo de los cambios de significado que sufren algunas palabras a lo largo del tiempo: de una dicha neutral pasamos a una dicha siempre positiva.Otro caso de cambio de significado es “demagogo”, término griego que equivalía a “guía del pueblo”: ni bueno ni malo, pero que ha terminado siendo negativo.

Imagen de Anónimo

Si la dicha llega...