Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Tribunales

Ejecutivos de los Rangers de Texas niegan implicación en el traslado de peloteros cubanos a EEUU

Dos ejecutivos de los Rangers de Texas declararon el martes que nunca hablaron sobre llevar peloteros cubanos ilegalmente a Estados Unidos con un agente deportivo que está acusado de contrabando de personas, reporta la AP.

El gerente general de los Rangers, Jon Daniels, y su asistente Mike Daly dijeron el martes a un jurado en Miami que jamás supieron que el jardinero Leonys Martín tenía planes de cruzar la frontera entre Estados Unidos y México en Texas, y que tampoco hablaron al respecto con el agente Bartolo Hernández.

"Absolutamente no", dijo Daly en respuesta a preguntas del abogado de Hernández, Daniel Rashbaum.

Martín declaró que llegó a Estados Unidos en 2011 sin documentos porque temía ser secuestrado mientras esperaba por una visa en México. El cubano firmó un contrato por 15,5 millones de dólares con los Rangers, después que fue sacado ilegalmente de Cuba en 2011. Ahora juega con los Marineros de Seattle.

En aquel momento, los cubanos eran generalmente autorizados a quedarse en el país una vez alcanzaban territorio estadounidense.

Daniels y Daly son los primeros dos testigos de la defensa en el juicio contra Hernández y el preparador físico Julio Estrada.

Hernández y Estrada están imputados de conspiración y de introducir extranjeros ilegalmente al país. Los fiscales dicen que los dos usaron falsos documentos de viajes y de residencia para abrir el camino para que peloteros cubanos jugasen en las Grandes Ligas y con ello poder beneficiarse de sus jugosos contratos.

Ambos ejecutivos dijeron que no revisaron ningún papel de residencia ni de viaje antes de contratar a Martín, dependiendo en lugar de ello de las Grandes Ligas para informarse sobre si el cubano era un agente libre habilitado.

Los jugadores de Cuba deben establecer residencia en un tercer país para negociar contratos como agentes libres en lugar de tener que someterse a la lotería de jugadores de las Mayores, mucho menos lucrativa.

Daniels dijo además que una parte del contrato de Martín fue cambiada cuando él llegó para borrar la sección que requería que obtuviese una visa, poniendo en lugar que Martín tenía que obtener un permiso de trabajo.

"Usted lo consideraba un talento valioso para su organización, ¿no es cierto?", dijo el fiscal federal Ron Davidson.

"Sí", dijo Daniels.

La fiscalía mostró a Daly registros telefónicos que incluían una llamada entre él y Hernández el 2 de abril de 2011, varias horas después de que Martín cruzara ilegalmente la frontera.

"Yo hablé mucho con Bart a lo largo del proceso", dijo Daly. A una pregunta de si la conversación fue sobre el cruce de la frontera por Martín, Daly respondió: "No, señor".

También declaró el martes Alejandro Piloto, quien pasó tres años en las ligas menores con los Bravos de Atlanta, pero dijo que ahora trabaja como guardia de seguridad en un club nocturno. Piloto, quien fue entrenado por Estrada, dijo que él y otro jugador cruzaron ilegalmente la frontera desde México, pero que Estrada no sabía de sus planes.

"Él no estaba con nosotros", dijo Piloto.

"¿Hizo algo Julio o insinuó que usted cruzase la frontera ilegalmente?", preguntó la abogada de Estrada, Dianne Carames.

"No, nunca", respondió. "Yo veía que el proceso se estaba demorando demasiado. Yo quería venir y jugar pelota aquí".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.