Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:21 CET.
IV Clásico Mundial de Béisbol

Historias inéditas y récords

La IV edición del Clásico Mundial de Béisbol está a la vuelta de la esquina. 24 equipos, divididos en cuatro grupos, se disputarán la supremacía. Israel y Colombia, debutantes, sumarán ya 20 selecciones en la historia del evento.

Poco antes de escuchar la voz de play ball, aquí recordamos algunas de las historias más increíbles y poco contadas de las primeras tres ediciones:

  1. S.O.S pitcheo: Daisuke Matsuzaka fue el MVP en los dos primeros Clásicos, donde tejió numeritos que, al transcurrir tres ediciones, aún son intocables. Ganó sus seis aperturas, con efectividad finísima de 1,95 y 23 ponches en 27 innings y dos tercios.
  2. "San Cepeda": El jardinero cubano Frederich Cepeda —ahora bateador designado— no solo es uno de los 14 jugadores que estarán por cuarta ocasión en el evento de marzo —solo 26 han jugado en las primeras tres ediciones—, sino que, entre los 541 bateadores que se han parado en el plato desde 2006, lidera categorías tan importantes como las de carreras anotadas (17), hits (31), extra bases (15), dobles (8), jonrones (6) y empujadas (23).
  3. Tridente: Dos cubanos y un venezolano, Frederich Cepeda, Yulieski Gurriel y Miguel Cabrera encabezan el único grupo de bateadores que, en tres Clásicos Mundiales, han conseguido tronar su madero para dobles dígitos en anotadas, extra bases y remolcadas.
  4. Dulce y amargo: Un total de 133 bateadores han consumido por lo menos 21 turnos en Clásicos Mundiales, y en ese listado, los sorbos más dulces lo han sacado el norteamericano Ken Griffey Jr. y el cubano José Miguel Fernández. Ambos pegaron para .524 (21-11), aunque Griffey Jr, miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, sonó tres bambinazos e impulsó 10 carreras en 2006.
  5. Estamina japonesa: Los japoneses son poseedores de los brazos más sólidos desde el montículo, tanto así, que de los primeros diez lanzadores con más ponches de 2006 a 2013, seis son nipones: Matsuzaka (27, líder), Yu Darvish (20, segundo), Kenta Maeda (18, tercero), Masahiro Tanaka (17, quinto), Koji Uehara (16, sexto), Hisashi Iwakuma (15, octavo).
  6. Un coloso de apellido Martí: El derecho cubano Yadel Martí regaló actuaciones memorables en el I Clásico Mundial. En materia de números plasmó la mejor efectividad, pero hizo mucho más que eso, al demostrar que se puede ser grande en el box aunque no se tenga el físico de un gigante y una recta de más de 90 millas. Martí aun es dueño de la mejor efectividad de por vida en este certamen, donde no ha permitió limpias en 12.2 innings de labor. A él solo se le acercan un trío de lanzadores con 12 capítulos en blanco, en el cual resaltan los 15 ponches del dominicano Fernando Rodney y otros 12 del cubano Dany Betancourt.
  7. Los José y la vista de águila: Entre 541 bateadores, el venezolano José López y el cubano José Miguel Fernández sobresalen con la finesa de su tacto: Ambos se unen para 45 turnos sin poncharse y acumulan 21 hits, para promedio de .467.
  8. ¡No-No!: Parece demasiada mala suerte, pero Mark Teixeira, justo antes de vestirse de Yankee y batear 39 jonrones con más de 100 empujadas, no pudo pegar un hit en sus 15 turnos jugando para la selección nacional en 2006. Ese ha sido el peor torneo de cualquier bateador dentro del Clásico Mundial, aunque Y Zhang, torpedero de China, se fue de 10-0 con ocho ponches, también en 2006.
  9. Adiós al poder: En las primeras tres ediciones, Cuba ha dejado los mejores dividendos en promedio (único equipo que compila para .310), jonrones (30) y extra bases (69). Con esa marca ofensiva, la nave de las cuatro letras ya no contará con un grupo selecto de 16 bateadores. ¿Cuál es el poder que se ha marchado? Un average de .325, con 15 cuadrangulares —la mitad del resto del conjunto en todos los Clásicos— y 52 remolcadas. El resto del equipo golpea para .298, y la frecuencia para sacar la pelota del parque decreció de 19.26 a 26.13.
  10. Participantes: Un total de 1003 peloteros han participado en tres ediciones del Clásico Mundial. De ellos, 541 bateadores y 462 lanzadores.

Solo 26 jugadores han participado en las tres ediciones (0.048%), 128 en dos (23.6%) y 387 (71.5%) en una ocasión. Curiosamente, 282 (52.12%) peloteros han cruzado el rectángulo ofensivo sin conectar extra base, 421 (77.8%) sin sacar la pelota de jonrón, y hay 88 (19.04%) lanzadores que jamás pudieron ponchar.

¿Quiénes se robarán el show? ¿Qué peloteros se irán con las notas negativas esta vez? Lo sabremos a partir del 6 de marzo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.