Sábado, 18 de Noviembre de 2017
13:03 CET.
TRIBUNALES

Un agente deportivo y su socio niegan haber traficado peloteros cubanos

Un agente deportivo y un socio realizaban negocios legítimos para que peloteros cubanos firmaran contratos en las Grandes Ligas, pero no se involucraron con una operación para trasladar a esos jugadores de forma ilegal desde la Isla, dijeron el miércoles los abogados de los acusados.

La defensa se pronunció ante un jurado federal, y negó también que sus representados hayan falsificado pasaportes de los peloteros, reportó la AP.

En la jornada se presentaron los primeros argumentos en el juicio del agente Bartolo Hernández y del entrenador Julio Estrada, acusados de complot y tráfico de personas. Ambos enfrentarían largas condenas de prisión si se les declara culpables.

Los fiscales dijeron que los dos se valieron de capitanes de embarcaciones, falsificadores y documentos manipulados para llevar con celeridad a 20 jugadores hacia Estados Unidos, a fin de que suscribieran lucrativos convenios como agentes libres, por un total cercano a los 150 millones de dólares.

Ambos pretendían ganar millones de dólares con esos contratos.

Jefrey Marcus, abogado de Hernández, dijo que el agente se limitó a negociar los contratos de los peloteros con equipos profesionales mediante su compañía Global Sports Management. Agregó que su participación por conseguir los convenios era relativamente pequeña, menor al 5%.

"Su negocio es el béisbol, no el tráfico", dijo Marcus al jurado. "Creo que este caso es exagerado en muchos aspectos, en los hechos y en aspectos legales".

Sabrina Puglisi, defensora de Estrada, indicó que el papel de su cliente consistía en operar instalaciones de entrenamiento en México y República Dominicana, de modo que los jugadores se mantuvieran en forma mientras esperaban la autorización para entrar en Estados Unidos.

Bajo las reglas de las Grandes Ligas, los peloteros cubanos que residen en un tercer país pueden firmar contratos lucrativos con los clubes como agentes libres, pero deben pasar por el draft y recibir menos dinero que si llegaran directamente a Estados Unidos.

"Julio no tiene nada que ocultar. Hizo todo de manera honesta. Opera un negocio legítimo", destacó Puglisi.

Ningún jugador está acusado de actos indebidos. Varios peloteros cubanos podrían testificar, incluido Yoenis Céspedes, de los Mets de Nueva York; José Abreu, de los Medias Blancas de Chicago, y Adeiny Hechavarría, de los Marlins de Miami.

Puglisi dijo que más de 20 peloteros fueron entrenados por Estrada.   

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.