Jueves, 23 de Noviembre de 2017
18:48 CET.
Béisbol

Los Alazanes, la final y la Serie del Caribe

Al ganar la 56 Serie Nacional de Béisbol, los Alazanes de Granma son el primer campeón entre las cinco selecciones que participarán en la Serie del Caribe 2017.

Como invitados, los dirigidos por Carlos Martí se han colado en el último vagón, pues a partir de la edición de 2018 el monarca de Cuba solo podría entrar al torneo formando parte de la Confederación del Caribe.

Los Naranjas de Villa Clara marcaron la pauta del regreso al torneo en Isla Margarita-2014, con tres derrotas y una victoria colgada del brazo de Vicyohandry Odelín.

Para la actual edición, que se celebra tradicionalmente en febrero, siendo la única liga internacional de béisbol que reúne a equipos profesionales, Granma debutará contra el campeón de la Liga Dominicana tras largos años de espera de equipos nacionales, después del Villa Clara de 2014; los Vegueros de Pinar del Río, campeones de la justa en 2015; y los Tigres de Ciego de Ávila, que obtuvieron el cuarto puesto en 2016.

Galope a la inmortalidad

Los Alazanes de Granma rompieron el 99.99% de los pronósticos en la final de la pelota cubana, no solo por vencer al bicampeón Ciego de Ávila, sino también por hacerlo con un aplastante pase de escoba de cuatro partidos.

La caballería que comandó Carlos Martí —director que debutó en 1977 en Series Nacionales— comenzó su paso al éxito tras ir perdiendo dos juegos a tres frente a los Cocodrilos de Matanzas en semifinales. Apoyados por el bate del inicialista Guillermo Avilés —sonó dos jonrones y empujó cinco en el sexto partido—, los granmenses fueron guiados por la jerarquía de Noelvis Entenza en el box, quien lanzó una pelota memorable en ese duelo en que a la postre se impusieron 9x6.

Un día después, el as de la rotación, Lázaro Blanco, limitó a los apagados maderos de Matanzas, mientras sus compañeros le daban el triunfo con un racimo de 10 carreras en el quinto episodio. En ese inning, un sencillo de Denis Laza lo inició todo, y minutos después el joven Yoelkys Céspedes despachó un jonronazo con la casa llena para frustración de los locales en el parque Victoria de Girón. Así, los Alazanes daban un trote inesperado para muchos, rumbo a la final.

Allí, blindados con refuerzos que conformaron un envidiable juego colectivo, los de Martí se parquearon en el Estadio José Ramón Cepero y galoparon en dos noches consecutivas.

La primera de ellas, gracias a un jonronazo de Alfredo Despaigne en extra innings (4x3). En esa misma jornada, el pitcheo de Yoelkys Cruz, quien pareció explotado en el tercer round, fue fundamental. Después de que el antesalista Yunior Paumier pescara el roletazo de Raúl González con bases llenas, la historia cambió con el cero de ese tercer inning.

Ganaban los Tigres (3x0), con Vladimir García —lanzador ganador de 14 juegos sobre equipos de Granma— en la lomita, con un lazo tenaz de seis ponches y un pálido sencillo. Y cuando parecía que todo estaba a pedir de boca para los locales, el manager Roger Machado demoró en extraer a su astro de rotación, y tras dos outs un sencillo de Carlos Benítez, el hombre que había pegado el primer hit, estrechó el abrazo en el octavo capítulo.

La noche siguiente, quienes eran los campeones actuales fueron anulados por un inmenso Noelvis Entenza, y la reacción tardía apenas los acercó a un (3x2) en el pizarrón final. Los caballos daban una doble corrida dejando una escoba en el sendero.

Jugando en casa los siguientes desafíos, continuos errores tácticos de los avileños anularon cualquier posibilidad de remontada, mientras el bate de Guillermo Avilés volvía a brillar con un grand slam en el tercer partido, y un elevado de sacrificio que sentenciaba la barrida en la jornada dominical, con peleada victoria de (3x2). Así pues, los Alazanes de Carlos Martí barrieron en una final por primera vez desde que Santiago de Cuba le aplicara la misma dosis a Pinar del Río en 2008.

¿Qué Alazanes veremos en la Serie del Caribe?

El equipo se ve sólido una vez reforzado con un jugador por área y cinco lanzadores. No obstante, la cita del Caribe es exigente. ¡Qué bueno que la dirección cubana respetó la identidad de los ganadores!

Receptores: Frank Camilo Morejón y Osvaldo Vázquez.

Jugadores de cuadro: Guillermo Avilés, William Saavedra, Carlos Benítez, Yunior Paumier, Lázaro Cedeño, Osvaldo Abreu, Yulián Milán, Alexander Ayala y Yordan Manduley.

Jardineros: Alfredo Despaigne, Roel Santos, Yoelkys Céspedes, Denis Laza y Víctor Víctor Mesa.

Lanzadores: Lázaro Blanco, Noelvis Entenza, Yoelkys Cruz, Leandro Martínez, Yanier González, Cesar García, Miguel Lahera, Freddy Asiel Álvarez, Vladimir García, Liván Moinelo, José A. García, y Vladimir Baños.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.