Lunes, 18 de Diciembre de 2017
17:28 CET.
Atletismo

Tres cubanos quieren ganar medallas para España

Están entre lo mejor del atletismo mundial y han nacido en Cuba, pero ahora son españoles o están en vías de serlo y quieren ganar medallas para su país adoptivo. Son Omar Cisneros, Yidiel Contreras y Orlando Ortega. Sus entrenadores son también cubanos, reporta le diario español El País.

Cisneros, de 26 años, es casi un recién llegado. Compitió en Cuba, en su Camagüey natal, por última vez, en mayo de 2015. Después viajó a competir a Europa, buscando infructuosamente la mínima para el Mundial de Pekín.

Tomó la decisión de abandonar Cuba en septiembre, cuando competía en Padua (Italia). "Dejé en la Isla a mi familia, mi mujer y mi hija, y mis padres, porque necesitaba libertad para desarrollar mi carrera, tomar decisiones, elegir en qué competiciones participar, qué objetivos perseguir, qué entrenador me conviene más", explica.

El cubano, que terminó cuarto en el Mundial de Moscú 2013, acabó en España porque tiene un tío en Madrid que le acoge en su casa. "Estoy tramitando todos los papeles", señala. Su esperanza es poder competir en el Mundial de Londres 2017.

Entrena con el cubano Alexis Sánchez, de 45 años, el técnico que también conduce la carrera de Yidiel Contreras, especialista en 110 metros vallas.

"Soy de la vieja escuela", dice Sánchez. "Lo apunto todo, como hacía el polaco Zygmunt Zabierzowski, el técnico que descubrió como atleta a Alberto Juantorena en la Isla, y lo hizo doble campeón olímpico en Montreal 76".

Sánchez dejó el atletismo cubano en 1998. "Me enfadé porque, pese a ser el plusmarquista nacional de 400 vallas, no me llevaron a los Juegos de Atlanta en 1996. Pocos meses después murió mi padre, mi último vínculo con la Isla", recuerda. Una lesión y una operación de rodilla empeoraron sus registros.

"En 1998 me quedé en México después de una competición con el equipo nacional y empecé a trabajar de clandestino en restaurantes de Guadalajara. Así estaba hasta que un compatriota que daba clases de baile y entrenaba un equipo de hockey sobre hierba me enseñó todo lo que sé de danza. Salí de allí siendo un experto en rumba, chachachá, bachata, mambo, guaguancó y lo que hiciera falta", relata.

Eso le sirvió para sobrevivir en Valladolid, España, a donde llegó en 1999. Después de realizar trabajos en bares y en la construcción acabó entrenando a Luis Felipe Vivancos, de Ibiza, y luego a Omar Cisneros y Yidiel Contreras.

Contreras llegó a España con apenas 20 años, sin hacer ruido. "Como no era internacional absoluto no tuve tantos problemas para competir en España o para conseguir la nacionalidad y pude ir a los Mundiales de Pekín", cuenta. "Aquí, en España, hay mejores condiciones y creo que puedo alcanzar mi sueño de estar en la élite mundial".

Instalado en la elite mundial desde hace unos años, Orlando Ortega es el fugado que más le ha dolido perder a las autoridades deportivas de la Isla.

La federación cubana lo sancionó por negarse a competir en una reunión en la capital rusa. Aunque se le perdonó la sanción antes de cumplir los seis meses y con tiempo para participar en el Mundial, Ortega, que apenas se había entrenado, no pasó de la primera eliminatoria. Al día siguiente decidió no volver a Cuba.

Llegó a España y dos años después ya era un español instalado en la residencia Blume del Centro de Alto Rendimiento de Madrid. Luego llegó para entrenarle Orlando Ortega padre, técnico cubano enviado por las autoridades de la Isla a Trinidad y Tobago.

Este martes, en Río Janeiro, Orlando Ortega se colgó la plata y le dio al atletismo español la primera medalla desde Atenas 2004.

Orlando Ortega rompe a llorar tras ganar la plata para España en Río 2016

'Solo los que han estado cerca saben lo mucho que he sufrido para llegar a este momento', dice.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

la decision de emigar, no es culpa del pais para donde vayas y te eradiques, y si quieres salir adelante y triunfar, tampoco es culpa del pais que te acoge, entonces, no sigan hechandole la culpa al empedrado, de las deserciones y desencantos de los cubanos que un dia vivimos en Cuba y nos aburrimos de las promesas jamas cumplidas. La nacionalidad es una condicion fortuita, no elegible, no por gusto muchos paises tienen relaciones politicas-economicas-sociales a pesar de no compartir el mismo sistema de gobierno, donde las personas sin importar el pais de nacimiento, pueden viajar, erradicarse y levantar negocios en otros paises (CE).De igual forma, no todos los emigrantes triunfan en el pais al que llegan, pero seguro viven mejor

Imagen de Anónimo

que mejor ejemplo de Atletas Mercenarios y de Paises Mercenarios que son Incapaces de Generar Ciudadanos EXITOSOS tienen que comprar a gentes Sin Escrupulos excluyendo de oportunidades a sus Propios ciudadanos Españoles.

Imagen de Anónimo

Anonimo 13:01, es posible que algo de lo que dices sea cierto pero de eso se trata la vida fuera de los barracones de la finca de los castros, de premiar el esfuerzo, de premiar el talento, de premiar la dedicacion y de premiar el hacer las cosas bien. Lamer botas, chivatear, golpear mujeres los domingos solo sirve para recibir una jabita, en el mejor de los casos, en la cuba que Orlando, por suerte para el y su familia, dejo atras. Mis respetos para esas lagrimas de hombre libre.

Imagen de Anónimo

Cuidado con eso de conocer cubanos que llevan 5 anos en españa. Te puedes perder la jabita.

Imagen de Anónimo

conosco cubanos que llevan 5 años en ESPAÑA y no tiene permiso ni para trabajar a pero no son deportista.