Lunes, 11 de Diciembre de 2017
19:42 CET.
Juegos Olímpicos

La selección cubana de voleibol se va de Río 2016 sin un solo triunfo

La selección cubana no fue capaz de despedirse de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con una victoria, y sumó su quinta derrota del torneo ante Polonia por 3-0 (25-18, 25-15 y 25-17), reporta EFE

En toda su participación en Río, los cubanos solo consiguieron ganar un set.

Tras sumar cuatro derrotas a lo largo de la fase de grupos, Cuba llegaba al encuentro ya eliminada, mientras que Polonia, que con tres victorias en su casillero ya tenía asegurado el pase a los cuartos de final, no se jugaba nada, puesto que los cruces de la siguiente ronda se determinan por sorteo y no por clasificación.

La superioridad técnica de los europeos quedó patente desde el comienzo del juego, lo que facilitó que el capitán de la escuadra polaca, Michal Kubiak, anotara con gran facilidad.

Solo el caribeño Osniel Rendón parecía capaz de hacer frente a los polacos, pero su buena actuación en ataque no fue suficiente para evitar que sus oponentes fueran abriendo una brecha insalvable en el marcador.

Cuba perdió el primer set por una diferencia de siete puntos. En la siguiente manga el equipo entrenado por Nicolás Vives no consiguió reaccionar.

Ya ni siquiera el servicio, que en el primer período les había valido sumar un par de puntos, fue una opción para unos cubanos que dieron la impresión de ser conscientes de que abandonarían Río sin una sola victoria en su haber.

Los polacos, más tranquilos por saber que al menos ya habían igualado su participación de los Juegos de Londres 2012, cuando cayeron contra Rusia en los cuartos de final, mostraron una sangre fría que les llevó a no relajarse en ningún momento.

Haciendo gala de esa concentración y de su mejor juego colectivo, Polonia sentenció el segundo set con una ventaja aún mayor que el primero.

La tercera manga fue una simple agonía para los isleños, que volvieron a verse sobrepasados por su rival una y otra vez.

Un último remate de Mateusz Bieniek puso fin al partido y, posiblemente, al sufrimiento de una Cuba que dista mucho de atravesar su mejor momento.

Con 12 tantos en su haber, Kubiak se proclamó el máximo anotador del encuentro, mientras que Rendón fue el mejor de los suyos en esta faceta, con 11.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.