Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Béisbol

Alfredo Despaigne, el cubano más sobresaliente en la Liga Japonesa

Mientras 27 cubanos han jugado este año en las Grandes Ligas, desde el torpedero Aledmys Díaz hasta el lanzador zurdo Ariel Miranda, quien alcanzó su primera victoria el pasado 9 de agosto, otros ocho cubanos están jugando en Asia, probando su calidad en la Liga Japonesa de Béisbol profesional.

Por contrato oficial con la Federación Cubana de Béisbol se encuentran allí el toletero granmense Alfredo Despaigne, el talentoso jardinero avileño José Adolis García, y el lanzador de la Isla de la Juventud Héctor Mendoza.

Mientras, de manera individual, otros cinco compatriotas están también contratados, pero sin tener nada que ver con las autoridades de la Isla. Ellos son Bárbaro Cañizares (SoftBank), Dayan Viciedo (Chunichi), Leslie Anderson (Yomiuri), Félix Pérez (Rakuten), y el veterano lanzador zurdo de 39 años Raúl Valdés.

Permiso… ¡Que llegó Despaigne!

El cañonero cubano Alfredo Despaigne no es solo el bateador más completo y productor de todos los cubanos que están jugando en el más alto nivel de la Liga Profesional Nipona, sino que también encabeza varias de las categorías ofensivas más importantes de la Liga del Pacífico en sus primeros 103 partidos jugados.

Despaigne, de 30 años y 11 temporadas, registra 252 cuadrangulares con una frecuencia cada 13.54, la mejor entre todos los atletas activos en el béisbol del patio.

Además, es dueño y señor de todos los departamentos estadísticos más ponderados como Slugging (.650), ISO (.301) —el único bateador que supera la barrera de los .300—, 42.4% de extra bases, OPS (1.109) y wOBA (.465).

Como ven, en Cuba sus numeritos han sido aterradores, pero en Japón, con los Chiba Lotte Marines, las hazañas que ha totalizado no dejan de engrosar las líneas de cada cintillo semanal.

Despaigne vio acción en 103 compromisos el pasado año, los mismos que suma al cerrar la noche de este miércoles. Pero en esta campaña ha producido 12 carreras más (74 por 62) y, con un jonrón menos (17 por 18), ha sonado 23 dobletes, cinco más que en 2015.

Sus 14 imparables más (115 por 91) dicen a las claras que Despaigne ha hecho los ajustes pertinentes en el home, con 43 pasaportes, rebajando a 71 ponches, 18 menos que los 89 del torneo anterior.

Su promedio ha levantado (.258 por .289) de un año a otro considerablemente y poner más la bola en juego ha sido el punto dulce de la ofensiva del jardinero que juega con los Alazanes de Granma en Cuba.

Otros cubanos activos en la NPB-2016

—Bárbaro Cañizares: Desde su debut en 2014 solo ha jugado 34 partidos. En sus zigzagueantes apariciones con el SoftBank, pudo sacudir un solo cuadrangular en 77 viajes al cajón de bateo.

El capitalino, que vistió la franela de los Leones de Industriales, bateó .298 en 10 temporadas, con 52 jonrones y 379 impulsadas.

—Leslie Anderson: Como ocurrió en parte de sus años en Cuba, el camagüeyano ha sido perseguido por la sombra de las lesiones.

En 2016 solo ha completado 12 turnos al bate en tres juegos, luego de venir de dos temporadas de 83 y 87 partidos. Anderson atesora un promedio de .288 en tres contiendas en Japón, con .805 de OPS y 22 vuelacercas.

—Raúl Valdés: El zurdo habanero hizo historia en las Ligas Invernales del Caribe, mientras que con los Dragones de Chunichi tiene marca de 10-11 y 3.33 de efectividad.

Valdés, que en Cuba había dejado balance negativo de 52-58, con efectividad de 3.61, WHIP de 1.36 y K9 7.17, se retiró con récord de 7-7 y promedio de limpias de 5.13 en 103 juegos lanzados, 100 de ellos viniendo desde el bullpen.

En 2012, alcanzó sus numeritos más sólidos, cuando lanzó para 2.90 y elevó el K9 a 10.2 en 27 juegos relevados.

—Dayán Viciedo: Pegó 21 jonrones en 2014 con los Medias Blancas de Chicago, pero sus 122 ponches —la mayor cifra en su carrera— lo ayudaron a ganar el desinterés de todas las novenas de las Mayores.

Viciedo emigró a Japón y este año, con sus 21 cuadrangulares y 66 remolcadas, ha tenido una campaña de ensueño con los Dragones de Chunichi.

—Héctor Mendoza: Lanza para 7.71 en solo cinco juegos en dos años con los Gigantes de Yomiuri.

—Félix Pérez: A sus 31 años aún persigue el sueño de jugar en MLB. Batea .200 en apenas 25 turnos con el Rakuten, aunque trae un historial aceptable con .281 de promedio, 33 jonrones y OPS de .734 en cinco temporadas en las Menores.

—José Adolis García: Aún está en la fase más difícil, la de adaptación, que a un bateador como Frederich Cepeda le costó muchísimo tiempo —casi todo—. Pero García cuenta con las cinco herramientas y dentro de poco despejará su mal inicio de 7-0 con tres ponches.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.