Sábado, 16 de Diciembre de 2017
07:08 CET.
Béisbol: Grandes Ligas

Yasiel Puig y sus días contados con los Dodgers de Los Ángeles

Los días del jardinero Yasiel Puig con los Dodgers de Los Ángeles están contados desde que, el pasado lunes, la organización decidió enviar al cubano a Ligas Menores y no incluirlo en una gira de tres juegos para enfrentar a los Rockies de Colorado en Denver.

Pero ese no ha sido el único mensaje que envió al jugador la gerencia de los Dodgers, líderes del wild card (comodín) de la Liga Nacional, pues además adquirieron al estelar jardinero Josh Reddick en un canje con los Atléticos de Oakland.

Reddick será el próximo dueño de la pradera derecha en el equipo, al menos por lo que resta de temporada.

Mala conducta y pobre rendimiento = despido

El pobre desempeño del cienfueguero de 26 años, especialmente en sus últimas dos campañas, y su arrogancia dentro del diamante buscándose problemas —desde altercados en el equipo con sus propios compañeros hasta ser advertido por la MLB tras la utilización de spikes ilegales— han colmado la copa de la consideración con el jugador que deslumbró a todos en su debut en 2013.

Ese temperamento de "Caballo Loco" es lo que lo ha llevado a cavar su propio hoyo en la novena que le ofreció un contrato de 42 millones de dólares por siete años en junio de 2012, y donde él pudo mostrar sus cinco herramientas, poniendo actitudes y numeritos de superestrella.

Puig, se ganó los honores de asistir al Juego de Estrellas en 2014, tras sus peripecias —aceptadas desde un inicio— con los Dodgers, y en las primeras dos contiendas bateó .305, sacudió 35 bambinazos y remolcó 111 carreras.

Su manera explosiva de correr las bases rápidamente se convirtió en un show, haciéndolo popular ante miles de fanáticos en el Dodgers Stadium y, mientras él estuvo rindiendo y haciendo maravillas dentro del terreno de juego, muchos de sus errores tácticos y de conducta no pasaron de recibir regaños, palmaditas en el hombro, y una que otra multa.

Así es y así ocurre mientras estás haciendo el trabajo en el mejor béisbol del mundo. Pero tras sus dos primeros años, el Puig que encandiló a todos comenzó un declive en su rendimiento —sobre todo en el plato—, que en el presente lo ha puesto a las puertas de ser despedido de la nave que dirige el debutante Dave Roberts.

¿Cuál es la diferencia entre el Puig de antes y el de ahora?

No cabe duda que algunas lesiones han molestado al cubano en sus dos campañas recientes. Pero lo que él ha hecho dentro del juego no ha sido ni la sombra de la proyección con la cual aterrizó en la Gran Carpa, donde muchos pensamos que estábamos viendo a un jugador único en su especie.

Entonces, ¿qué sucedió en realidad con "Caballo Loco"? Esa es una de las preguntas que muchos se hacen. Otra es: ¿Aún está Puig mostrando sus cinco herramientas?

En 2013, luego de debutar el 3 de junio y ver acción en 104 partidos, bateó 122 hits, de ellos 22 dobles, dos triples y 19 vuelacercas, con 11 almohadillas robadas. Fue sensacional al bate y en la defensa.

Su segundo año, un tanto difícil para todo novato, resultó ser alentador, pues demostró su conocimiento y evolución en el plato, tomando 67 pasaportes con un OBP de .382. Pegó 62 extra bases, 37 dobletes, nueve triples y 16 jonrones para remolcar 69 carreras.

Sin embargo, las lesiones y los problemas llegaron en 2015, donde solo pudo participar en 79 juegos, con una línea ofensiva de .255/.322/.436.

Este año, al concluir sus primeros 81 desafíos, suma 18 boletos y 59 ponches, y una caída apreciable en su slugging (.386), OPS (.706) y OPS+ (93).

Aunque todavía posee piernas prodigiosas, la manera en que emplea su velocidad no es la misma. Puig acumula solo cinco bases robadas y su ISO (poder aislado, por sus siglas en inglés) ha colapsado hasta .126.

También preocupa cómo ha declinado el poder de sus batazos, que ahora registran un 29,7% de conexiones contundentes, el más bajo de su carrera desde el 31,3% de 2015. En igual medida, ha perdido la capacidad para batear hacia el jardín derecho (solo 22,8%, siendo su media histórica un 24,4%), habilidad que lo convertía en un jugador del medio de la alineación.

Las malas noticias llegaron para Puig en su momento más caliente de esta temporada, tras haber promediado .333 en junio y .283 en julio, con 10 remolcadas.

Pero los Dodgers son contendientes en el Oeste del viejo circuito y no pueden esperar a que un destello del cubano les ayude. Ahora dependerán del madero de Reddick, mientras Puig deberá reconsiderar una vez más sus fallas y ver nuevas opciones en el horizonte.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

la culpa es de los castro

Imagen de Anónimo

La maldicion de ir a Cuba a pasar lengua a la dictadura, eso no perdona, los Castros cagan siempre, son un obsorbo total

Imagen de Anónimo

¡La cagó el "cubanito"...!

Imagen de Anónimo

que lo despidan de una vez al arrogante este, "tu sabes quien es el" le decia la madre al trooper que lo paro en la carretera despues que iba como un bolido