Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:21 CET.
Deportes

Un libro recoge la corta historia del fútbol americano en la Isla

Un libro publicado recientemente, Cuba: 50 Years of Playing American Football, de Christopher A. Pérez, recupera la historia del fútbol americano en la Isla, donde se practicó especialmente durante el periodo 1906-1956. En esos años los equipos cubanos "jugaron más de 50 partidos en La Habana y en Estados Unidos", explica el autor a DIARIO DE CUBA.

La práctica del deporte llegó a la Isla a través de los hijos de familias adineradas que estudiaron en universidades estadounidenses y también a través de los soldados de Estados Unidos que estaban destinados en la Isla.

Clubs sociales como el Vedado Tennis Club y el Club Atlético de Cuba tenían sus equipos, en los que "solo los hijos de la élite de Cuba" tenían acceso. Cuando la Universidad de La Habana formó su equipo propio se amplió la práctica del deporte "a gente de todas las clases".

El primer partido de fútbol cubano-estadounidense documentado se celebró en 1906, dice Pérez. Los marineros del USS Columbia jugaron contra el equipo de la Universidad de La Habana y ganaron 15-0.

El autor sostiene que en esa época "los cubanos jugaron a los deportes más populares de América del Norte pero participaron menos en los más preponderantes en el Caribe como el fútbol y el cricket".

A pesar de ese interés, Cuba nunca ha tenido un equipo de fútbol profesional y solo se jugó a nivel universitario.

De todos modos, seis jugadores de origen cubano jugaron en la National Football League (NFL). Se trata de Lou Molinet, Manuel Rivero, Joe Lamas, Carlos Álvarez, Ralph Ortega y Luis Sharpe.

En la actualidad, dos cubanoamericanos son entrenadores de fútbol americano universitario. Manny Díaz Jr. es el coordinador defensivo de los entrenadores de Miami Hurricanes y Mario Cristóbal de la línea ofensiva para el Alabama Crimson Tide.

El fútbol americano se acabó en Cuba con la llegada de Fidel Castro. "Como parte de su limpieza cultural de la sociedad cubana, Castro abolió el fútbol americano", recuerda Pérez.

Actualmente la práctica de este deporte es "casi inexistente" en la Isla. En 2014, la Universidad Estatal de Luisiana (LSU) envió a la Universidad de La Habana un balón de fútbol firmado para conmemorar el juego de LSU-La Habana, que se jugó en 1907.

Pérez considera que con la normalización de relaciones entre el régimen y Washington, "el fútbol hace su camino de regreso a la Isla". En octubre de 2015 se informó de que la NFL está considerando organizar un partido en el futuro en Cuba.

La NFL, que ha tratado de expandir su marca a nivel internacional, nunca ha jugado un partido en la Isla. La liga ha celebrado juegos en México (segunda mayor asistencia) y en Europa.

"Con suerte la normalización conducirá a Cuba jugar fútbol americano una vez más", concluye Pérez. 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.