Lunes, 18 de Diciembre de 2017
15:23 CET.
Béisbol

De Malas y ¿los buenos de la película?

A Daniel de Malas lo conocí mediante sus reflexiones sobre el béisbol cubano y las críticas a sus dirigentes que circulaban de correo en correo. De la noche a la mañana se convirtió en el divulgador principal sobre los problemas que corroen la pelota cubana.

Según cuenta, fue un libro lo que lo llevó al periodismo deportivo, pese a que el tema era el boxeo.

¿Cómo llegas al periodismo deportivo?

Siendo un adolescente alguien me regaló El boxeo soy yo, sobre la vida de Kid Chocolate, de Elio Menéndez, y como soy fanático del pugilismo (mi segundo deporte favorito), me enamoré del libro, que me despertó el deseo de compartir historias y opiniones. Casi inmediatamente empecé a escribir reportes deportivos en el periódico de la iglesia, en el de la escuela y más tarde en el trabajo.

Tuve, como muchos, que saltar del preuniversitario a buscar una carrera "rápida" y me hice gastronómico en la escuela de Turismo, por lo que los estudios mayores tuvieron que esperar. Pero una vez que pude, me hice universitario y me gradué de Comunicación Social. Luego, mi afición enfermiza por el béisbol me llevó al curso de narrador-comentarista de la COCO, en 2008, y por allí fue que llegué a los medios.

¿Tus reflexiones sobre Higinio Vélez y la Comisión Nacional de Béisbol te costaron tu salida de la emisora? ¿Qué pasó en realidad?

Mira, el periodismo tiene varias formas de representarse y cada cual las lleva a su manera. Para mí dos son elementales: buscar la verdad y la inmediatez.

Como mi enfoque sobre el béisbol es casi siempre polémico, te puedes imaginar cuantos problemas me busqué en la radio cubana.

A mí me dijeron amarillista, reaccionario, traidor. Nuestras intervenciones eran grabadas por el oficial de guardia del INDER para ver en qué nos habíamos "pasado". Recibíamos llamadas con amenazas; en fin, una aventura en toda su magnitud.

Me llamaron la atención cuando dije que "el fútbol internacional es la perestroika del béisbol cubano", y cuando critiqué la posición antinorteamericana que habían tomado algunos de nuestros periodistas en Londres 2012. Lo que dije fue que no tenía nada en contra de los atletas de los Estados Unidos a pesar de la política de su país contra Cuba.

Sin embargo, yo dejé la COCO (no me botaron como algunos han querido tergiversar) el día que oficialmente se eliminó Metropolitanos.

Este era el escenario: trabajaba en Tribuna Deportiva, o sea, un programa de puro béisbol en la capital, y eliminan a los Metros. Además, había recibido varias llamadas a la casa de seguidores, inclusive de atletas. ¿Qué crees que pasó cuando llegué a la emisora esa noche? (El programa es de 8:00 a 11:00 pm)

En cabina había una carta de la dirección dando órdenes de no criticar a la Comisión, de asumir que era una medida que había que acatar; en fin, que bajáramos la cabeza y tiráramos la toalla.

Yo me respeto mucho y el nivel de responsabilidad y empatía era muy grande con todos los que escuchaban el programa. Allí mismo dije que no iba más y se lo informé a mi jefe inmediato, Juan Carlos Garcel. Enriquito Díaz estaba presente y me dio un abrazo del que nunca me voy a olvidar

Ese día el programa no salió al aire y yo publiqué en el blog, ¿dónde si no?, "Mi periodismo no sabe de silencios".

Después apareces en la televisión cubana en el programa Beisbol de siempre, pero de manera esporádica. ¿No sufriste inconvenientes para participar?

En Beisbol de siempre era invitado; o sea, eso fue literalmente gratis y, como el beisbol para mí es un placer, lo hice sin problemas y nadie se quejó. Algo que me gustaría mencionarte es que el subtitulaje de inglés a español de la mayoría de los materiales de ese programa, mientras estuve en Cuba fue mío, cosa que también acometí con mucho placer y sí me pagaron, de lo más bien, por cierto.

Resulta muy difícil que un blog personal y especializado solo en béisbol sobrepase los dos millones de visitas. ¿Cuándo surge Swing Completo y cómo has conseguido mantener actualizado al mundo sobre todo lo que acontece con el béisbol cubano?

Te digo un secreto: son muchos más lectores, pues los que están suscritos no se cuentan, ya que lo reciben por correo. Además, sé que en Cuba varios imprimen los trabajos y estos pasan de mano en mano, cosa que agradezco y me hace sentir muy orgulloso de este empeño.

El blog, que nació en mayo del 2011, fue una sugerencia de mis amigos Daniel Palacios y Yasel Porto. Este último me impulsó un poco más, pues él sabía que yo escribía para la COCO, pero muchas cosas eran "impublicables" y en el blog tendría más libertades.

El reto es grande, pues tenemos muy buenas páginas en internet con la actuación de los nuestros en cada esquinita de este mundo, pero siempre he seguido una premisa en mi trabajo personal: "piensa como fanático y escribe (publica) como tal".

La vida aquí en Estados Unidos es muy acelerada y, la verdad, quisiera tener tiempo para escribir más, sobre todo análisis estadísticos, que son mis favoritos (siempre apuntando a la polémica), pero me resulta imposible y los lectores del blog, inclusive los detractores, empezaron a criticarme por la desactualización del mismo. Por ello decidí compartir trabajos de la tónica original: informativa, contestataria e inclusiva, que han convertido el blog en sitio de actualización de los amantes del beisbol cubano. 

¿Tu salida del país tuvo que ver con puertas cerradas o fue una decisión personal?

Mi vida en los medios en Cuba estaba limitada, inclusive había gente que decía que me pagaban desde Miami para que escribiera en el blog —hay muchos que no entienden que existamos los que defendemos otros ideales tan puros como los de ellos— y era cuestión de tiempo, pues nadie me iba a cambiar. Pero la verdadera razón es que no creo en el futuro de Cuba, al menos no el inmediato, y eso no es lo que quiero para mi familia, en especial para mi hijo Samuel.

Fíjate, ninguna sociedad es perfecta, nadie crea que vivir en Norteamérica es pasear y cantar, pero no puedo criar a mi Sammy con taxistas ganando más en un día que un médico, y peloteros talentosos dejando el deporte para ser custodios de discotecas para mantener a sus familias.

Mi responsabilidad como padre es mayor que eso y mi familia va primero que cualquier otra cosa. No nos vemos hace casi dos años, pero estamos más unidos que nunca.

En la actualidad eres editor multimedia de ESPN ¿Cómo pudiste llegar con tan poco tiempo en Estados Unidos a una cadena deportiva tan prestigiosa a nivel mundial? ¿En qué consiste tu trabajo allí?

Es en todo el sentido de la palabra un triunfo y un sueño hecho realidad que comparto con todos los que creyeron en mí, en especial mi esposa, que se ha sacrificado mucho en mi carrera como periodista y a la que me debo hasta el fin de los días. De manera profesional, Jorge Ebro, Damián Delgado Averhoff y Jorge Morejón fueron mis pilares aquí, porque los tres son cubanos, trabajan para ESPN y han sembrado el camino.

Sin embargo, no fue fácil. Estamos hablando de la Compañía Disney y el líder deportivo mundial; era mi sueño y el de muchos.

Te cuento: El primer lugar donde solicité empleo estando en Estados Unidos fue ESPN y durante todo un año hice diversas entrevistas de trabajo con resultado similar: alentador pero ineficiente.

Entonces decidí dejar Las Vegas, Nevada, donde había vivido desde que llegué y me mudé a Bristol, Connecticut, donde está la sede de ESPN, sin ninguna oferta de trabajo ni nada. En el camino (2.700 millas por carretera, cinco días de viaje) llamé a mi reclutador en ESPN y le dije lo que estaba haciendo. El resto es que en menos de dos meses me contrataron y espero que este sea mi último lugar de trabajo, pues es genial.

En un día común, lo mismo me pasa Evander Holyfield por al lado, que comparto la cafetería con Curt Schilling, que le doy la mano a Jorge Posada. Es tener el mejor trabajo del mundo, el ambiente es súper.

Mis responsabilidades son producir y editar los vídeos que publicamos en las páginas de ESPNDeportes.com, aunque en mi caso con el béisbol como especialidad.

Permíteme una nota extra en este particular: He recibido felicitaciones de la mayoría de mis colegas en Cuba, que agradezco infinitamente y les replico con la sugerencia de seguir con el buen trabajo, empeñarse en el inglés y creer en sí mismos.

Este y todos los sueños son posibles.

¿A qué crees que se deba el éxodo masivo de peloteros cubanos en los últimos años?

A que se acaba la fe, a que el tiempo es el mayor enemigo de los deportistas y a que después de tantas alertas que hemos (muchos de nosotros) emitido, la Comisión y el Gobierno se niegan a reaccionar. La época de "la mejor medalla es la de la dignidad" ya pasó, vivimos en otra era, donde la esencia es el éxito en toda su magnitud y no defender una ideología.

Desde tu condición de especialista. ¿No crees que en ocasiones estén sobrevalorados los peloteros cubanos que llegan a la MLB?

Mira, si te refieres a los salarios, me parece que en algunos casos se ha ofrecido mucho dinero por peloteros cubanos que no han sido profesionales como tal; pero de igual manera creo que los salarios de Justin Verlander, Josh Hamilton, Robinson Canó, Pablo Sandoval y otros tantos son un disparate. Así que, o no sé nada de beisbol o en las Grandes Ligas sobra el dinero.

Terminas tus trabajos de una forma peculiar: 'Sin más por ahora'. ¿Significa que siempre queda algo por decir sobre el béisbol cubano y sus problemas?

Yo soy de los que quiero lo mejor para el béisbol cubano y me duele sobremanera lo que le han hecho, pero aún en el mejor escenario, para el cual falta mucho, siempre va a existir esa pequeña grieta por donde se va a colar la polémica, para que podamos disfrutar del placer de discutir de béisbol. Así que, sin más por ahora.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

lo que tienen que hacer tanto peloteros, periodistas, como lideres del exilio es... comenzar a crear una liga profesional cubana...proviconalmente en USA. (CENTRO DERECHA CUBANA)

Imagen de Anónimo

Uy, tu niña, que buenos están los dos de la foto. tendrás su email? Firma: Pepe.

Imagen de Anónimo

Dude 3:47 pm, en que momento se menciona y compara CESPEDEZ con los susodichos?, la verdad que se botan cada post que da grima, el comentario de DeMalas es acertado, algunos cubanos han recibido mas de lo que en realidad merecen, Rusney Castillo, por solo mencionar un ejemplo, eso no quiere decir que no sea un talentoso pelotero y merezca estar en las mayores, mucho menos se ha querido comparar nadie con nadie, ok!.... Ni hablar del otro consorte de las 12:39 pm, pura baba sin ton ni son...

Imagen de Anónimo

comparar a justin verlander,josh hamilton con Ces[edez,deja mucho que desear para un especialista,por favor.Creo que pocos,muy pocos de los ploteros cubanos nuevos han tenido resultados solidos. Chapman y algun otro,pero no es algo para destacar.Chapman gracias a las Grandes ligas y su metodo,pues en cuba el nunca hubiera querido ser cerrdor...en fin,nada de grandezas para exhibir.

Imagen de Anónimo

A Gozarse a ese Negronsote Millonario? Ahora si que los Negros tienen valor Eso le demuestra a todos esos Cubanos Racista Retrorados y Shortminded lo que es la vida no la Cuba de las csitas en los barrios de aqui y alla que se creian y creen mcho Aprendan y que se Gosze a ese Negronson seguramente hay mile de Miles corriendole!

Imagen de Anónimo

Buena entrevista, suerte Daniel.