Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:55 CET.
Deportes

Las causas reales

Una vez más, el equipo cubano de béisbol fracasó en una competencia internacional, quedando en un sexto lugar. Es verdad que los pronósticos no eran buenos. Sucedió en el reciente Premier 12, que no es ni con mucho un evento de primera categoría. Igual ha sucedido a los equipos de voleibol, baloncesto y otros. En general, los deportes colectivos en el país parecen estar en crisis. Solo se salvan algunas disciplinas individuales, que dependen principalmente del talento y de las condiciones físicas personales de los atletas.

Las explicaciones de las autoridades deportivas y de los comentaristas oficialistas señalan insuficiencias, falta de tiempo de preparación, éxodo de atletas (“robo de cerebros" le llaman) y otras muchas causas. Algunos pocos se atreven a plantear la mentira de la práctica masiva, la carencia de terrenos y de otras instalaciones, el mal acondicionamiento y estado de los existentes, las arcaicas técnicas de preparadores y entrenadores, el poco fogueo internacional, etcétera. Ninguno dice nada sobre los miserables sueldos que devengan los deportistas, a pesar de los recientes aumentos salariales, que por lo regular no superan el equivalente a 50 dólares mensuales, ni sobre las deplorables condiciones de vida de muchos de ellos.

El deporte, tal como ocurre con la economía, los servicios y otros muchos rubros, está en crisis porque el país también lo está y, a pesar de lo acordado por los presidentes de Estados Unidos y Cuba el 17 de diciembre de 2014, no se nota ninguna mejoría importante. Las medidas tomadas solo han restituido ciertos derechos absurdamente conculcados durante demasiado tiempo. Fabricar héroes por decreto y repartir medallas y certificados, práctica copiada a los soviéticos y ya abandonada por éstos al restituirse como rusos, no resuelve ninguno de los problemas existentes. Parece que la retranca está sólidamente afincada del lado de acá y, ante tantas declaraciones repetitivas y exigencias absurdas, los ciudadanos han perdido la poca fe que aún mantenían en sus autoridades.

A ello, y no a la existencia del embargo, la Ley de Ajuste Cubano, las transmisiones de radio y televisión Martí o el "robo de cerebros", se debe la estampida de más de 43.000 cubanos hacia territorio norteamericano en el año fiscal transcurrido, la cual aún continúa. De ella han formado y forman parte ciudadanos de todos los estratos sociales, profesiones y oficios, además de jóvenes y niños. Es llamativo que las autoridades se preocupen por las migraciones hacia Europa, provenientes de los países árabes y africanos, y no de ésta.

Echarle la culpa a los "vecinos de enfrente" de todos nuestros problemas ha sido una práctica continuada, pero actualmente ya muy pocos creen en ella. Nuestros problemas son responsabilidad principal de la ineficiencia sostenida de nuestras autoridades y de su incompetencia para resolverlos. Los cubanos, que en otras épocas nunca se caracterizaron por emigrar, se han convertido en una nación de emigrantes, porque en su propio país carecen de las condiciones mínimas políticas, económicas y sociales para desarrollar sus proyectos de vida y, además, han perdido las esperanzas de lograrlo. Los culpables directos de esta situación no radican fuera del país, como se pretende hacer ver, sino dentro del mismo, aferrados al poder, sin realizar ni permitir los cambios necesarios que la mayoría de los ciudadanos reclama.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Cuando se vaya un boxeador yo mejor diría robo de puños y no robo de cerebros¡¡¡¡¡

Imagen de Anónimo

 el deporte cubano socialista está en crisis porque la finansiacicon externa como sociedad parasita se les debilito.... pero el Obama les ha dado un poco de oxigeno a ver si cogen fuerza.... pero analisen el deporte profesional cubano  libre en las sociedades democraticas ...está al máximo nivel.  mientras tengamos socialismo.. todo sera mediocre e inestable....apoyamos a TODOS MARCHAMOS ..(Lazaro Vargas)