Jueves, 14 de Diciembre de 2017
10:28 CET.
Deporte

La cubana Driulis González entra en el Salón de la Fama del Judo

La cubana Driulis González entró el sábado en el Salón Internacional de la Fama de Judo, informa el diario oficial Granma. Es la única mujer latinoamericana en esa lista y la segunda representante de Cuba, tras la exaltación hace dos años de Héctor Rodríguez.

Cuatro veces medallista olímpica (1992-bronce, 1996-oro, 2000-plata y 2004-bronce) y tricampeona mundial (1995, 1999 y 2007), la guantanamera integró el equipo nacional cubano durante 20 años.

"No se me subirá nunca la fama a la cabeza, sigo siendo la misma Driulis de siempre, solo un poco más emocionada", dijo González tras la ceremonia en el Palacio de Hielo Alau, en Astaná (Kazajstán), donde este lunes comienza el Mundial de Judo.

Del Salón de la Fama forman parte también Jigoro Kano (Japón), Anton Geesink (Holanda), Charles Palmer (Gran Bretaña), George Kerr (Escocia), Franco Capelletti (Italia), Peter Seisenbacher (Austria), Kosei Inoue (Japón), David Douillet (Francia), Ezio Gamba (Italia), Jean-Luc Rougé (Francia), Thierry Rey (Francia), Patrick Hickey (Irlanda), Robert van de Walle (Bélgica), Mohamed Ali Rashwan (Egipto), Ryoko Tani (Japón), Ingrid Berghmans (Bélgica), Vladimir Nevzorov (Rusia), Willem Ruska (Holanda), Aurelio Fernández Miguel (Brasil), y Neil Adams (Gran Bretaña).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Aquí tenéis otro logro evidente del "coma-andante en jefe"; la combinación de la dominación Rusa-Sovietica, con una cultura eslava reformada, totalmente ajena a nuestra idiosincracia, mas la institucionalización de la chusmeria, la ignorancia, la falta de urbanidad y el mal gusto; han traido como resultado entre otras cosas, la aparición de estos nombres de finales del siglo XX y del siglo XXI, que parecen salidos de una pesadilla . Cada día me siento mas ajeno a la tierra donde nací.