Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
FÚTBOL

Washington acusa de crimen organizado y corrupción a varios dirigentes de la FIFA

La FIFA fue sacudida el miércoles por una investigación criminal del Gobierno estadounidense, que acusó de crimen organizado a varios jerarcas latinoamericanos del fútbol, pidió la extradición de exdirigentes en Paraguay y Trinidad y allanó las oficinas de la CONCACAF en Miami, reporta la AP.

Las autoridades suizas también allanaron la sede de la FIFA, donde confiscaron documentos y computadoras para investigar si hubo corrupción en la decisión de otorgar los mundiales de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, respectivamente.

Los escándalos y acusaciones de corrupción han sido la orden del día en los 17 años del mandato del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien el viernes buscará la reelección a un quinto período. El organismo rector del fútbol mundial dijo que la votación se realizará como está programada.

La FIFA también descartó reabrir el proceso de candidaturas para los mundiales de 2018 y 2022.

"Acogemos de buen grado las medidas y las investigaciones de las autoridades de Estados Unidos y Suiza, y creemos que ayudarán a reforzar las medidas que la FIFA ha implementado para erradicar cualquier delito en el fútbol", dijo Blatter en un comunicado. La organización aseguró que coopera con las pesquisas.

Blatter encabezó el jueves una reunión de emergencia con representantes de las seis confederaciones del organismo para discutir la situación actual, según Reuters.

Siete dirigentes fueron arrestados en un lujoso hotel de Zúrich a petición de las autoridades estadounidenses y encaran extradición a Estados Unidos. Entre ellos están el uruguayo Eugenio Figueredo, miembro del comité ejecutivo y vicepresidente de la FIFA; el presidente de la CONCACAF y vicepresidente de la FIFA Jeffrey Webb; José María Marín, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol; el vicepresidente de la Conmebol y jefe de la federación de Venezuela, Rafael Esquivel; el presidente de la federación de Costa Rica y candidato al comité ejecutivo de la FIFA, Eduardo Li; y el expresidente de la federación de Nicaragua y ahora funcionario de la FIFA, Julio Rocha.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos también pidió las extradiciones de Nicolás Leoz, presidente de la Conmebol hasta 2013, quien vive en Paraguay, y de Jack Warner, exmandamás de la CONCACAF que reside en Trinidad. Warner se entregó a las autoridades de su país.

En Miami, agentes del FBI y del Servicio de Rentas Internas sacaron computadoras y cajas de la sede de la CONCACAF, el organismo rector del fútbol en Norte, Centroamérica y el Caribe, cuyo ex y actual presidente están entre los 14 acusados por crimen organizado y corrupción.

Chuck Blazer, exsecretario general de la CONCACAF, y otros ejecutivos de compañías de mercadotecnia acordaron declararse culpables.

"A partir de 1991, dos generaciones de dirigentes del fútbol... utilizaron sus puestos de confianza en sus respectivas organizaciones para solicitar sobornos de comerciantes deportivos a cambio de los derechos comerciales de sus torneos de fútbol", dijo la secretaria de Justicia estadounidense Loretta E. Lynch en una rueda de prensa en Nueva York. "Hicieron esto una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo".

La fiscalía estadounidense dijo que pedirá la confiscación de más de 151 millones de dólares que supuestamente fueron obtenidos por medios ilegales. Señalaron que estas acusaciones son apenas la punta del iceberg.

Richard Weber, jefe de la división criminal de Rentas Internas, catalogó el caso como "la Copa del Mundo del fraude".

El séptimo arrestado en Zúrich es Costas Takkas, un británico que es asesor de la presidencia de la CONCACAF. Los siete encaran hasta 20 años de prisión de ser hallados culpables.

Tras el anuncio de las autoridades, la FIFA suspendió a 11 personas, incluyendo a Webb y Figueredo.

El Ministerio de Justicia suizo indicó que seis de los siete arrestados se oponen a ser extraditados a Estados Unidos, y agregó que ahora las autoridades estadounidenses tienen 40 días para presentar una solicitud oficial de extradición.

Uno aceptó un "proceso de extradición simplificado", lo que significa que puede ser enviado a Estados Unidos en los próximos días.

Cuatro de los acusados trabajan en el mercadeo deportivo y otro en la industria de la televisión.

La Conmebol anunció que cooperará con las autoridades.

El Departamento de Justicia estadounidense dijo que hubo sobornos relacionados con los derechos de transmisión de partidos por la Copa América, las eliminatorias del Mundial en Centroamérica y el Caribe, y de la Copa de Oro y la Liga de Campeones de la CONCACAF.

La fiscalía destacó que la Conmebol firmó un acuerdo en 2013 con una nueva empresa, Datisa, para venderle por 240 millones de dólares los derechos de la Copa América de 2015, 2019 y 2023, y al año siguiente pactó venderle por 112,5 millones los derechos de la Copa América Centenario de 2016 en Estados Unidos. Como parte de los acuerdos, los fiscales dijeron que Datisa aceptó pagar 110 millones en sobornos de dirigentes sudamericanos, entre los que estaban Figueredo, Leoz, Esquivel y Marín.

"Tenían que hacer cumplir las reglas para que el fútbol sea honesto y proteger la integridad del deporte", señaló Lynch. "En cambio, corrompieron el negocio del fútbol mundial para beneficio propio y enriquecerse".

Los fiscales dijeron que descubrieron una docena de conspiraciones, incluyendo pagos por 10 millones de dólares de una cuenta de la FIFA en Suiza a una cuenta de Warner, después que el trinitario aceptó votar en 2004 por Sudáfrica como sede del Mundial de 2010. Sudáfrica finalmente recibió el torneo, el primero que se realiza en el continente africano.

La fiscalía suiza indicó que la pesquisa estadounidense es separada de la suya, pero que trabajan en conjunto.

La votación para otorgar los mundiales a Rusia y Catar ha estado rodeada de polémica y acusaciones de corrupción desde el principio. Las autoridades suizas indicaron que interrogarán a 10 miembros del comité ejecutivo de la FIFA que participaron en la votación en diciembre de 2010.

Esta investigación es contra "individuos desconocidos bajo la sospecha de conducta criminal y de lavado de dinero".

Catar, una pequeña nación del Golfo Pérsico con poca tradición futbolística, venció sorpresivamente a Estados Unidos y otros candidatos, a pesar del calor extremo de sus veranos. La FIFA decidió hace poco realizar el campeonato en noviembre y diciembre, en vez de sus meses habituales de junio y julio.

La FIFA contrató al exfiscal estadounidense Michael García para investigar los procesos de candidaturas de 2018 y 2022. Sus hallazgos nunca fueron divulgados por completo, y Rusia y Catar fueron confirmados como sedes. El informe completo de García fue entregado a las autoridades suizas en noviembre, lo que puso en marcha el allanamiento del miércoles en la sede del organismo.

El ministro de Deportes de Rusia y miembro del comité ejecutivo de la FIFA, Vitaly Mutko, aseguró: "no tenemos nada que ocultar".

"Siempre hemos actuado conforme a la ley", afirmó. Los dirigentes del fútbol catarí rehusaron comentar.

Cientos de dirigentes del fútbol mundial están en Suiza para el congreso de la FIFA, en el que se espera que Blatter sea reelecto por amplio margen. Su único contrincante es el príncipe Ali bin al-Hussein de Jordania.

Nike, que no es patrocinador oficial de la FIFA pero patrocina a la selección de Brasil y otros países, dijo que coopera con la pesquisa estadounidense.

La UEFA pidió que la elección sea pospuesta y dijo que contempla boicotear el congreso general de la FIFA. El secretario general del organismo rector del fútbol europeo, Gianni Infantino, dijo que las investigaciones "dañan la imagen del fútbol en general". Sin embargo, en una muestra de la lealtad que genera Blatter, la Confederación Asiática de Fútbol, que tiene 46 miembros, dijo que se opone a posponer la votación y reiteró su respaldo al presidente de 79 años.

"No podemos seguir con esta crisis en la FIFA, una crisis que continúa y que no se trata solo de los sucesos de hoy", afirmó el príncipe Alí en un comunicado.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

A unos pobres viejos los persiguen y a Fidel castro el mayor hp terrorista y asesino de esta era le dan la mano y le tiran la toalla 

Imagen de Anónimo

Entonces ahora cuando abran embajadas en Cuba podran encausar a todos los narcos de fidel

Imagen de Anónimo

Como decía un amigo mío, ésto lo sabían dos tipos de personas: nosotros y ellos.Y por casa, cómo andamos? No hablo de deporte, sino de corrupción política, generalizada y sistémica. Hace rato que en Brasil están sonando los cañones contra empresas de ese orígen, con importantes inversiones en Cuba (sobre todo Odebrecht), pero nada, nadita, nada, por la isla paradisíaca.El dato no es menor: la constructora de la ampliación del puerto de Mariel fue llevada de la mano por Lula para relacionarse con RC. Y éste nombró a alguien de su cercanía para hacerse cargo del gigantesco negocio, que no es ni más ni menos que su yerno, casado con su hija Rebeca, el Grl Luis Alberto Rodríguez López-Callejas, a su vez mandamás del Grupo GAESA.Como volvería a decir mi amigo acerca de la corrupción en Cuba, eso lo saben dos tipos de personas...

Imagen de Anónimo

Yo no se de qué corrupción están hablando si actualmente todo en el deporte es un negocio. Todo se supedita al dinero, el uniforme, quien integra que equipo, que deporte compite en tal o mas cual evento, los horarios, you name it, cualquier cosa por insignificante que sea, está sujeta a los grandes intereses comerciales que rigen actualmente el deporte en el mundo.