Martes, 27 de Septiembre de 2016
11:12 CEST.
Béisbol: Serie Nacional

Ciego de Ávila vence 4-3 a Isla de la Juventud y está a un juego del título

Ciego de Ávila venció este miércoles 4-3 a Isla de la Juventud en partido efectuado en el estadio Cristóbal Labra de Nueva Gerona, para tomar ventaja 3-2 en la Gran Final del béisbol cubano y situarse a una victoria del título.

Los Tigres avileños abrieron el marcador con una carrera en el capítulo inicial ante los envíos del abridor isleño, Javier Vázquez, al combinarse doblete del antesalista Yeniet Pérez con sencillo impulsor del veterano inicialista Ariel Borrero, reporta la estatal Agencia de Información Nacional (AIN).

Sin embargo, los Piratas tomaron el mando con par de anotaciones en la parte baja del primer capítulo, cuando con las bases llenas el astro Ismel Jiménez cometió wild pitch y el receptor Osvaldo Vázquez error en tiro para abrir las puertas de la goma a Julio Pablo Martínez y Dainier Gálvez.

La escuadra de Ciego de Ávila igualó las acciones en el segundo acto, por intermedio de imparable de José A. García con los ángulos congestionados, y amenazaba con ampliar la cosecha, pero el relevista Jesús Reynaldo Amador frenó la rebelión felina tras dominar a Raúl González y Yeniet Pérez.

Amador trabajó con soltura durante cinco capítulos, pero en el séptimo el torpedero Yorbis Borroto le conectó cuadrangular en solitario para poner en ventaja a los Tigres avileños, quienes fabricarían la cuarta y decisiva anotación en el noveno, remolcada por elevado de sacrificio de Yeniet Pérez.

Isla de la Juventud descontó una en el epílogo, en las piernas de Julio Pablo Martínez, empujado por sencillo de Michel Enríquez, tras lo cual el relevista Alain Sánchez obligó a Jorge Barcelán a conectar para jugada de doble matanza, lance que selló el reñido triunfo de Ciego de Ávila.

Ismel Jiménez se adjudicó el éxito, al diseminar ocho imparables y una limpia en seis entradas de labor, respaldado por el salvamento de Sánchez.

Jesús Reynaldo Amador cargó con el fracaso pese a admitir solo dos hits y una carrera en seis capítulos y un tercio.

La Gran Final del Béisbol cubano se reanudará el próximo viernes en el estadio avileño José Ramón Cepero, donde la escuadra local buscará el triunfo decisivo para ceñirse la corona del clásico doméstico, mientras los Piratas intentarán extender la serie al séptimo desafío.