Jueves, 29 de Septiembre de 2016
23:17 CEST.
Béisbol: Serie Nacional

Ciego de Ávila gana primer partido en final de la Serie Nacional

La selección de Ciego de Ávila superó el viernes 4x0 a su par de Isla de la Juventud y tomó ventaja de 1-0 en el play off por el título del béisbol en Cuba, informa Prensa Latina.

La sólida apertura de Ismel Jiménez y el grand slam de Yoelvis Fiss en el mismo primer capítulo se combinaron para el quinto triunfo de los Tigres avileños en la postemporada, contados los cuatro consecutivos versus Granma en uno de los duelos semifinales. 

Jiménez trabajó siete episodios para apuntarse su segundo éxito en los play offs de la actual postemporada.

El diestro cubrió los primeros cinco episodios con 71 lanzamientos, pero en los dos restantes agotó la cuota de 100 pitcheos permitidos por aperturas en la Serie Nacional, nombre del torneo élite en la Isla.

Su reemplazo, Leorisbel Sánchez, llegó del bullpen y dominó de manera cómoda el octavo capítulo, aunque después de soportar un sencillo del emergente Yanier Herrera en el noveno, cedió el box a Yunier Cano.

Cano obligó a una conexión para dos outs a Dainier Gálvez y ponchó a Enríquez para finiquitar el desafío en el José Ramón Cepero, cuartel general de los Tigres, cuya capacidad de 5000 aficionados fue cubierta dos horas antes de iniciar el partido a las 19:29 (hora local).

De ese modo, el pitcheo de Ciego de Ávila logró su tercera blanqueada en seis juegos en los play offs de la temporada 2014-2015.

Fiss, que bateó dos de los seis incogibles de los anfitriones, definió el encuentro tras conectar un grand slam (jonrón con bases llenas) contra el abridor zurdo Ulfrido García, con José Adolis García, Raúl González y Ariel Borrero en circulación.

A García lo relevó Luis Manuel Suárez, que en seis y dos tercios repartió también ocho ponches para mantener sin carreras a los Tigres y con opciones de triunfo a los Piratas, pero los maderos de los Piratas desperdiciaron su faena.

Por los Piratas también trabajó Jesús Reynaldo Amador, que lanzó perfecto en el octavo acto. 

En definitiva, fue un partido de dos horas y 30 minutos, con un error y diez imparables entre las dos novenas. 

El segundo desafío del duelo por el título en el LIV clásico doméstico se disputará mañana sábado a partir de las 16:15, en el propio estadio José Ramón Cepero de la capital avileña.