Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 18:12 CET
Béisbol

Nos estamos quedando sin cromos

José Dariel Abreu, de Cienfuegos a los Medias Blancas de Chicago. (HUFFINGTONPOST.COM)

Ahora mismo, en la temporada otoñal en Cuba, todos se preguntan por qué los estadios están vacíos. El clásico entre Santiago de Cuba e Industriales, que antaño se jugaba con las gradas hasta la bandera, fue una versión descafeinada de aquellos encuentros a colmillo afilado donde la tensión flotaba en el terreno y las tribunas.

Olvídense de esos juegos calientes que daban las sensación de una auténtica guerra civil deportiva. En el último clásico, celebrado en el viejo estadio del Cerro, con capacidad para 55.000 fanáticos, asistieron menos de 6.000 espectadores.

Se pudiera pensar que la crisis económica que lleva ya 25 años es una de las causas. O que el caótico servicio de transporte urbano provoca que los aficionados prefieran ver los partidos en sus casas.

No lo creo. No hay experiencia más exultante para los chiflados por el deporte de las bolas y los strikes que estar tres horas y media sentados en las gradas hablando de pelota, comparando estadísticas de jugadores de diferentes generaciones y previendo jugadas y estrategias que demuestran conocimientos profundos de béisbol.

Más que una sobredosis de ego, es una especie de sedante. El ritmo lento y sabroso de un juego da para hacer amigos, charlar sobre las últimas noticias de lo que acontece en la MLB, y hasta ligar una de esas jevas que a su paso obligan hacer silencio y asisten al estadio con la intención de jinetear a algún pelotero de postín.

Pero la calidad de la pelota cubana, en franca caída libre, donde nadie sabe cuándo tocará fondo, es el gran culpable de que la afición se aleje de los estadios.

Y lo peor es que ya se perdió una franja amplia de jóvenes de entre 15 y 30 años que no les gusta la pelota. Y gastan horas discutiendo sobre fútbol europeo, el impresionante arranque goleador de CR7 o esperan con ansiedad el próximo clásico Real Madrid-Barcelona.

Otros, los que no están para perder el tiempo viendo partidos francamente malos, con jugadores bisoños, managers conservadores y pitchers con herramientas de béisbol escolar, optan por seguir los juegos de la Gran Carpa y la actuación de los peloteros cubanos.

Nos estamos quedando sin cromos. El desguace es considerable. El 50%
 de los jugadores del equipo nacional que participó en el último Clásico Mundial, decidió ser peloteros libres, ganar salarios de varios millones y administrar sus finanzas.

Mire usted, José Dariel Abreu, Yasmani Tomás, José Miguel Fernández, Erisbel Arruebarrena y Andy Ibáñez, además de Rusney Castillo, castigado por intento de salida del país, y los lanzadores Odrisamer Despaigne, Misael Siverio, Diosdanis Castillo y Raisel Iglesias hicieron mutis.

No se marcharon jugadores de bulto. Eran peloteros anclas, tipos que invitaban a ir a los estadios, pese a la nevera y la billetera vacías. Es como si para la próxima temporada de la MLB, Miguel Cabrera, Mike Trout o Nelson Cruz abandonaran sus equipos y se enrolaran en la liga de Japón.

No se puede negar que hay jugadores con un plus para atraer a los fanáticos. La gente sigue a equipos, pero también a peloteros. A nadie, excepto un fan incorregible, le gusta ver una nómina repleta de novatos que pierden más juegos de los que ganan.

Y es lo que viene aconteciendo. Las estrellas o los prospectos en ciernes brincaron el charco. Por suerte, todavía algo queda en el saco. Pitchers de calibre como Freddy Asiel Álvarez o Norge Luis Ruiz.

Bateadores especiales como Alexander Malleta, Rudy Reyes, Alexander Bell o Yosvani Peraza. Quizás para los scouts lo más interesante es ver jugadores noveles o en pleno desarrollo que pintan para grandes.

Tocando a la puerta del equipo nacional están Roel Santos, Luis Yander la O y Lourdes Gourriell Jr., segundo en jonrones con cuatro y colíder en impulsadas con 19. Los tres con menos de 23 años.

Hay otra camada que viene detrás, con buenas maneras, en las edades comprendidas entre los 17 y 21 años. Pero aún deben madurar, corregir defectos técnicos y acumular horas de juego.

A la ausencia de estrellas se debe sumar que los tres grandes, Alfredo Despaigne, Frederick Cepeda y Yulieski Gourriell, por su compromiso en la liga japonesa, no se incorporarán a sus equipos hasta después del 24 de noviembre.

La pelota en Cuba es la más joven del mundo, con un promedio de edad de 24 años. Un poco en serio, un poco en broma, en el estadio del Cerro un aficionado comentaba que se ha convertido en una liga de desarrollo, sucursal de la MLB.

Si usted se da una vuelta por el Latinoamericano observará a muchos fanáticos hacer cábalas de hasta cuándo seguirán jugando en la Isla los talentos más prominentes.

La ausencia de estrellas convierte a la mayoría de los partidos en un bostezo. Es una de las clave de por qué las gradas están vacías. No es problema de dinero. La entrada a los estadios sigue costando el ridículo precio de un peso. O cinco centavos de dólar.

Archivado en

11 comentarios

Imagen de Anónimo

 LA FELICIDAD DE UN PUEBLO, SE VE EN SUS ESTADIOS.

Imagen de Robustianoellibre

no obstante, aconsejo a los jovenes de los barrios que tengan talento que sigan practicando el baseball y se esfuercen y sean buenos peloteros y despues que escapen para que puedan ganar mucho dinero por hacer lo que les gusta y vivir en libertad.

Imagen de Anónimo

Buenoooo,co~oooo!!!,se va Panfilo y el desgobierno no protesta,se va el mata vacas del barrio y la policia contenta,se va un militante del partido y los demas tampoco protestan,se va la hija de Murillo el hijo de colome y la prensa ni chista,ni la gente se entera,,,aaah pero se va un pelotero y enseguida se forma el titingo',el rifirafe,que el imperio se los lleva,que fulano lo ayudo'a huir y panfilo ¿que? No es cubano tambien y el hijo de ramiro valdes acaso es koreano,pero que pasa que los peloteros son como las vacas los orde~an hasta la ultima gota,y despues que no sirven,pal matadero,ya estorva en la finca come y no aporta na',aaah pero si se va como Marqueti vieja y fea ,tampoco hay problema vete y que los grngo te mantengan y se hagan cargo de ti con el asuntico de la ley esa del ajuste pa' los cubanos¿ entonces que ? ¿la quitan o no la quitan?,k/gan o se quutan del portillo.acaben de poner el wevo de una vez y dejense de chacharael bobo alipio*'

Imagen de Anónimo

Uno de los grandes problemas del desarrollo,esta en la capitalizacion del estado en todos los sectores sociales,Yo estado designo equipos deportivos,Yo estado construyo y mantengo terrenos deportivos,yo estado organizo campeonatos a mi manera,designo directores a mi antojo.No es falta de implementos,es falta de valor para liberar la comercializacion de los implementos,Batista(y digo Batista porque fué el ultimo gobernate cubano),no compraba ni distribuía implementos,no organizaba torneos ni nada de eso,cada central azucarero tenía su equipo de pelota,orgullo de los habitantes y trabajadores del central,en cda barrio o batey había un equipo,los vi jugar en potreros llenos de dormideras y saltanejos,pero se jugaba todo los domingos,se hacian campeonatos entre cinco o seis equipos,los implementos ¿como se adquirian?Batista no ni ningun presidente anterior,les mandaban ninguno),se hacian bailes,rifas y hasta trabajos entre todos los peloteros,para recaudar fondo,junto a las aportaciones de comerciantes y empresas se compraban,la rivalidad no era provinciana,era barriotera,habian barrios y bateyes cuyos equipos eran rivales"a muerte"y en cualquier potrero marcaban las lineas del cuadro y a jugar pelota se dijo,con el respaldo de los aficcionados de cada equipo apoyando,hoy hay que esperar que papá estado mande guantes y pelotas,no hay rifas,ni bailes,ni empresas,ni comerciante que apoyen.Ahí tienen el fracaso de todo,la economia centralizada y otros cuentos/bba

Imagen de Anónimo

Y quien es el que mas se beneficia cada vez que uno bueno se va, pues La Raula, pues esas gentes dejan Familia a los que van a poner a vivir bien, nada mas que firmen un contrato, y para eso hay que mandar $$$$$$$$$$$$!!!y eso no saca a Cuba del aprieto, pero la cuenta de La China lo agradece!!!

Imagen de Anónimo

Y que me dicen de la jama? Si, la misma jama de la que habla Panfilo? Alguien se ha puesto a pensar como se alimentaron Antonio Muñoz o Agustin Marqueti en su adolescencia? Comparenlo con las posibilidades de un adolescente cubano promedio hoy dia y diganme si creen que se pueden producir peloteros de calidad en las cantidades necesarias.De la hipopapemia cronica que sufre Cuba no escapa ni la pelota!

Imagen de Anónimo

Me apunto a lo que dice el exagerao! No necesariamente es el talento el que falta! son las cosas del espectáculo las que hay que incentivar. Mejores condiciones para los peloteros, mejores transmisiones. 

Imagen de Anónimo

Hay escasez de niños pues la mujer cubana no quiere parir en Cuba y la que lo hace no pasa de uno y esto merma la cantera deportiva. Repartan casa y comida a las aue paran mas de dos como hizo Europa luego de la segunda guerra mundial y asi reponen inventarios. Por otro lado no hay espectaculo en la serie, uniformes feos, estadios maltrechosy bien opaca la trasmicion de TV con camras de los 60.  No quieren atraer el patrocinio , dejen a los comerciantes cubanos poner vallas en los estadios, anuncienlos en la TV y la Radio para que reciban exposicion y que patrocinen peloteros, pero no, la mentalidad estalinista no da para eso y si algun dia dejaran jugar en MLB les querran quitar el 75% de la plata como hacen con los medicos. EL EXAGERAO

Imagen de Anónimo

La pelota es en el caso de Cuba reflejo de cómo van las cosas. Los peloteros se van como otros tantos ciudadanos que no lo son, todos buscan prosperidad, la que no existe y no existirá con este régimen de miseria implantado. Los peloteros se enferman de cólera, señal que hay epidemia en el país. Los peloteros retirados se mueren de cirrosis o de infartos, en muchos casos es el alcoholismo predominante en una sociedad donde el entretenimiento no existe. Otros mueren de dengue, como le sucedió a un coach de pitcheo de Matanzas, ex lanzador con los equipos de las Villas. A las familias de los escapados son desalojados, eso no es nada nuevo, el estado es dueño y señor de todo, conmigo todo, sin mi nada de nada. Lo que le sucede a esa fanaticada le sucede a uno mismo, no vale la pena tratar de ver los juegos por Cubavisión en internet, la señal peor no puede ser, y una liga de novaticos no es que  a uno lo incentive. La ecuación es fácil, a más miseria menos pelota buena o más pelota mediocre.  

Imagen de Anónimo

 todo el desastre que viven los cubanos en la isla tiene un nombre ,.. la sovietizacion de la sociedad ,.. no existe un socialismo que sea bueno y menos para los cubanos. CENTRO DERECHA CUBANA

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.