Lunes, 18 de Diciembre de 2017
11:53 CET.
Fútbol

Copa América vs. Juegos Centroamericanos

Nada menos que 76 años han transcurrido desde aquella histórica participación de una selección cubana en la Copa Mundial de Fútbol. Desde entonces, par de clasificaciones a citas del orbe en categorías inferiores han ambientado un desaliñado y malherido escenario futbolero que ha debido encontrar alicientes en alguna que otra "buena actuación"en eliminatorias mundialistas, torneos regionales o juegos múltiples; estos últimos, ni siquiera reconocidos por la FIFA.

Hoy, 76 años después, quienes hemos puesto el corazón a merced de las agujas asumiendo la sufrida causa del fútbol cubano volvimos a ver una luz al final del túnel. La decisión de otorgar una plaza directa al campeón del Caribe para la Copa América Chile 2015, cayó como pan en mesa de vagabundos sobre los enamorados del fútbol patrio.

Por vez primera, en más de 7 décadas, el balompié cubano tiene a su alcance real la oportunidad única de medirse ante varios de los máximos exponentes del más universal. Por vez primera, desde aquel glorioso 1938, se encuentra a nuestro alcance la posibilidad objetiva de enfrentarnos a una competición de prestigio que, más allá de elevar nuestro nivel, podría ofrecer a nuestros jugadores una mayor visibilidad en el plano internacional teniendo en cuenta la aprobación de unas políticas de contratación de atletas que, dicho sea de paso, tal parece que solo son aplicables al béisbol.

Se ha presentado ante el fútbol cubano la oportunidad única de asistir a una Copa América, el torneo futbolístico más longevo del planeta. Escollo a superar: Copa del Caribe.  

Pero, como si en algún lugar estuviese escrito que el derecho a soñar no asiste a aquellos a los que el corazón les late fútbol en tres colores, en un lance típico de nuestra cubanidad en materia de prioridades deportivas la selección nacional no podrá contar para esta difícil empresa con los servicios de varias de sus principales figuras. Simultáneamente a la Copa del Caribe, esas figuras se encontrarán interviniendo en unos Juegos Centroamericanos que, sin intención de herir sensibilidades, hace bastante tiempo que carecen de bombos y de platillos.

Y es que alguien —a saber quién— decidió que jugadores de la talla de Jorge Luis Clavelo y Yaudel Lahera se unirán a los también necesarios Maikel Reyes y Daniel Luis Saez, quizá con el objetivo de "no desafinar" en la ranchera de Veracruz 2014. En ausencia de estos jugadores, la selección mayor afrontó una efímera y desastrosa gira centroamericana que culminó con decepcionantes 0-4 ante una Panamá B y 0-1 ante una Guatemala en condiciones bastante similares.

Por enésima vez el sueño del aficionado futbolero cubano se viene abajo cual castillo de arena. Por enésima vez una posibilidad de oro se va por el tragante de las erráticas decisiones. ¿Qué nos queda entonces? ¿Sobre qué cimientos sustentamos el sueño de retener la Copa del Caribe y agenciarnos el boleto a Chile 2015? ¿Cómo creer que sí se puede cuando hace solo 7 años empatábamos con Panamá y vencíamos a Guatemala?

Tengamos en cuenta que, por lo que está en juego, probablemente nos enfrentemos a la Copa del Caribe más reñida de la historia. Equipos como Trinidad Tobago y Jamaica —por solo citar algunos— intentarán no prescindir de sus principales figuras, muchas de ellas, militando en algunos de los clubes más prestigiosos del viejo continente.

No quisiera dar razón a aquellos que hablan sobre una intencionalidad institucional de desdeñar al fútbol cubano por aquel asunto de "la identidad nacional", pero a quién en su sano juicio puede ocurrírsele dividir las fuerzas ante tamaña oportunidad. Como si estuviésemos sobrados de talento.

A los que solo podemos opinar, pues tomar decisiones no nos concierne, solo nos queda aferrarnos a la esperanza. Esperar que, entre el talento de quienes sí estarán, las ausencias de figuras rivales y claro, la suerte, los Leones del Caribe revaliden su título regional y consigan, a pesar de los pesares, el ansiado boleto a Chile 2015.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Leones del Caribe? Si no comen carne desde que nacieron. Fidel nunca les mando el bistec de la cuota.El Mongo

Imagen de Anónimo

Mas bien los Carneros del Caribe.Behhhhhhhhh, Behhhhhh, Behhhhhhhhh

Imagen de Robustianoellibre

los Leones del Caribe? jajajaja no me hagan reir. Si yo fuera futbolista dentro de la isla esclava me fugaba.

Imagen de Anónimo

Este artículo no es historicamente riguroso. El comentarista no menciona el hecho de que la clasificación de Cuba al mundial de 1938 se debió a que casi todos los equipos importantes del continente se retiraron del certamen. Después de que EEUU, Costa Rica, México, El Salvador  y otros del continente no asistieron, el puesto le fue conferido a Cuba. En realidad y ajustandonos a patrones de calidad futbolística, podemos decir que Cuba nunca se ha clasificado a un mundial y por supuesto, esta vez tampoco lo conseguiremos, aunque algunos de los mejores jugadores del patios no asistieran a los Juegos Centroamericanos de Veracruz.

Imagen de Anónimo

Los futbolistas piensan diferentes, lo que necesitamos son peloteros en grandes ligas, pa que manden dinero al gigolo castrista,

Imagen de Anónimo

Y ahora se llaman Leones del Caribe? Que ridículo! Ni sabemos jugar fútbol ni en Cuba ha habido nunca Leones ni la cabeza de un guanajo.

Imagen de Anónimo

esto es un soberano disparate, a la copa america del 2015 en Chile asistiran Mexico y Jamaica como invitados, a la que asistira directamente el campeon de la copa del caribe es a la copa centenario que se jugara en EEUU en el 2016.

Imagen de Anónimo

Ehhh y see sueno bobo,cuba no tiene la manor posibilidad en futbol,pq no somos buenos en ese deporte q es el mas practicado en el mundo y pq Los mejores talentos se piran al primer chance,despierta