Lunes, 16 de Julio de 2018
Última actualización: 02:47 CEST
Política

Agua al dominó

La reciente destitución del presidente del INDER parece ser la "solución" del gobierno de Raúl Castro a la crisis en el sector del deporte en la Isla. La primera señal de que "algo se barajaba" en el horizonte del INDER lo dio un escrito del subdirector del "periódico en jefe", Granma, hace algunos días atrás, cuando achacó la estampida de peloteros, y deportistas en general, cubanos al embargo.

Ya saben, el totí lo paga todo, y el papel aguanta lo que se escribe en él.

A pesar de que el béisbol no es el único deporte que enfrenta la sangría de jóvenes promesas y de grandes estrellas también, es el entretenimiento nacional, y para que no quede dudas, siempre fue el deporte que con especial atención Fidel Castro seguía de manera personal. Era su moneda de cambio izquierdo.

Los tiempos, al parecer, no han cambiado, a pesar de que ya aquel está con un pie en el más allá, escribiendo alucinaciones que algunos llaman reflexión, pero quizás con el otro pie que no está en la tumba aún pegado al freno de las "reformas" del hermano.

O suerte de ellas.

La destitución, por lo tanto, viene a cubrir un parche que ya se estaba abriendo con aquel reporte de prensa. Resulta sintomático, no obstante, que en vez de hacer los cambios que los aficionados cubanos hace rato reclaman en las calles, al punto de que hasta conocidos comentaristas en emisiones públicas han expresado sus críticas a las altas autoridades del deporte, con extensión a las del país, el gobierno castrista solo hace un cambiazo.

Recurriendo al muy popular "deporte" de barrios: solo "dándole agua" al dominó.

¿Qué se cambia con esto?

¿Es el presidente "tronado" el culpable de la política de crisis en el deporte, y el que hoy se sienta en el INDER el instrumentador del cambio?

¿O es sencillamente la curita  provisional para ocultar la herida mayor: la necesidad del cambio drástico en la política nacional del deporte?

¿Qué se espera para la "reforma"? ¿La muerte de "aquel otro"?

El INDER es la herencia del castrismo soviético, de la época en que los atletas eran la manufactura ideológica de los músculos y la voluntad, del bate, los puños y las carreras. Es parte de la herencia socialista de una Europa del Este que ya es historia, y no existe, pero que en Cuba queda como huella de una época de gloria, cuando se ganaban grandes titulares en olimpiadas y mundiales, y se daban "vivas" y "gracias" al "querido…" ya saben quién.

Esa institución también es símbolo de la hipocresía y la doble moral de un régimen que hablaba de amateurismo siendo en esencia el deporte cubano profesional, y es quizás la existencia aletargada de su estratega en jefe lo que, quizás, hace imposible el cambio radical de la política deportiva.

La afición pide que los atletas cubanos que hoy compiten en clubes y equipos de las Grandes Ligas americanas en béisbol,  o las grandes estrellas de voleibol, boxeo y tantas otras, puedan conformar los equipos nacionales y competir por Cuba, el país.

Por Cuba, la nación, no el partido, la ideología y el Gobierno.

La afición pide que se emitan los juegos donde los cubanos emigrados, escapados, exiliados, como quiera llamárseles, en las televisiones locales del país, y no tengan que estar acudiendo a ilegalidades, "paquetes" recreativos del mercado negro, o la captura de las señales satelitales para disfrutar de sus compatriotas en el mundo.

Es hora, además, de que ese instrumento de extorsión que es el INDER deje de existir, que el Estado deje de utilizar a los deportistas cubanos como soldados de un ejército ideológico, y los atletas no tengan que juramentar por nadie, darle "gracias" a ninguna comandancia, ni que la burocracia instalada en ese organismo controlador, a "sugerencia del Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros", sirva de velador de la cuenta bancaria, y del bolsillo de los atletas, de su vida personal y de su inteligencia y fe.

El deporte no es patrimonio de un gobierno, sino de un país. No es patrimonio de un partido, sino de una nación. No tiene ni puede tener ideología. Desde sus orígenes las olimpiadas, tal como Pierre de Coubertin las soñó, eran una competencia de los deportistas de todo el mundo, bajo el signo de la unión y la hermandad.

Todo lo contrario a lo que ha instrumentado el castrismo a través de su herramienta ideológica: el INDER.

La división, el etiquetado de "desertores" a los deportistas que se marchan para alcanzar una mejor vida material, y también competitiva, no es el signo soñado por Coubertin, es la marca divisoria del castrismo. Esa etiqueta tiene que desaparecer, con el borrado del INDER, y con algo más.

Las destituciones de hoy se asemejan a las tantas que se han vivido ayer, siempre. No resuelven nada, porque no son los nombres de rango menor los creadores de las crisis en el deporte. La sangría de atletas seguirá existiendo en tanto en cuanto la verdadera y única sustitución se produzca: la del que establece la política nacional deportiva, hoy Raúl Castro, ayer el otro.

Lo demás es la simple "agua al dominó" tropical, en la mesa ministerial del deporte castrista.

 


Este artículo apareció en el blog Open Cuba. Se reproduce con autorización del autor.

12 comentarios

Imagen de Anónimo

puede ser que los tiros vayan por ahi, por lo menos quieren dar una impresion de este tipo, porque becali estuvo casi sancionado por escribirse con yudocas que abandonaron...tremenda bronca con el gordo del yudo que tuvo hace unos añitos....

Imagen de Anónimo

¿Y quién va a tumbar al INDER? Porque seguro que no va a ser porque la gente lea descargas desde Ottawa

Imagen de Anónimo

No creo que la prensa, o llamada prensa del gobierno de Cuba, sea un ejemplo para que el sr Aldama se tome la atribución de criticar a otros, pero es una muy usual técnica de desviar la atención del verdadero centro del debate hablar de la pizca de arena en el ojo ajeno cuando se silencia el tronco en el propio. Típico.Por otra parte, creo el autor de este artículo no habla por ninguna parte de Cuba, sino del gobierno de Cuba, de sus gobernantes. Por 56 años esos han secuestrado el nombre de un país para sus fechorías, olvidándose otors, por conveniencia, que nunca un país y una nación es su gobierno. 

Imagen de Anónimo

Señor Aldama usted es uno de los tantos, que como señalara el finado arzobispo de Santiago de Cuba, confunde patria con ideología y nación con partido. El odio, señor, no es contra la patria sino contra quien la oprime. Parece que usted solo entiende como buen periodista el que alaba el descalabro. ¿Cuáles son los buenos periodista, los del Granma? Pocos logros había conseguido la famosa "revolución" -la minuscula no es accidental-. Una educación masiva -aunque nunca de calidad-, una atención médica para todos sus ciudadanos, pero también deficiente y unos deportista que ganaban medallas. Todos esos logros se han convertido en ruinas porque no fueron capaces de crear una economía sólida capaz de soportar toda esa superestructura. Lo paradófico en todo esto, es que ya, hasta el propio Marx lo había expresado. En conclusión, que a pesar del cacareo, ni siquiera buenos marxistas han sido.

Imagen de Anónimo

Aqui nadie ha manifestado odio contra Cuba, como dice el inteligente David Aldama, este articulo ha demostrado una gran realidad que se vive en la isla.El dictador en jefe siempre ha usado el deporte como una maquinaria ideologica que, segun el, demuestra la superioridad marxista sobre la de los paises democraticos o capitalistas...A Cuba se ama, no se odia, los horrores de los tiranos no tienen porque pagarlo los pueblos...

Imagen de Anónimo

mucho d verdad en este articulo,solo se le olvido q las personas q han desarrollado el deporte en cuba son reales q se debe al fruto del trabajo,del desarrollo del talento y a mucho esfuerzo y sacrificio,eso no se consiguio con consignas ni muelas sino a base de muchas horas d estudio de preparacion claro q el gobierno apoyo y se beneficio con la propaganda,alguien dijo q el deporte es el sustituto de la guerra,piensen tbn en las personas q participan

Imagen de Anónimo

Estimado Juan Martin Lorenzo, le felicito. Pasaras a la posteridad con estes articulo y esta frase concluyente: "Es hora,... de que ese instrumento de extorsión que es el INDER deje de existir". Apretaste amigo con estas notas, que seran de referencia nacional. Zacarias Monterrey

Imagen de Anónimo

este asrtículo es muy bueno, dice toda la verdad que pasa en ese organismo ineficiente

Imagen de Anónimo

Ustedes si defienden libertad de expresión: si no hablas mal de Fidel y Raúl no te publican, un poco injusto si no se pueden defender, no?David Aldama, de nuevo

Imagen de Anónimo

El autor de este artícyulo, junto con todos los que se publican aquí, es basatnte negativo en cuanto a las normas periodisticas, en pocas palabras, que malo son todos los que escriben aquí, olviden por un segundo ese odio que le tienen a Cuba después de 1959...sí es el mismo al que no le publicaron los comentarios el otro día, gracias por seguir sin publicarlos,David Aldama, por si necesitan los datos para la publicación jajajajaja

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.