Jueves, 29 de Septiembre de 2016
21:00 CEST.
Béisbol

Temporada de béisbol: entre paradas y ausencias

El formidable jardinero del equipo Industriales Yasmani Tomás esta vez no saldrá al campo a defender las praderas.

El fornido moreno de 23 años, seis pies y dos pulgadas del municipio San Miguel del Padrón, al suroeste de La Habana ya no recibirá atronadores aplausos por sus jonrones de espanto o sus tiros prodigiosos al home desde lo profundo del jardín derecho.

Tomás quiere otro futuro. En Cuba a lo más que podía aspirar era a jugar en una liga asiática y quizás ganar 300.000 dólares libres de impuestos, que se evaporarían en comprar un Peugeot 508 en alguna agencia automotriz habanera.

Como cientos de peloteros, prefirió saltar la cerca y jugar en el mejor béisbol del mundo. Se rumora que en el "imperio del mal" —según la prensa oficial— el portentoso jugador  podrá romper la barrera de los 80 millones de dólares en un contrato.

En esta temporada no solo falta Yasmani Tomás. A la lista de los ausentes debemos sumar otros 15 peloteros talentosos que optaron por ser dueños de su propio destino.

Los salarios de seis ceros que se pagan al otro lado del charco son una tentación. Un dulce al alcance de un niño. Precisamente, ese goteo imparable de fugas de estrellas y jóvenes talentos ha devaluado a nuestra Serie Nacional.

Las novenas de la Isla tienen alrededor de 15 peloteros menores de 23 años. La edad promedio de los 16 conjuntos ronda los 25 años. Es el torneo beisbolero de elite más joven del mundo.

Los otrora poderosos equipos de Cienfuegos o Guantánamo son hoy selecciones colmadas de peloteros imberbes. En los corrillos deportivos de la sureña provincia aún se recuerda con nostalgia aquel poderoso tándem ofensivo de Yasiel Puig y José Dariel Abreu, cuatro campañas atrás.

Los Elefantes, como casi todas las selecciones del venidero torneo nacional, están jugando con el menudo de cambio. Con jugadores que debían estar en academias puliendo defectos técnicos y ver la pelota de primer nivel desde la tele o las gradas.

El fondo de armario de la pelota cubana se vacía. Cada vez hay menos talentos. Se marchan a la primera de cambio. En la práctica, somos una sucursal de las organizaciones de Grandes Ligas.

Cuatro días antes de que arranque la temporada, los fanáticos seguían por las antenas satelitales ilegales o los "paquetes" el debut del avileño Rusney Castillo con las Medias Rojas de Boston.

Ahora mismo, a pesar del bajón cualitativo que vive la pelota en Cuba, nuestros peloteros que juegan en la MLB y otros circuitos profesionales se han revalorizado.

De poco ha servido que el régimen autorizara la contratación de peloteros  y les subiera el salario hasta 1.000 pesos mensuales, poco más de 40 dólares.

Los fanáticos lo entienden. Lo ven como una mezcla de ambición sana y libertad: probarse en el mejor circuito beisbolero del mundo y administrar sus propias finanzas.

La ausencia de tantas estrellas —incluso los cuatro que juegan en Japón no comenzarán de inicio con sus novenas— ha provocado que las expectativas de los fanáticos coticen a la baja.

Hace años que a muchos furibundos seguidores de la pelota nacional les interesa más los resultados de la MLB. Desde luego, con el paso de la temporada la afición vuelve a las gradas.

Todavía en Cuba se juega un béisbol que combina guapería barata en el terreno y entusiasmo de amateurs. Es diferente. Menos técnico y lógico que el béisbol racional y científico que se juega en la Gran Carpa.

Pero se compite a cara de perro. No roza siquiera al peor partido de Grandes Ligas, pero emocionan y son dramáticos. La próxima campaña, iniciada este domingo 21 de septiembre entre el campeón Pinar del Río y el subcampeón Matanzas, trae pocas noticias.

Una ristra de peloteros jóvenes que apuntan alto, como Robert Luis Moiran de Ciego de Ávila, Norge Luis Ruiz de Camagüey, y los habaneros Yunier Díaz y Jorge Luis Oña.  Y otras dos docenas. Pero poco más.

El calendario es un puzzle diseñado por algún desquiciado. Habrá dos paradas. Una a principios de noviembre, por los Juegos Centroamericanos en México. Otra en febrero, por la Serie del Caribe en Puerto Rico.

Ni Mandrake el mago podría poner a tono físico a un equipo de pelota donde la serie se interrumpe primero durante un mes primero y después durante 15 días.

Ya la Federación de Béisbol, en apariencia dirigida por Higinio Vélez, un auténtico hombre de paja (el real administrador es Antonio Castro, el hijo yuppie de Fidel Castro, amante de los relojes exclusivos y de jugar golf al caer  la tarde), ha dicho que esta será la última temporada con el formato de 16 equipos.

Por decimocuarta vez se cambiará el modelo de torneo. Como para volver loco a los estadísticos. Los fanáticos, por su parte, regresarán a los estadios cuando la serie suba de intensidad.

A las gradas volverán las apuestas y las cábalas sobre el tiempo que le queda en Cuba a jóvenes promesas del deporte nacional.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de andrés pascual

Lo que se desconoce en estos tiempos, porque se trata poco o nada por la crítica, es que un bigleaguer puede ser calificado como tal si extingue un mínimo de cinco años activo, hasta lograr el tiempo de retiro; si no alcanza a permanecer en GL esa cantidad, no tiene derecho al mismo, sino a una pension de alrededor de 300 dólares “humanitarios” por su estancia en las Ligas Menores del Beisbol Organizado. Por lo mismo, el calificativo de estrella es imprudente con los cubanos de nueva hornada… Hay que esperar, incluso, como decía Eladio Secades: “en los casos de reclutas, de peloteros tiernos o nuevos para una clasificación, hay que ser obligatoriamente cuidadoso en el elogio…” Ruego a Dios porque Marino Martinez, tan bruto que ni cuenta se da de los quotes que le doy al Maestro de Bohemia y El Diario de la Marina, no plagie esta otra frase y la publique como suya en el desprestigiado Nuevo Herald.

Imagen de andrés pascual

Industriales debería ser borrado de la memoria nacional por su participación en el pisoteo de la moral deportiva cubana, porque ha sido, a través de 50 años, el símbolo del arreglo con apostadores en aquella pelota corrupta: entrega de juegos, de campeonatos por la falta de valor para buscar por otros medios la vida estilo capitalista que han creido merecer, pero que el tirano nunca les prometió desde que, finales de 1961, decretó liquidado el profesionalismo. 

Imagen de andrés pascual

Cuando al pitcher Baudilio Vinént se le perdió un pullover “extranjero”, se culpo al extraordinario jugador villareño Pedro Jova como ladrón, por lo que fue suspendido con connotaciones de afectación moral…¿Quién lo acuso? ¿Quién lo vio? Entonces, durante el funeral del ex pitcher José Antonio Huelga, vieron “a alguien” con el pullover; alguien que nadie supo nunca quien fue y se duda que existiera en realidad…Por que le hicieron eso a Jova? Sin respuestas.En 1989 al catcher pinareño Juan Castro García y al outfielder también vueltabajero Luis Giraldo Casanova, a quienes les quedaban anos de juego estelar, los “invitaron” al retiro. Casanova regreso cuando la crisis de los noventas, que muchos peloteros decidían retirarse para jugar béisbol semiprofesional en Japón, Colombia…Casanova fue de esos jugadores que, como Cheíto, nunca apareció retratado al lado del dictador en fotos. A Juan Castro lo cortaron como coach del equipo Cuba en Taiwán el año pasado en pleno aeropuerto, acción que le origino un infarto al miocardio y esa fue la justificación que le dieron al pueblo del corte del equipo técnico del ex receptor.

Imagen de andrés pascual

¿Por qué no se puede mejorar la pelota castrista? Porque la tiranía no lo permitiría, no le interesa, que por algo llevan 52 años esperando el final de lo que ya está en estertores.

Porque esa labor de bárbaros de mala intención más que estúpidos, provocó que no haya suficientes jugadores para hacer un campeonato prestigioso y eso se llama “no existe la cantera”, en un país que fue la potencia regional de este deporte, porque tenía 5 grandes campeonatos amateurs de donde salían los equipos Cuba sin ninguna participación de profesionales en las selecciones, una liga invernal de 4 equipos profesionales, que mayoreó el evento de la categoría conocido como Serie del Caribe y, desde 1943, un campeonato juvenil zonal que, hasta 1960, fluctuó entre 150-180 equipos, además de 3 campeonatos infantiles con los Cubanitos de los Cubans Sugar Kings como últimos en incorporarse al desarrollo nacional desde 1956.

Como ayuda al desarrollo general de este deporte, los campeonatos municipales de invierno, donde actuaban profesionales de ligas menores al lado de amateurs de clase y prestigio, que iniciaban la experiencia de juego profesional de los jóvenes de los municipios que integraban aquellas gratamente recordadas novenas.

Imagen de Anónimo

Y que Carlos Tabares, un mediocre que jamas jugaria grandes ligas, se atreva a decir que los altos contratos sean para "insitar a las desersiones". Para ser estupido solo hay que saber hablar o escribir, y puede que ni tanto. Debe estar pasando un hambre y una envidia el tal Tabares, que ya lo veremos detras de los peloteros cubanos de aqui algun dia, pidiendo de lismona que le paguen una cerveza. Nunca me engañó ese chivatiente.

Imagen de Anónimo

La verdad es que la revolución -o como quieran llamarle a eso que tenemos por más de medio siglo- en el plano económico no produjo nada que señalar pero en la cultura, el deporte y la educación tuvo algunos aciertos, pero todo eso se ha venido al suelo estrepitosamente. ¿Qué queda? Nada, la ruina de una utopia. Un retroceso de más de medio siglo que no puede ser compensado por nada positivo. De la revolución, y parodiando al gran chileno, se puede decir: "todo en ti fue naufragio". 

Imagen de Anónimo

Segun un articulo en cubadebate este weekend, los peloteros no se van por su propia, los secuestran, extorsionan y los amenazan de muerte a ellos y a sus familiares. 

Saludos, Luis

Imagen de Anónimo

 Ivan,.. escribes bien,.. pero, compadre,... se te sale el fanatismo industrialista en grande,...el Yasmani tomas es bueno, pero..... mejores que el.., hay muchos, ..lo que resulta llamativo es.. que le hagan un contrato tan explosivo...., inspira a sospechar que.... hay muchos intereses escondidos,.... no queremos especular.

tenemos que informarles, que.... ante la pacividad de la disidencia y el exilio,... hemos tenido que hacer un trabajo enorme en el estudio y propuesta( en su momento) de como debe ser constituida la estructura del beisbol profesional en una Cuba libre y democratica.... insertada en la extructura del beisbol internacional actual, cuantos equipos, la contratación de extrajeros,los equipamientos por actividades , las inversiones e infraestructuras , los dueños y sus facultades, el sistema tributario en funcion del desarrollo del deporte en la isla, la actuacion y el desarrollo de los medios, la atencion y los deberes y derechos de los deportistas y la fanaticada,...y.. otros muchos aspectos,... que seran extendidos a los diferentes deportes,.. sus ligas y eventos dentro de Cuba........esto lo hemos tratado de hacer varias veces en Cuba, pero es tanto el bloqueo y la persecusion a los democratas,.. que va resultando muy positivo organizarlo desde el exterior,.. en su momento se lo presentaremos y lo discutiremos con las diferentes posiciones políticas... en... Cuba y el exilio. CENTRO DERECHA CUBANA