Jueves, 14 de Diciembre de 2017
14:04 CET.
Béisbol

Empezar a olvidar... por si acaso

"Se quedó Pacheco", así, sin preámbulo, a rajatabla, me soltó la noticia un amigo el domingo.

Para quienes cuentan con acceso a internet no es novedad, pero a mí me dejó boquabierta. ¿Se quedó el capitán de capitanes del equipo cubano de béisbol durante años? Pacheco rehusó a numerosas ofertas para jugar en las Grandes Ligas, cuando estaba en la cúspide de su carrera porque, según afirmó en una entrevista concedida en 2009 a Joel García, "vengo de una familia muy humilde, de un padre muy sacrificado, que me dieron una formación donde lo principal siempre fue el amor a la patria, el amor a su familia, a sus amigos". ¿Puede creerse que ahora haya "desertado"?

Como mi amigo no leyó la noticia, sino que se enteró como nos enteramos los cubanos de muchas cosas —por los rumores que la gente circula—, decidí no creerle.  Nadie más en mi barrio ni en la calle comentaba la supuesta novedad, y el lunes estaba casi segura de su falsedad. Sin embargo, un pequeño detalle durante el último partido del tope Cuba-EEUU transmitido por el canal Tele Rebelde me hizo sospechar por primera vez que sí, en efecto, Antonio Pacheco se había quedado.

En un momento del choque, a raíz de la presencia en el estadio de un otrora estelar segunda base de nuestro béisbol, nuestros narradores deportivos  mencionaron a otros grandes jugadores de esa posición en la pelota cubana, incluyendo a Alfonso Urquiola, Rey Vicente Anglada, Juan Padilla, etc. ¿Y quién estuvo ausente en ese pase de lista? Pacheco, que tuvo un alto promedio defensivo de 977 a lo largo de su carrera, con solo 205 errores, y fue uno de los líderes en hits, dobles, carreras anotadas e impulsadas y promedio en la historia de nuestro béisbol, con un average de 334. (Si el magnífico Juan Padilla no integró más veces el equipo Cuba, fue justamente porque existía un jugador llamado Antonio Pacheco.)

¿Fue casualidad la omisión de su nombre? Es posible. A cualquier escribano se le va un borrón, incluso uno del tamaño de Antonio Pacheco. La veracidad de la noticia aún no estaba del todo clara el martes cuando revisé internet, a pesar de varios artículos (de algunos solo puede leer los titulares) que lo confirmaban. Un artículo publicado en Cubasí, firmado por Joel García, afirmaba que todo era un intento de desmoralizar a la Revolución cuando solo se trataba de un cubano que, tras concluir su contrato "público y legal" en Canadá, decidía trabajar fuera de Cuba. Esto, como afirmaba el periodista, era completamente legal, teniendo en cuenta las más recientes políticas migratorias aplicadas en nuestro país.

Pero por si acaso, nuestros narradores deportivos empiezan a "olvidar" el nombre de Pacheco, de la misma forma que ha ocurrido con El Duque Hernández, Kendry Morales y otros, de los que únicamente sabemos gracias a internet y al cable. El olvido más largo, comienza con la primera omisión. Un par de años atrás, esa política parecía haber cambiado, cuando viajó a Cuba el estelar pitcher pinareño José Ariel Contreras y, parte del resultado de una conversación que sostuviera con un periodista oficial, fue publicada en nuestra prensa. Sin embargo, ahora la omisión del nombre de Pacheco entre los mejores segundas bases de nuestro béisbol nos devuelve a la realidad.

Duele pensar que en el futuro, si el béisbol no ha sido completamente desplazado por el fútbol en la preferencia de los más jóvenes, estos desconozcan el nombre de Antonio Pacheco, el gran pelotero y director técnico (campeón, al frente de Santiago de Cuba, en 2005, 2007 y 2008), solo porque él dejó de ser políticamente correcto.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

joel garcia el seudoperiodista de cubasi  es un tipejo que lo botaron de la contrainteligencia militar porque lo cojieron robandose la comida de un companero ..entonces se fue a hacer periodismo ratero 

Imagen de Anónimo

Para anónimo de las 9.55pm, el libro de Orwell es 1984, no 1986.

Imagen de Anónimo

las oportunidades no se dan dos veces pero como dise el dicho mas vale tarde que nunca. y se las dejo en los cayos jajajaja

Imagen de Anónimo

A mi no me crean, pero dice Fidel en una reflexión que está preparando, que Pacheco fue quien le sacó un ojo a Padilla.

Imagen de Anónimo

Yusimi, se llama vaporizar, leete 1986 de G. Orwell, asi es empiezan por borrar toda tu info, al final nunca exististe claro pa ellos na ma, OK?

Imagen de Anónimo

Aqui vivira mejor, cojiendo Welfare que en Cuba, con el retiro que no alcanza ni para la Chispa, lo unico que aqui el Companero Fidel no existe, y a lo mejor, lo echa de menos!!! Pues los Revolucionarios, extranan a sus Camaradas!!!

Imagen de javier monzon velazques

Si de veras se salio del sistema, Pacheco pasa a ser una "no persona.

Imagen de Anónimo

 Vivo en Tampa adonde Antonio Pacheco vive ahora junto a su esposa y ya se comenta visita lugares donde ha dado autografos y se reune con ex-peloteros cubanos. La semana pasada hasta una exhibicion hubo en un parque entre regueton y mucha cerveza. La fiesta continua.

Imagen de Anónimo

Posiblemente el autor de este intento de post no sabe que antes de Castro tambien hubo baseball y el no menciona a ninguno de ellos,  el seguramente no sabe que la Plaza de Rev. se llamaba Plaza Civica y construida antes de la dictadura,  y con relacion con Pacheco y que era humilde,  so what ?  Tony Perez salio de un central en Camaguey y jugo Grandes Ligas y hoy  es Hall of Fame.   Pacheco fue uno de los instrumentos usados por el dictador mayor pero como ya no es util o no sale su nombre en la prensa, esta rebuscando glorias perdidas y monetarias tambien.  

Imagen de Anónimo

el "calor del pueblo" no se come.