Béisbol: Serie Nacional

Pinar del Río apalea a Matanzas 12-5 y empata la final 1-1

El pitcher de 18 años Vladimir Gutiérrez trabaja seis entradas sin permitir carreras y se apunta la victoria.

Pinar del Río apaleó este miércoles 12-5 a Matanzas en el segundo partido de la gran final del Campeonato Cubano de béisbol, y logró empatar 1-1 la serie por la corona, pactada al mejor de siete.

Los vueltabajeros tuvieron en su ofensiva y en el relevo del derecho Vladimir Gutiérrez sus puntos para someter a la escuadra matancera, que sufrió su primera derrota como local en la postemporada (antes de este partido ostentaba balance de 3-0), reporta la agencia estatal Prensa Latina.

El triunfo pinareño comenzó cuesta arriba desde el primer inning, cuando Matanzas fabricó racimo de cinco carreras con cinco hits y explotó al zurdo Julio Alfredo Martínez, la carta escogida por el mentor Alfonso Urquiola para iniciar el duelo.

El balde de agua fría congeló los ánimos de la comisión de embullo de Pinar, situada sobre el banco de primera base del estadio Victoria de Girón matancero, y sugirió una segunda victoria matancera, con la cual el playoff quedaría encarrilado para los discípulos de Víctor Mesa.

Sin embargo, Pinar mostró toda su ambición y reaccionó de inmediato con un enorme rally de siete carreras en la parte alta del segundo episodio, inaugurado por jonrón en solitario del inicialista William Saavedra y coronado por el jardinero central Giorvis Duvergel, con enorme cuadrangular con las bases llenas, por encima de las bardas del jardín derecho.

Hasta ahí el desafío era todo locura. Un total de 12 carreras en solo entrada y media, además de seis lanzadores utilizados entre ambos conjuntos y casi una hora de juego solo en ese lapso.

Pinar del Río encontró la ruta de la tranquilidad con la llegada al montículo en el final del segundo inning de Vladimir Gutiérrez, un prospecto de enormes proyecciones y apenas 18 años.

Gutiérrez realizó un relevo excepcional, el más importante de su corta carrera deportiva. En total, el diestro pinareño trabajó seis entradas completas, en las que propinó cuatro ponches, regaló tres boletos y le dispararon tres hits, sin admitir carreras enemigas.

Vale resaltar el soporte defensivo que recibió en la parte baja del sexto inning, cuando el torpedero Luis Alberto Valdés engarzó —con las bases llenas— un potente rodado por encima de segunda base del inicialista rival Eriel Sánchez, para completar el cero en ese capítulo.

Pinar había encauzado la victoria en la quinta entrada con rally de cuatro carreras, protagonizado por el patrullero izquierdo Andrés Quiala, quien remolcó tres compañeros para el plato con doblete a lo profundo de las praderas derecha y central.

El resultado final 12-5 permitió a Gutiérrez acreditarse la victoria, su primera en fases de playoffs, mientras el segundo relevista matancero, el derecho Lázaro Blanco cargó con el revés.

Gutiérrez, uno de los héroes del encuentro, consolidó su candidatura a novato del año, distinción que pelea con el zurdo Cionel Pérez, abridor de este partido por Matanzas.

El mejor bateador del duelo fue Duvergel, al ligar par de sencillos y un jonrón en cinco veces al bate, con cinco carreras impulsadas y dos anotadas.

A modo de curiosidad, Víctor Mesa utilizó la inaudita cantidad de 12 lanzadores en las nueve entradas, récord para un partido en campeonatos cubanos de béisbol.

Ahora, con la serie empatada a una victoria por bando, Matanzas visitará tierras pinareñas desde el próximo viernes para dirimir el tercer, cuarto y quinto partidos, en el parque Capitán San Luis vueltabajero.

Los presuntos abridores del tercer choque son el derecho Vladimir Baños, por Pinar, y el zurdo Yoanni Yera, por Matanzas.