Béisbol: Serie Nacional

La final arranca con victoria 5-3 de Matanzas

Matanzas salió delante en la final del 53 Campeonato Cubano de béisbol, al doblegar este lunes 5-3 a Pinar del Río en el primer partido del playoff por el título, informa la prensa oficial de la Isla.

Ante miles de fanáticos congregados en el estadio matancero Victoria de Girón, los discípulos de Víctor Mesa lograron derrotar al derecho Yosvani Torres, principal lanzador de sus enemigos, reportó la agencia estatal Prensa Latina.

Matanzas tomó el control del partido desde el capítulo inicial, gracias al jardinero Ariel Sánchez, quien sacudió un jonrón en solitario por encima de las bardas de la pradera izquierda.

Un inning más tarde, en el segundo, los dueños de casa ampliaron la ventaja con dos anotaciones, la primera remolcada por Raúl González y la segunda a la cuenta del jardinero Guillermo Heredia.

La presencia de Torres en el montículo no amilanó a los matanceros, que volvieron a la carga en el cuarto episodio y fabricaron la cuarta carrera, impulsada por González, su segunda en el choque, en ambos casos con mansos rodados dirigidos hacia el campo corto.

Con ventaja 4-0 en el pizarrón de Victoria de Girón todo parecía indicar que el triunfo llegaría sin muchos contratiempos, sin embargo Pinar consiguió pegarse en el marcador en el principio del quinto.

Los pinareños silenciaron a los aficionados locales con tres carreras en esa entrada, en las que influyeron doblete del inicialista William Saavedra, sencillo impulsor del máscara Lorenzo Quintana y doblete del torpedero David Castillo, que coronó el rally.

De paso lograron la explosión del abridor matancero Yoanni Yera, líder del staff y máximo ganador del equipo en la temporada, con 10 triunfos, amén de poner el choque 4-3.

A partir de ese momento los lanzadores tomaron los galones del partido y comenzaron a colgar cero tras cero hasta el final del octavo inning, cuando Matanzas marcó la quinta carrera, impulsada por Heredia.

Del resto se encargó el taponero estrella de Matanzas, el diestro Félix Fuentes, quien trabajó de 1-2-3 el noveno capítulo y se apuntó su cuarto rescate en la postemporada, el 15 en toda la Serie, aunque Pinar amenazó seriamente antes de caer (colocó corredores en primera y tercera bases con dos outs).

El crédito de la victoria correspondió al relevista derecho Lázaro Blanco, mientras Torres cargó con el revés, el cuarto de la temporada, frente a 17 victorias.

Heredia, con tres sencillos y dos impulsadas, fue el mejor hombre por los ganadores, mientras Quintana fue el más destacado por los perdedores, con par de sencillos, una empujada y dos anotadas.

"Salimos a pelear, estudiamos mucho al rival. Me preparé bien para afrontar todos mis turnos al bate, merecimos la victoria", declaró Heredia minutos después de finalizado el partido.

Este martes se disputará el segundo partido de la final, en el mismo escenario. Los abridores son una incógnita pues los mentores de ambos equipos evitaron declararlos.

La última vez que Matanzas se tituló campeón de Cuba fue en 1991, aunque entonces con el nombre de Henequeneros, un equipo repleto de estrellas y comandado por el zurdo Jorge Luis Valdés, segundo lanzador con más victorias en campeonatos cubanos (234).

Pinar conquistó su último cetro en 2011, bajo la batuta de Alfonso Urquiola, quien volvió este año a tomar las riendas de la novena occidental.