Béisbol: Grandes Ligas

José Fernández receta nueve ponches y los Marlins ganan 10-1 a los Rockies

José Dariel Abreu batea de 4-2 en su debut con los Medias Blancas.

El cubano José Fernández estuvo igual de dominante que el año pasado y la ofensiva de los Marlins dio muestras de mejora al derrotar este lunes por paliza 10-1 a los Rockies de Colorado, reporta la AP.

Fernández recetó nueve ponches y toleró una carrera en seis innings, mientras que Marcell Ozuna sacudió un jonrón y Casey McGehee remolcó cuatro carreras con dos dobles para la victoria de Miami.

Con un lleno de 37.116 aficionados, el Marlins Park de Miami tuvo su mejor concurrencia desde su apertura hace dos años.

Fernández, de 21 años y el abridor más precoz en la Liga Nacional desde Dwight Gooden en 1986, lanzó de la misma magistral manera de su campaña de 2013, en la que tuvo marca de 12-6 y fue consagrado Novato del Año.

Sus nueve ponches igualaron el récord de Josh Beckett para un juego de la primera jornada. Tiró 73 strikes con 21 bolas.

Entre los presentes estaba la abuela de Fernández, Olga, quien reside en Cuba. Pudo verlo lanzar por primera vez desde que el joven escapó de la Isla, con 15 años de edad.

Su nieto ahora tiene marca de 10-0 en 16 aperturas con los Marlins, y efectividad de 1.21.

Lo distinto de esta apertura fue el grado de respaldo en bateo de los Marlins, que el año pasado quedaron últimos en casi todos los rubros ofensivos. Miami pegó 14 hits y alcanzó las 10 carreras, algo que solo logró cuatro veces en 2013.

El venezolano Carlos González pegó un descomunal jonrón en el sexto por los Rockies. El mexicano Jorge De La Rosa (0-1) toleró cinco carreras en cuatro innings y un tercio en su primera apertura en un juego inaugural.

Por los Rockies, el venezolano Carlos González de 4-2, una anotada y remolcada. El dominicano Wilín Rosario de 3-1.

Por los Marlins, el dominicano Marcell Ozuna de 4-3, dos anotadas y una empujada. El cubano Adeiny Hechavarría de 4-3, dos anotadas y una impulsada.

José Abreu debuta bateando de 4-2

En Chicago, el jardinero izquierdo dominicano Alejandro Aza y el primera base novato cubano José Dariel Abreu se combinaron para producir cuatro carreras impulsadas y tres anotadas que ayudaron a los Medias Blancas a ganar 5-3 a los Mellizos de Minnesota en el partido inaugural de ambos equipos dentro de la competición de la Liga Americana, reporta EFE.

Los Medias Blancas comenzaron la nueva temporada con una victoria después de que el año pasado perdieran 99 juegos y quedaran fuera de la fase final.

Aza, que se fue 4-2, pegó un par de jonrones, impulsó tres carreras y piso dos veces la registradora.

El toletero dominicano conectó un jonrón solitario con batazo que se fue por la pared del jardín derecho en la parte baja de la sexta entrada y dio a los Medias Blancas la ventaja parcial de 5-2.

Aza es el primer jugador de los Medias Blancas que pega dos jonrones en el partido inaugural disputado en su campo desde 1960, cuando lo hizo el cubano Minnie Miñoso, que bateó contra los Atléticos de Kansas City.

Por su parte, Abreu, en su debut en las mayores, también estuvo activo con el bate al irse de 4-2, anotación e impulsada después de pegar un doblete.

El bateo oportuno dio la ayuda necesaria al abridor Chris Sale (1-0), que logró el triunfo después de lanzar siete entradas y un tercio en las que espació cinco imparables con tres carreras limpias permitidas, dio una base por bolas y abanicó a ocho bateadores rivales.

Matt Lindstrom trabajó el noveno episodio y aseguró la victoria.

El primera base Paul Konerko recibió una gran ovación por parte de los 37.422 espectadores de los Medias Blancas que acudieron a presenciar el partido inaugural.

Aunque no jugó, el veterano pelotero podría haber estado por última vez en un partido inaugural de los Medias Blancas, ya que todo parece indicar que la próxima temporada, Konerko, de 38 años, 18 en las Grandes Ligas con Chicago, se retirará.

La derrota fue para el abridor Ricky Nolasco (0-1) que aguantó seis entradas en el montículo y fue castigado con 10 imparables y cinco carreras limpias, dio dos bases por bolas y abanicó a cuatro bateadores rivales.